martes, 1 de febrero de 2011

Medvédev presenta en Davos el programa para modernizar la economía de Rusia

María Selivánova (RIA NOVOSTI)

El 26 de enero, el presidente ruso, Dmitri Medvédev, presentó en el Foro Económico Mundial de Davos las diez direcciones fundamentales para modernizar la economía de su país.

El objetivo del presidente en su discurso, fue persuadir a los empresarios occidentales sobre las ventajas de inversión en la economía rusa.

Estaba previsto que Dmitri Medvédev sería el principal ponente en la inauguración y luego participaría en varias mesas redondas. Pero debido al reciente atentado terrorista perpetrado en el aeropuerto moscovita de Domodédovo, el mandatario redujo su participación en el Foro a unas horas: inmediatamente después de su discurso, Medvédev regresó a Moscú.

La mayor parte del discurso, Medvédev lo dedicó a la situación en Rusia. “Efectivamente, Rusia, afronta ciertas dificultades en sus esfuerzos para consolidar un estado de derecho y una economía eficiente, -confesó el Jefe de Estado- Estamos realizando cambios importantes y, continuamos avanzando”, subrayó.

Estímulos fiscales

Los diez puntos para la modernización formuladas por Medvédev en Davos constituyen una invitación a los inversores a avanzar juntos. El presidente presentó las nuevas posibilidades que brindará el gobierno al capital extranjero para hacer negocios con éxito en Rusia.

Se trata de un programa para la privatización a una escala sin precedentes, de las grandes empresas estatales del sector financiero y energético, y, asimismo, de los activos de infraestructura.

“Se venderán paquetes minoritarios de acciones y se captarán nuevas inversiones de cartera pero las empresas seguirán gestionándose igual, - explica la economista jefe del banco ruso Alfa-bank, Natalia Orlova. – Es decir, la privatización no significará que la estructura de la economía o la actuación de los principales jugadores cambie”. De esta manera, se atraerán los inversores extranjeros pero el estado no sólo mantendrá su función reguladora sino seguirá siendo un agente importante de la economía.

La creación de un fondo soberano especial permitirá disminuir los riesgos de inversores extranjeros. El funcionamiento del mismo será la inversión conjunta estatal y privada. Los recursos del fondo serán destinados a la financiación de los proyectos de empresas rusas durante diez años, destacó el periódico ruso Védomosti.

El capital inicial del fondo ascenderá a unos 20 mil millones de rublos (500 millones de euros). Se prevé que con el tiempo la participación de las inversiones privadas superará considerablemente la estatal.

Rusia no establecerá impuestos adicionales para el sector financiero lo que debe contribuir a que Moscú se convierta en un centro financiero internacional.

Mediante el decreto del 1 de enero de 2011 fue cancelado el impuesto sobre las ganancias obtenidas en la venta de títulos de valores lo que representa un estímulo más para invertir en Rusia.

La economía rusa necesita inversiones extranjeras. Aunque el atractivo sistema fiscal es capaz de atraer no sólo inversiones directas (en la producción, por ejemplo) sino también el capital especulativo en el mercado de valores.

Importación de tecnología es indispensable

A los posibles inversores les interesará la perspectiva de participar en un mercado único desde el Atlántico hasta el Pacífico con reglas de funcionamiento únicas y transparentes. Con este objetivo Rusia planea ingresar próximamente en la Organización Mundial del Comercio (OMC) y, posteriormente, en la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), anunció el presidente ruso.

El clima más favorable será creado para las empresas de innovación e inversiones de riesgo. El proyecto más importante en este ámbito será el centro ruso de innovaciones “Skólkovo”. “Estoy seguro de que podemos esperar que en los próximos años en Rusia aparezcan unas nuevas marcas globales” , dijo Medvédev.

La captura de inversiones extranjeras tiene que ir acompañada del proceso de transferencia de tecnología.

Los proyectos destinados a incrementar la eficiencia y seguridad energéticas serán la fuerza motriz de las innovaciones, y es en este ámbito donde el presidente ruso cuenta con la cooperación global.

