jueves, 7 de abril de 2011

Argentina, Córdoba: Coartada dudosa

Lázaro Llorens (ACTA)

A punto de terminar su mandato, los escándalos de corrupción siguen estallándole en la cara al gobernador de Córdoba Juan Schiaretti. Semanas atrás se conoció que el ministro de educación Walter Grahovac había sido demandado ante la Justicia por su ex esposa Graciela Forzinetti, por “fraude conyugal”, en el marco de un juicio por divorcio y separación de bienes.

En la demanda presentada el 29 de octubre del año pasado, Forzinetti expresa que su ex marido Grahovac es el verdadero dueño de la empresa Construcciones - Servicios SRL. Una constructora dedicada a la reparación de edificios escolares, que durante estos últimos años se quedó con contratos por 10 millones de pesos otorgados por el ministerio de Educación, entre cuyos propietarios figura Javier Taborda, actual secretario privado de Grahovac.

Al conocerse la demanda, para revertir esas acusaciones, Grahovac se presentó ante la Justicia y solicitó que se lo investigue. Como prueba de su inocencia, el ministro arguyó que Construcciones-Servicios SRL “es una empresa que perteneció a una persona que trabaja actualmente conmigo, pero que la vendió el 1º de marzo de 2007, y no es una suposición porque está el acta de la cesión del 100 %, cuando yo trabajaba en Buenos Aires, no tenía ningún vínculo en Córdoba, ni sabía que podía estar frente al Ministerio, y mucho menos su dueño saber que trabajaría conmigo". Sobre las adjudicaciones obtenidas durante su gestión, el ministro aseveró que "todas las obras que realizó Construcciones-Servicios SRL fue porque ganó procesos de licitación pública" y ninguna salió de su ministerio.

A pesar de que las acusaciones contra el ministro ameritaban una profunda investigación, al día siguiente de su presentación, la fiscal de instrucción María Dolores Romero Díaz desestimó el planteo de Grahovac, por considerarlo “una cuestión de índole privada” y archivó la causa. Sin embargo, una investigación de Veintitrés, devela que la coartada interpuesta por el ministro, tiene gravísimas y palpables inconsistencias.

Como primer punto, el edicto por el cual se hizo público el traspaso accionario de Javier Taborda (secretario de Grahovac) a otras dos personas, y que según el ministro se habría realizado en marzo del 2007, recién fue publicado en el Boletín Oficial de la Provincia el 9 agosto del 2010. Dos meses antes que su mujer lo demandara ante la justicia. Por lo cual ese traspaso accionario que no figuraría en la Dirección de Inspección de Personas Jurídicas, sería como lo apunta su ex esposa, “meros actos simulados” tendiente a tapar la ilícita maniobra del ministro, y no compartir las utilidades obtenidas mediante su empresa constructora.

Respecto a la manera en que Construcciones Servicios SRL se adjudicó las obras, solo uno de ellos se hizo mediante licitación pública. El resto fueron adjudicaciones directas. Incluso una de ellas, por cifras millonarias, se concretó a los pocos días de que Grahovac y su secretario Taborda desembarcaran en el ministerio de Educación. Además el grueso de esos millonarios contratos, que le permitieron a Construcciones-Servicios SRL dejar de ser una mini empresa constructora al borde de la quiebra, para convertirse en una importante constructora, su mayoría fueron direccionados desde la Dirección de Infraestructura Escolar, repartición que está a cargo del ministro Grahovac.

Según figura en el expediente, la relación de Grahovac con la empresa Construcciones y Servicios SRL comenzó años atrás, cuando el actual ministro se desempeñaba como Secretario General de UEPC (Unión de Educadores de la Provincia de Córdoba). Dentro de esa actividad gremial, el actual ministro, conoce a los albañiles Roque y Javier Taborda, padre e hijo respectivamente, con lo cuales funda la constructora. Camuflado tras los Tabordas, y aprovechando sus influencias como secretario de la UEPC y su cercanía al ex gobernador José M. De la Sota, a mediados de los 2000 Construcciones – Servicios SRL comenzó a adjudicarse algunas pequeñas obras de refacción e instalaciones en el ámbito del ministerio de educación de la provincia.

En abril del 2005, a título de ejemplo, el gobierno de la provincia a cargo de De la Sota, le adjudicó una obra para construir un dormitorio en la escuela Ceferino Namuncurá. En septiembre del 2006, le adjudicó de manera directa, otra obra para realizar las instalaciones internas de gas natural en el Jardín de Infantes Doctor Ramón J. Cárcano, y la escuela José De San Martín.

