martes, 22 de marzo de 2011

Argentina: Sergio Martínez sobre la denuncia contra Xstrata y Yamana Gold por impacto en glaciares

BIODIVERSIDADLA

El 18 de febrero el Centro de Derechos Humanos y Ambiente (CEDHA) publica el informe "Impacto en Glaciares de Roca y Ambientes Periglacial de los Proyectos Mineros Filo Colorado (Xstrata) y Agua Rica (Yamana Gold)". La Asamblea El Algarrobo advierte desde Andalgalá, Catamarca, que "se ve claramente cómo estas empresas y el Gobierno hacen la vista gorda a la destrucción de estos lugares".

Entrevista a Sergio Martínez (48), empleado público y activista de El Algarrobo.

P: Un juez federal suspendió la aplicación de la ley nacional de glaciares en San Juan, que ya cuenta con una norma propia sobre el tema. ¿Cuál es la situación en Catamarca? La investigación del CEDHA destaca la existencia de al menos treinta y cuatro glaciares de roca a no más de 20 kilómetros de las zonas de obra de Filo Colorado y Agua Rica.

R: Nosotros ya veníamos denunciando la existencia de los glaciares, por eso hemos presionado para que no se sancione una ley provincial de presupuestos mínimos por debajo de lo que establecía la ley nacional. Advertimos a la gente del CEDHA de la existencia de estos glaciares, inclusive les enviamos material que tiene que ver con el informe de impacto ambiental presentado por Agua Rica: ellos mismos, en alguna parte del proyecto, hablan de la existencia de los glaciares. Pero el mismo Estado hace la vista gorda; tanto el Estado provincial como el Gobierno nacional no quieren llevar a cabo ningún inventario. El caso más grave que tenemos es Filo Colorado, propiedad de Xstrata. Nuestra carta orgánica municipal declara a los Nevados del Aconquija santuario de la naturaleza. Estas empresas no tendrían que estar acá.

P: El emprendimiento de Yamana Gold, Agua Rica, prevé la operación, a partir del año 2012, de un mina de cobre, molibdeno y oro. Las actividades más cuestionadas por el informe son, sin embargo, las que realizó Xstrata en Filo Colorado. ¿Qué información tienen de ese proyecto?

R: Hemos pedido información tanto al Intendente como a la secretaría de Minería, como al Concejo Deliberante. Nunca hemos podido acceder a información concreta, pero sí sabemos, a partir de la existencia de este informe, de la pretensión de explotar esta mina que es altamente peligrosa, mucho más que Agua Rica, porque allí existe uranio. Lo que queremos evitar es la contaminación de nuestras fuentes de agua y la radioactividad presente en esa montaña, que está quieta. No queremos que nadie asiente un dedo en ella.

P: Xstrata señala que las operaciones en Filo Colorado formaron parte de un programa de exploración que concluyó en 2007, que desde entonces no ha desarrollado más trabajos relacionados y que tampoco tiene planes inmediatos de reanudar las actividades en ese lugar.

R: Esa es información que tendría que transparentar el Gobierno. Esto no es así: los vecinos de Santa María nos comentan que hay movimiento de máquinas por el otro lado de la montaña. Por imágenes satelitales se puede ver claramente la existencia de caminos en todo lo que es la cuenca de Filo Colorado, casualmente, donde están los glaciares. Estos gobiernos están ocultando toda esa información; a los vecinos de Andalgalá nos vienen desacreditando permanentemente en esta lucha que venimos llevando a cabo. Tenemos ahora el informe del CEDHA, existe la ley de glaciares. Esperemos que sea aplicable y que los secretarios de Minería de las provincias no hagan más lobby para tumbar esta ley que tanto sacrificio costó.

P: Catamarca es una provincia donde las asambleas mantienen activa la discusión en torno a la extracción de minerales. ¿Qué resultados políticos esperás para las elecciones del 13 de marzo? ¿Qué puede ocurrir en la provincia y, en particular, en los distritos mineros?

R: Creo que hay un gran silenciamiento de estas asambleas, una invisibilización premeditada de todo lo que significan las luchas de los vecinos. Serán unas elecciones más; acá se eligen autoridades. Distinto sería que se convoque a un plebiscito por el sí o no a la minería. Las elecciones no significan nada, en tanto y en cuanto quienes asuman como nuevas autoridades no transparenten y pongan freno a esta locura. Son unas elecciones más donde participan todos los partidos políticos que han venido destruyendo a los pueblos cordilleranos con esta actividad. Los vecinos de Andalgalá, Belén y Santa María van a seguir peleando más allá de las elecciones.

Esta entrevista fue realizada por el Observatorio de Conflictos por los Recursos Naturales (OCRN) en alianza con Acción por la Biodiversidad.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.