miércoles, 2 de marzo de 2011

Darán en El Salvador identificación a miles de indocumentados

Raimundo López (PL)

El gobierno de El Salvador se propone en un plazo hasta el 2014 ayudar a cientos de miles de personas a salir de la triste situación de ser indocumentados en su propio país.

El programa fue anunciado la víspera por el presidente Mauricio Funes al inaugurar la víspera el Taller Internacional "Identidad Legal para la Formación de Capital Humano y Crecimiento".

Son más de 600 mil salvadoreños y salvadoreñas a quienes se les ha negado su identidad, que por lo tanto no están insertos en la sociedad y que no son portadores de los derechos humanos que corresponden a las personas, dijo.

Precisó que son cerca del 17 por ciento de los habitantes del país que carecen de partida de nacimiento por distintas razones.

El mandatario explicó que se trata de familias cuyos hijos nacen fuera de los hospitales y por lo tanto no entran en el registro hospitalario y después no tienen dinero para ir a la alcaldía para asentarlos.

Otros su pobreza es tal que no saben ni siquiera que hay que dar ese paso, señaló.

El programa para dotar de documentos de identidad estará a cargo del Registro Nacional de Personas Naturales (RNPN), con la meta de dar solución al problema antes del término del mandato de Funes, el 31 de mayo de 2014.

El Registro de Personas es la puerta de entrada hacia la inclusión y el respeto que todos merecemos, expresó.

Explicó que administraciones anteriores se concentraron en entregar al Documento Único de Identidad (DUI), sin tomar en consideración aquellas personas que se encontraban marginadas del sistema.

Precisó que en los occidentales departamentos de Ahuachapán y Sonsonete, entre los más pobres del país, se iniciará un plan de registro hospitalario para garantizar partida de nacimiento a todos los bebés.

Paralelamente se buscará dotar de ese documento y DUI a quienes carecen de estos y son "literalmente invisibles para el estado y la sociedad", manifestó Funes.

El gran cambio en que estamos empeñados como gobierno es dejar de ser la sociedad con los más altos niveles de injusticia y violencia social, aseguró.

Agregó que el objetivo es lograr una sociedad de derecho "que alcance la paz y la convivencia a partir de la inclusión social y el establecimiento pleno de los derechos humanos".

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.