A pesar de este promisorio comienzo, no fue fácil esta primera etapa para la novata constructora atribuida a Grahovac. “Nos fundimos. El 2006 fue muy complicado por la demora en los pagos: entre mayo y diciembre entramos en una crisis financiera”, aseveró Javier Taborda, al ser consultado sobre las razones que lo llevaron a vender su constructora en marzo del 2007. Efectivamente, según el Banco Central de la República Argentina –BCRA-, durante el año 2006, Construcciones–Servicios SRL, que hasta el día de hoy en el BCRA figura como vinculada a Javier Taborda y su padre Roque, emitió 96 cheques sin fondos por un monto de 200 mil pesos. Por esta masiva emisión de cheques sin fondos, los Taborda pagaron multas al BCRA hasta julio del 2007, cuando supuestamente ya no pertenecían a la empresa.

Lo cierto es que a pesar de estos traspiés, el 6 de febrero del 2007, Roque y Javier Taborda, publicaron un edicto en el Boletín Oficial de la provincia, informando que Construcciones – Servicios SRL trasladaba su sede social a Obispo Salguero 431, en el coqueto barrio de Nueva Córdoba. Según la ex señora del ministro Grahovac, lo hicieron como previendo que algo podía cambiar con las elecciones para gobernador que se celebrarían en septiembre de ese mismo año.

La situación de Construcciones – Servicios SRL cambió radicalmente a partir del 10 diciembre del 2007, con la llegada de Schiaretti a la gobernación y Grahovac al ministerio de Educación. “A partir de entonces Construcciones y Servicios SRL prosperó a una prolífera y bien remunerada tarea como beneficiaria de obras públicas vinculada con trabajos, edificaciones, y refacciones de establecimientos educativos” apunta la ex esposa del ministro Graciela Forzinetti en su demanda.

El despliegue comenzó inmediatamente, el 21 de diciembre del 2007, cuando mediante el decreto 2495/07, el gobernador Schiaretti nombró al albañil Javier Taborda como “Asesor de Gabinete de Ministro de Educación con nivel de Subdirector de Jurisdicción” (actualmente en el organigrama colgado en la página del gobierno figura como secretario privado de Grahovac). Tras cartón, el 19 de febrero del 2008, mediante el decreto 159/08, con un presupuesto de 3,5 millones de pesos, el gobernador Schiaretti le adjudicó de manera directa a Construcciones - Servicios SRL “los trabajos que oportunamente se determinen en el Programa de reparaciones y refuncionalización de Edificios Escolares - Zona A - en la ciudad de Córdoba”.

Esa millonaria obra, cuyos objetos no estaban establecidos sino que debían determinarse oportunamente, solo fue el comienzo. Mediante la resolución 20/08, el 3 de noviembre de ese mismo año, la provincia aprobó una renegociación del contrato a favor de Construcciones y Servicios SRL, por un monto de 260 mil pesos, por trabajos faltantes de ejecutar en la obra “Mejoramiento de 52 viviendas en Córdoba Capital”. Pocos días después, a través de la resolución 171/08, la provincia aprobó otra renegociación a favor de Construcciones y Servicios SRL, por el mismo motivo, en la obra del Instituto Jerónimo Luis De Cabrera. Esta vez el monto alcanzó los 24.600 pesos.

Esta discreta transferencia de recursos prosiguió con la firma por parte del gobernador Schiaretti del decreto 679/08. El cual con el propósito atender de manera inmediata las emergencias y mantenimiento de distintos establecimientos escolares, creó la “Unidad Ejecutora para el Plan Integral de Regularización Edilicia de Establecimientos Escolares”. Con ese fin, el distrito capital se dividido en 11 zonas, con aproximadamente 65 establecimientos cada una, quedando cada una de ellas a cargo de una constructora, entre las cuales estaba Construcciones y Servicios SRL. Lo más llamativo es que, contradiciendo las afirmaciones de Grahovac, la recepción y centralización de los requerimientos de infraestructura; la verificación y análisis del requerimiento a resolver; el seguimiento y control de avance de las obras; quedaron a cargo de la Dirección de Infraestructura Escolar, repartición que depende directamente del ministro de educación.

Más arreglos. Gracias a ese plan durante el 2009, en plena crisis financiera, los balances de Construcciones y Servicios SRL mejoraron notablemente. El 25 de febrero del 2009, mediante decreto 227/09, Schiaretti le adjudicó de manera directa a la constructora endilgada Grahovac, una serie trabajos adicionales para la obra “Reparaciones y Refuncionalización de Edificios Escolares –Zona A- Ciudad de Córdoba” adjudicada en el año anterior. El presupuesto establecido para estos trabajos adicionales fue de 1.050.000 de pesos. Con lo cual, el costo total de esta obra trepó a 4,5 millones de pesos.

