jueves, 31 de marzo de 2011

Argentina: Buscan exterminar completamente los prostíbulos

TUCUMAN NOTICIAS

Desde el Gobierno de la Nación estudian introducir modificaciones en los artículos de la Ley de Trata de Personas para quebrantar el negocio de los burdeles. Susana Trimarco se reunió con la ministra Nilda Garre para analizar la iniciativa.

Hace un tiempo que el Ejecutivo Nacional estudia la posibilidad de producir algunas modificaciones a la actual Ley de Trata de Personas, con el objetivo de logar erradicar totalmente los prostíbulos en todo el país. Así lo confirmó Susana Trimarco, madre de María de los Ángeles Verón y presidenta de la Fundación que lleva ese nombre, quien se encuentra participando activamente en esta iniciativa, en conjunto con la ministra de Seguridad Nilda Garre, entre otras autoridades de la Nación.

“Yo estuve reunida con la ministra Nilda Garre y la idea fue de ella y de algunos senadores y diputados nacionales para mejorar la ley de trata de personas y algunos puntos que podían ser modificados. Esto es un avance para la sociedad y principalmente para las mujeres”, manifestó Trimarco.

Asimismo, enfatizó que “los prostíbulos están prohibidos en la Argentina pero sin embargo estos delincuentes se ingenian para poder ponerlos activos como lo hacen actualmente”. No obstante, advirtió: “A mi me llena de fuerza todo esto ya que mi lucha es esta. Día a día voy luchando por encontrar a Marita y a través de ello, voy encontrando a todas estas chicas”. Según explicó la abogada de la Fundación María de los Ángeles, María Rosa Ponce, en Argentina “tenemos una ley vigente del año 1937 y 1939, que es la 12.331, la ley de profilaxis”.

“Una ley nacional, por la cual se prohíbe las casa de citas y el prostíbulo”, comentó en diálogo con el noticiero de Canal 10, TV Prensa. Ante la común falta de conocimiento respecto a este tema, la doctora dejó en claro la diferencia que existe entre el prostíbulo y la prostitución ante la justicia.

“El prostíbulo es un lugar que esta prohibido por esta ley, que en su artículo 15 y 17 prevé multas, cierres definitivos y privativa de la libertad para quien regentee y explote estos lugares”, comentó. Mientras que por el contrario, en Argentina “la prostitución es una actividad que es lícita”, pero “siempre y cuando sea desarrollada por la propia voluntad de la persona, mayor de edad, que quiera hacerlo”.

Asimismo, explicó que “el proxeneta es el delincuente en este triángulo entre prostíbulo, prostituta y prostituidor”. “El que comete el delito cierto es el proxeneta, porque la ley castiga a quien se beneficia de la prostitución ajena. Si yo tengo un beneficio de la prostitución de otra persona, estoy cometiendo un delito, pero si yo brindo mi propia prostitución y cobro por eso, no estoy cometiendo delito”, agregó.

Pese a esta ley, muchos son los lugares que a lo largo y a lo ancho del país funcionan como burdeles y ofrecen este tipo de servicio sexual. Y frente a la pregunta de cómo estos lugares consiguen el permiso para funcionar, Ponce precisó que “están habilitados por autoridades municipales que habilitan bajo otro tipo de nombres como: bares, whiskerias, spa, saunas, en fin. Hay otras denominaciones de fantasía, con las que las autoridades municipales autoriza.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.