martes, 22 de marzo de 2011

Guatemala: El acceso a la tierra, un problema no resuelto en Guatemala

CERIGUA

Ante los desalojos ocurridos en Alta Verapaz, donde murió un campesino, varios ranchos fueron quemados y mujeres y niños afectados seriamente, se podrá argumentar lo de siempre, que las ocupaciones son ilegales, que los labriegos no tiene derecho sobre las tierras, que el desalojo contaba con orden judicial, pero en el fondo del asunto toca una problemática estructural que, ni este, ni los gobiernos anteriores, se han atrevido a resolver, señaló la periodista Ileana Alamilla.

En un artículo publicado en el diario Prensa Libre, Alamilla, anotó que “hoy los campesinos son noticia, hay protestas, se alzan las voces, se escribe y se condenan los hechos, en unos días pocos recordarán el incidente y nadie se preguntará con esos seres humanos que se quedaron sin nada”.

De acuerdo con la profesional de la información, esto ha sido una clara muestra de lo inútil que han sido las mesas de diálogo, que la paciencia que ha tenido el movimiento campesino ha sido retribuida con traición, que a los terratenientes lo único que les interesa es la riqueza y que el sistema de justicia actúa de acuerdo a esas circunstancias.

Seguramente la Ley de Desarrollo Rural seguirá engavetada y el presidente continuará con el discurso de siempre, hasta que el escenario de la inseguridad alimentaria nos alcance de nuevo, dijo Alamilla.

En uno de los desalojos, realizado en la comunidad Miralvalle murió un labriego, otros más fueron heridos, varios ranchos fueron quemados y mujeres y niños afectados seriamente.

Los desalojos perpetrados por fuerzas del Estado y grupos paramilitares, según denuncias de las organizaciones campesinas, se realizaron cuando todavía estaba en Guatemala el secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki Moon, agregó la comunista.

Alamilla lamentó que junto al problema del acceso a la tierra, el país atraviesa otras realidades lacerantes, como las negociaciones descaradas en el Estado, el chantaje de funcionarios y la violencia que arrebata vidas diariamente.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.