martes, 12 de abril de 2011

Argentina, Córdoba: Cispren-Río Cuarto condena agresión a periodistas deportivos

PRENSA RED

El gremio repudia las agresiones que el viernes sufrieron los trabajadores de prensa de LV16, Claudio Ledo y Marcelo Ortiz, al término del encuentro que por el Argentino A jugaron en Río Cuarto, el local Estudiantes y Alumni de Villa María.

El Círculo Sindical de la Prensa y la Comunicación de Córdoba (CISPREN), Seccional Río Cuarto, expresa enfáticamente su más absoluto repudio al cobarde ataque que un grupo de tristemente célebres “barras bravas” de la Asociación Atlética Estudiantes perpetraron contra las personas de los compañeros trabajadores de prensa de LV16 Claudio Ledo y Marcelo Ortiz, después de finalizado el encuentro de fútbol entre el club “celeste” y Alumni de Villa María, en partido válido por la segunda fecha del Torneo Argentino “A”.

Al mismo tiempo, desde el CISPREN exigimos un rápido y eficaz esclarecimiento del lamentable suceso, la identificación del o los autor/es de tan cobarde agresión y la aplicación de la sanción pertinente a los autores.

Desde esta organización gremial entendemos que a la acción punitiva de la justicia debe sumarse el compromiso de los dirigentes de la institución a erradicar esta despreciable clase de sujetos, que lo único que provocan es daño a las personas y los bienes y lejos están de estar comprometidos con los loables objetivos deportivos que tiene la institución de la Avenida España.

El CISPREN hace pública su solidaridad con los compañeros agredidos, en tanto que exhorta a las autoridades responsables de garantizar la seguridad en los espectáculos deportivos que se llevan a cabo en nuestro medio a implementar disposiciones que impidan la repetición de sucesos como el ocurrido el sábado. (Carlos Alberto Valduvino Secretario General del CISPREN – Río Cuarto y Ángel Ludueña, Secretario Gremial).

Los hechos

“¿… Estás contento que perdimos, que vamos a descender...?”, “… Te vamos a cagar a tiros…”, fue la primera y violenta interpelación que un reducido grupo de reconocidos integrantes de la falange tristemente célebre conocida como “Los Leones”, les realizaron a los periodistas radiales Claudio Ledo y Marcelo Ortiz, cuando ambos se desplazaban en los primeros minutos del día de ayer (NdR: por el sábado pasado) desde el estadio “Ciudad de Río Cuarto” hacia la emisora LV 16 Radio Río Cuarto, ubicada a pocas cuadras de la Asociación Atlética Estudiantes.

Las amenazas verbales estaban dirigidas –inicialmente- al relator Ledo, pero no conformes con eso, también agredieron físicamente a los dos trabajadores de prensa, en la vereda frente a la sede de la entidad de Avenida España.

Esto sucedió minutos después que finalizara el encuentro entre el local y Alumni de Villa María, por una nueva fecha del Torneo Argentino A, que finalizó con el triunfo del “albirrojo” por 4 a 3. Ledo y Ortiz fueron agredidos a golpes de puño por algunos de los encolerizados “barras” –según lo advertido por los agredidos, fueron entre 5 y 6 sujetos- que se encontraban en proximidades al portón de acceso al club, frente a la imagen de la Virgen.

Los agresores –mientras los periodistas se aprestaban a cumplir con su habitual y frecuente recorrido desde el lugar de transmisión hasta la radio- salieron detrás de ellos y cuando los tuvieron a su alcance, procedieron a golpearlos arteramente.

Los aproximadamente 600 metros que separan el estadio de fútbol de la emisora se encontraban con una muy escasa presencia policial, pues el grueso de los efectivos afectados a las medidas de seguridad para el partido debieron poner su esfuerzo en garantizar la seguridad de la parcialidad visitante que era un objetivo preciado por otra parte de los hinchas locales.

Los agresores aprovecharon la circunstancia que una multitud de aficionados –aparentemente ajenos al episodio violento que sucedió- abandonaban el estadio, desconcentrándose en esa zona del centro de la ciudad, para llevar adelante su atropello a los dos periodistas que unos 20 minutos antes habían finalizado su labor periodística.

La agresión ocurrió a las 00.10, del sábado, esto es, unos 20 minutos después que finalizara el encuentro. De acuerdo a lo que PUNTAL pudo averiguar, la escasa presencia policial en algunos sectores del estadio y próximos a éste, se reflejó en un efectivo en el sector de las cabinas de transmisión, otro cerca de la sede y fue la aparición e intervención de una mujer policía, la que evitó que el ataque adquiriera una mayor dimensión.

El domingo, cerca del mediodía, Ledo y Ortiz se dirigieron a la sede central de la Unidad Regional Nueve de la Policía de la Provincia, donde ante los funcionarios policiales, efectuaron una pormenorizada exposición de los episodios por ellos sufridos.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.