jueves, 14 de abril de 2011

Argentina, Córdoba -Trabajadores de LV2 en lucha: ¿Quién se hace cargo?

PRENSA RED

La empresa sigue eludiendo su responsabilidad de cumplir en tiempo y forma, no solo con sus obligaciones salariales, sino también que adeuda aportes previsionales, de obra social, y lo más grave es que los trabajadores están sin ART.

La historia de los trabajadores de LV2 y de La Mañana continúa transitando un camino de incertidumbre porque en ambos casos la continuidad de la fuente laboral es una espada de Damocles que pende sobre la cabeza de 160 familias.

Mientras tanto, la patronal echa leña al fuego al dividir las aguas entre los trabajadores de ambos medios porque privilegia a los del diario, que el martes terminaron de cobrar marzo, mientras que por alguna razón perversa posterga a los de la radio, a quienes recién les completaron el pago de febrero.

Una política maquiavélica por donde se la mire porque no se concibe actuar de esta manera para provocar la bronca de los compañeros, siendo que pertenecen a la misma empresa.

A esta altura de los acontecimientos nada puede sorprender de una patronal ausente que manda al frente y como carne de cañón a una contadora que debe poner la cara por quienes se escudan en el anonimato para zafar de sus responsabilidades: Walter Rubino y Fernando Salvi.

Rubino y Salvi, para los trabajadores de LV2 y de La Mañana, son dos fantasmas que le deben a cada santo una vela y sin embargo continúan empecinadamente con su macabra tarea de la destrucción de una emisora, pionera en la radiofonía cordobesa y de un diario con 14 años de existencia en la provincia.

“Nosotros vamos a seguir dando pelea como siempre, pero realmente es muy difícil no saber contra quien estamos peleando porque no hay un patrón a quien decirle en la cara que nos pague, carajo”, reflexionó amargamente un trabajador de LV2.

Y es cierto, hay que tener un gran espíritu para no abatirse frente a tanta adversidad que se prolonga en el tiempo y con la incertidumbre de no saber cuando terminará este padecimiento de los trabajadores.

En LV2 los compañeros continúan realizando asambleas de seis horas por turno, y a la espera que les terminen de pagar febrero y por supuesto, ahora marzo. En La Mañana, se mantienen en estado de alerta y movilización porque la empresa no está pagando los aportes a la ART, además de tener millonarias deudas previsionales y con la obra social. Esta acreencias también afecta a los trabajadores de la radio

El viernes, a las 10.30, hay prevista una nueva audiencia en la Secretaría de Trabajo de la Provincia y una vez más seguramente la empresa volverá a ponerse en el papel de víctima cuando de lo que se trata es de hacerse cargo de la responsabilidad de la conducción de LV2 y La Mañana.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.