Tras cartón, en julio del 2009, mediante el decreto 889/09, Schiaretti le adjudicó a la misma constructora una serie de trabajos de refacción a “determinar”, para el “Plan Integral de Regularización Edilicia de Establecimientos Escolares Ciudad de Córdoba - Zona D”. El monto asignado para estos trabajos fue de otros 3,5 millones de pesos. Aunque no existen rastros de cuando fue convocada la licitación, esta habría sido la única obra que Construcciones y Servicios SRL obtuvo mediante concurso público. La adjudicación, según el decreto, fue decidida por una anónima “comisión evaluadora”, quien aprobó la contratación de la constructora vinculada a Grahovac pero objetó su "falta de presentación de un plan de trabajo y curva de certificaciones”.

La cosecha de contratos y renegociaciones de la constructora atribuida a Grahovac, por esos años, fue abundante. En diciembre del 2009, mediante la resolución 127/09, el gobierno de la provincia reconoció mayores costos por 127 mil pesos, a favor de Construcciones - Servicios SRL, en el contrato de la obra “Programa de reparaciones y refuncionalización de edificios escolares –Zona A- ciudad de Córdoba”. A ella se sumó otro reconocimiento de 230 mil pesos por el mismo concepto, mediante la resolución 56/10 de abril del 2010, por la obra “Plan Integral de Regularización Edilicia de Establecimientos ciudad de Córdoba –año 2009- Zona D”. Con lo cual los ingresos de Construcciones - Servicios SRL no paraban de crecer.

Hasta mediados del 2010 para la constructora atribuida a Grahovac, todo parecía marchar viento en popa. En tan solo tres años, Construcciones–Servicios SRL que en el 2006 estaba prácticamente en la ruina, había obtenido ingresos por 8,7 millones de pesos. Que se incrementan a casi 10 millones si se le suman otras tres obras de refacción mencionadas en la demanda, que no aparecen publicadas en el Boletín Oficial: escuelas Antártida Argentina (335 mil pesos); Jerónimo Luis de Cabrera (632 mil pesos); y Jardín de Cura Brochero (495 mil pesos).

Sin embargo, los problemas conyugales de Grahovac lo enredaron todo. En el expediente de la causa, su ex esposa relata que el ministro hizo abandono del hogar en diciembre del 2009. Y previendo que ella concurriría a los fueros de familia en reclamo de los bienes gananciales de la sociedad conyugal, entre los que incluye a la constructora, a mediados del 2010 hizo figurar un acta de transferencias de acciones falsa, retroactiva a marzo del 2007, antes de que él asumiera como ministro, y Taborda como su secretario privado.

“En forma coetánea al inicio de acciones por mi parte en el fuero de Familia, y siempre con el afán de cubrir cualquier grieta de esta artificiosa catadura (Grahovac) hizo figurar que los actos de transferencias de cuotas sociales de los Taborda a favor de Viviana Gómez y Gerardo Odone, tuviesen fecha muy anterior a la publicación del edicto, donde hubieron otras varias transferencias (siempre falsas) de capital social” explica en su demanda la ex esposa del ministro Graciela Forzinetti, quien acusa además a Gómez y Odone de ser “hombres de paja” de Grahovac.

Una contundente prueba ratifica esta acusación. El acta por la cual el ministro Grahovac pretende demostrar ante la justicia y la prensa que desde marzo del 2007 su secretario privado Javier Taborda y su padre Roque se habían desprendido del 100% de las acciones de Construcciones - Servicios SRL, recién fue publicada en el Boletín Oficial el 9 de agosto del 2010. Varios meses después de que Grahovac abandonara su hogar, y dos meses antes que su mujer realizara su demanda ante el juzgado de Familia.

El acta que muestra el ministro como prueba de su inocencia, da cuenta que de manera retroactiva, el primero de marzo del 2007, un mes después que cambiaran la sede social de la empresa, Javier y Roque Taborda cedieron a Gerardo Odone y María Viviana Gómez las acciones de Construcciones - Servicios SRL. Informa también que el 11 de febrero del 2008, a días de que Taborda fuese nombrado funcionario del ministerio de Educación, se produce otro traspaso accionario hacia una tal Pablo Abdon Dahbar y María Alejandra Vergara que pasaron a ser los dueños de la empresa. Finalmente, esa misma acta, revela que el 22 de diciembre del 2008, hubo otro supuesto traspaso accionario donde reaparecen como accionistas principales de la empresa María Viviana Gómez y María Alejandra Vergara.

Por último, la ex esposa del ministro Grahovac, en su demanda afirma que tanto “Los Tabordas” como María Gómez y Alejandra Vergara “son usado como falsos socios para crear una apariencia de sociedad comercial cuyos réditos…van a manos del ministro…quien hace proporcionar los trabajos generados por ellos. Esta interposición satisface un doble designo: evitar que (Grahovac) como ministro sea directamente beneficiado… y evitar el ingreso de tales dividendos al patrimonio de la sociedad conyugal”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.