Un ejemplo de tal cooperación es el acuerdo entre la petrolera rusa Rosneft y la británica British Petroleum. “Las petroleras rusas a raíz de la inestabilidad y reparto de propiedad en los noventa, desaprovecharon casi diez años de la revolución tecnológica que tuvo lugar en el campo de la extracción de petróleo, - explica el experto de la Escuela Superior de Economía, Valeri Mirónov. – Ahora para los trabajos en la plataforma continental, de taladrado profundo se ven obligados a atraer las empresas extranjeras”.

La implantación de Internet de banda ancha en todo el país abrirá nuevos horizontes para el negocio. La posibilidad de utilizar los servicios de la red hará más eficaz la comunicación con las instituciones estatales y supondrá un obstáculo para la corrupción, espera el jefe de Estado.

La modernización es imposible sin mejorar la infraestructura, ya que es una condición indispensable para los inversores. La infraestructura tiene que ser cómoda tanto para la población como para el negocio. Un estímulo adicional para el desarrollo en este ámbito serán, entre otro, los grandes eventos deportivos: los Juegos Olímpicos en Sochi de 2014 y el Mundial de fútbol en 2018.

En busca de profesionales

El nivel de la preparación profesional es decisivo a la hora de captar inversiones. Para atraer a los profesionales extranjeros fueron simplificados los trámites migratorios en el país. Además, Rusia está dispuesta a reconocer sus títulos y grados académicos unilateralmente. Para aumentar el nivel de la preparación de los funcionarios rusos el gobierno está dispuesto a enviarles a los mejores centros educativos del mundo.

Al respecto, Mirónov teme que las inversiones en el incremento del nivel educativo, por lo contrario, llegue a potenciar la “fuga de cerebros” del país. “Para que las personas capacitadas hagan negocios en Rusia en vez de irse al extranjero después de haber recibido una educación gratuita hace falta simplificar el sistema burocrático”, - aseguró.

El riesgo de la fuga de cerebros sigue siendo alto. “Los países desarrollados intentan aumentar la exportación de productos industriales, crece la demanda de los profesionales de ingeniería. Existen muchas investigaciones que ponen de manifiesto que durante los próximos cincuenta años, mientras estos países consoliden un sistema de preparación de tales profesionales, contratarán a los ingenieros de Rusia, India y China”, indicó Mirónov.

Hace falta una estrategia

Los expertos dicen que de los objetivos inscritos en la modernización son correctas pero no son nuevas. “Estos puntos pasan de un discurso a otro sin que se quede claro cómo se ejecutan ni cómo el gobierno concibe la estructura del proceso global, el programa de la realización de los proyectos anunciados”, - comentó Valeri Mirónov.

Para disipar el ambiente de incertidumbre hace falta explicar como se desarrollará el país, tiene que haber una estrategia, no sólo los proyectos. Por ahora estos pasos se presentan como caóticos y desordenados”, subrayó.

“Los objetivos suenan bien, pero no está claro hasta qué punto son aplicables al clima inversionista en la Rusia de hoy, - comenta Natalia Orlova. Además, del programa presentado no se deduce que la economía rusa será más competitiva. “Sin que aumente la competitividad es difícil imaginar que todos los mecanismos propuestos funcionen”, cree Orlova.

La analista de la empresa multinacional de auditoría y servicios profesionales BDO Elena Matrósova propone utilizar la experiencia de los países que habían llevado a cabo la modernización económica con éxito. “No es una invención rusa, todas las “recetas” ya están escritas”.

Después de la Segunda Guerra Mundial Japón, Alemania, Gran Bretaña, Estados Unidos y China tuvieron que modernizar sus economías. Quizás merezca la pena aprovechar sus estrategias de modernización ya que ahora es esto lo que urge para sustituir los planes que vienen repitiéndose con diferentes palabras desde hace varios años.

Fuente foto: Dmitri Astakhov - RIA NOVOSTI

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.