martes, 22 de marzo de 2011

Otra ciudad siria sacudida por protestas, policía aumenta despliegue

PL

Las fuerzas policiales de Siria reforzaron hoy el despliegue de efectivos en la ciudad sureña de Djassem, donde se registraron protestas antigubernamentales días después de las que causaron cinco muertos en la cercana localidad de Deraa.

A pesar de la presencia de numerosos agentes de seguridad, se repitieron este martes pequeñas concentraciones en Djassem y fue atacada una comisaría de policías en Inkhil, ambas muy próximas de Deraa y de la frontera con Jordania.

Testigos señalaron que en Djassem unas dos mil personas marcharon en las calles con gritos de "Dios, Siria, justicia, libertad y democracia" y "Alah es grande", mientras coreaban consignas contra el presidente sirio, Bashar Al-Assad, y la ley de emergencia en vigor desde 1963.

Grupos opositores aseguraron que mantendrán las protestas, a pesar de advertencias de las autoridades en esas ciudades donde en la década de 1980 se reprimieron acciones sediciosas por el entonces presidente Hafez Al-Assad, padre del actual mandatario.

Igualmente, el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos confirmó concentraciones en la ciudad kurda de Qamishli, en esta capital (Damasco), donde el viernes fueron arrestadas 11 personas fuera de la mezquita Omeyya, y en Banias, también con reportes de detenidos.

La situación continúa tensa en Deraa después de que ayer activistas políticos se enfrentaron a uniformados leales al Gobierno durante los funerales de un hombre muerto durante las demostraciones del domingo en protesta por la represión a las marchas del pasado viernes.

Según testigos, el lunes falleció un niño como consecuencia de la inhalación de gases lacrimógenos lanzados un día antes por la propia policía para reprimir una demostración, lo cual crispó más los ánimos.

Miles de personas exigieron ayer "libertad, revolución y democracia" mientras asistían al sepelio de Raed Akrad, el joven abatido el domingo en los choques desatados cuando emisarios del presidente Al-Assad fueron a dar el pésame a familiares de las víctimas del viernes.

Por cuarto día consecutivo Deraa registró movilizaciones opositoras, aún cuando soldados del Ejército y policías se apostaron en las avenidas de acceso a la ciudad y trataron de restringir el paso de quienes llegaban para asistir al funeral, pidiéndoles identificación.

Las protestas sirias estallaron el 15 de marzo en Damasco siguiendo los métodos de convocatoria por redes sociales de Internet que utilizaron jóvenes en Túnez, Egipto y otras naciones árabes contra la falta de libertades, la corrupción y el desempleo.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.