viernes, 4 de marzo de 2011

China revela intención de realizar alunizaje tripulado

XINHUA

China está estudiando la viabilidad de diseñar un potente cohete portador para realizar un alunizaje tripulado y explorar el espacio profundo, señaló hoy jueves el vicepresidente de la Academia de Tecnología de Lanzamiento de Vehículos, Liang Xiaohong.

El cohete tendría una carga útil de 130 toneladas, cantidad cinco veces superior a la del actual mayor cohete de China, y un diámetro del doble, de acuerdo con el ingeniero, quien se encuentra en Beijing para asistir a la sesión anual del Comité Nacional de la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino, máximo órgano asesor político del país.

Sin embargo, Liang no ofreció detalles sobre la agenda para el desarrollo del aparato y se limitó a puntualizar que para lograr este objetivo, los científicos chinos deberán adquirir una serie de tecnologías avanzadas.

El ingeniero indicó que la nave en cuestión sería un modelo avanzado de la siguiente generación de cohetes portadores de China y aseguró que la fabricación del primer modelo de la próxima generación, el Gran Marcha V, está avanzando tal y como previsto.

Con un máximo de carga útil para una órbita terrestre baja de 25 toneladas y un máximo de 14 toneladas para una órbita terrestre alta, se espera que los cohetes Gran Marcha V puedan llegar a compararse con los cohetes Delta-4H estadounidenses en términos de capacidad de carga útil, especificó Liang.

China lanzó su primera sonda lunar, la Chang'e-1, el 24 de octubre de 2007. Tras 16 meses de duración, la misión concluyó el 1 de marzo de 2009 con el alunizaje forzoso controlado del aparato.

La segunda sonda lunar china, la Chang'e-2, fue mandada al espacio el 1 de octubre de 2010 y entró en su primera órbita lunar de larga duración el 3 de noviembre pasado para iniciar una misión de seis meses para tomar imágenes de alta resolución de la Bahía del Arco Iris (Sinus Iridum) de la Luna.

De acuerdo con el plan de exploración lunar de China, de tres fases, la primera de ellas se completó con el lanzamiento de Chang'e-2. La segunda fase se alcanzará cuando la Chang'e-3 alunice en el año 2013 y la última se superará en 2017 con la recogida de una muestra de roca lunar y el regreso de la nave a la Tierra.

Expertos espaciales han revelado que, en un esfuerzo por acelerar la optimización de las tecnologías espaciales del país, China llevará a cabo más de 20 misiones espaciales en 2011, cifra que el año pasado fue de 15.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.