viernes, 4 de marzo de 2011

El gobierno brasileño analiza nuevos recortes de gastos

ANSA

El ministro de Hacienda de Brasil, Guido Mantega, anunció que analiza nuevos cortes de gastos públicos, al tiempo que el director del FMI, Dominique Strauss-Kahn, que fue recibido por la presidenta Dilma Rousseff, recomendó "desacelerar" el ritmo de crecimiento.

"O hacemos algún ajuste en los tributos o hacemos una nueva reducción de gastos, no vamos a dejar de hacer el ajuste de 50.000 millones de reales (30.000 millones de dólares)", declaró el ministro Mantega, publicó hoy el diario O Globo.

El gobierno de la presidenta Rousseff anunció el mes pasado, poco después del inicio de la nueva administración, una política de austeridad fiscal y control de la inflación.

El posible nuevo recorte comentado por Mantega se debe a que el gobierno aumentará el monto de los salarios exentos del pago del impuesto de renta, lo cual reducirá en cerca de 1.000 millones de dólares la recaudación de 2011.

La política fiscal generó tensiones dentro del gobierno, donde algunos partidos que integran la coalición oficialista se opusieron a las medidas de Rousseff contra el aumento del salario mínimo.

Por otra parte la presidenta afirmó el jueves a la noche que "para nosotros el control de la inflación es una de las cuestiones más importantes, no vamos a dejar que la inflación quede fuera de control".

Tras reunirse con Rousseff, el director del FMI Dominique Strauss-Kahn, recomendó que Brasil, cuyo PIB creció el 7,5 por ciento en 2010, comience a "desacelerar" su ritmo de expansión debido a que "el riesgo de supercalentamiento aún existe".

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.