martes, 22 de marzo de 2011

Drogas afganas se cobraron más de millón de vidas en 10 años

RIA NOVOSTI

Más de un millón de personas perdieron la vida en los últimos diez años por consumir drogas afganas, declaró hoy en rueda de prensa el jefe del Servicio Federal ruso de Control de Drogas (FSKN), Víctor Ivanov.

“Murieron más de un millón de personas en Europa y Asia, incluida Rusia”, dijo Ivanov, tras participar en la reunión de la Comisión de Narcóticos de Naciones Unidas celebrada en Viena.

La comunidad mundial desarrolla ingentes esfuerzos y asigna cuantiosos recursos para combatir la producción de estupefacientes y el narcotráfico, pero hasta el momento no alcanzó resultados satisfactorios. Este año, Afganistán reanudó la producción de opio, se vio en el primer lugar en el mundo en el cultivo de hachís, adelantándose a Marruecos, señaló.

“El precio interno del opio se triplicó y ya ronda 200 dólares por kilogramo. Nos vemos obligados a constatar que los objetivos planteados por la Asamblea General de la ONU en 1998 no fueron alcanzados”, añadió.

La declaración de la ONU de 1998 formuló la meta estratégica de poner fin al cultivo ilegal de estupefacientes. Las respectivas resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU de los años 1998 y 2000 proclamaron el objetivo de erradicar la producción de narcóticos.

Pero Afganistán produce actualmente un volumen doble de estupefacientes que hace 10 años, a pesar de que se invirtieron 2.000 millones de dólares para poner fin al narcotráfico y unos 8.000-10.000 millones de dólares para implantar cultivos alternativos.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.