jueves, 14 de abril de 2011

Argentina. Masacre de Margarita Belén: Comenzaron alegatos con pedidos de prisión perpetua para los acusados

Marcos Salomón (CHACO DIA POR DIA)

“Esta es la maqueta de lo que fue el Terrorismo de Estado”, dijo el abogado querellante Mario Bosch. Pidió prisión perpetua y efectiva para todos los militares imputados y 25 años para el único policía sentado al banquillo.

Con medidas de seguridad restrictivas para el acceso del público y la prensa, comenzó este miércoles la etapa de alegatos en el marco del juicio oral y público conocido como Masacre de Margarita Belén, que se había iniciado en junio del año pasado y con fecha de sentencia aún incierta.

“La Masacre de Margarita Belén es la maqueta de lo que fue el Terrorismo de Estado”, afirmó el abogado querellante Mario Bosch al iniciar la etapa de alegatos que continuará hoy y proseguirá mañana y el lunes.

A sala llena, por los familiares de las víctimas y militantes, de un lado. Del otro, sólo tres familiares de los imputados (dos del policía Alfredo Chas y Pitteri, un chaqueño que acompañó en varias audiencias; la esposa del imputado Aldo Martínez Segón, se retiró de la audiencia antes de que comience a alegar Bosch).

Al cierre de esta edición, continuaba alegando Bosch, en representación de familiares de las víctimas (Zamudio, Piérola y Sala), de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación y del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), que tuvo como enviada al juicio a Daina Fusca.

Las condenas

Bosch continuará hoy, asistido por Daniel Domínguez Henaín. Igual, este medio está en condiciones de anticipar que el abogado querellante pedirá prisión perpetua (cárcel común y efectiva) para todos lo militares imputados: Martínez Segón, Horacio Losito (que siguió las instancias por videconferencias, desde Buenos Aires, a donde viajó para someterse a una cirugía), Luis Alberto Patetta, Jorge Carnero Sabol, Athos Rennes, Ricardo Reyes, Germán Riquelme, Ernesto Simoni; 25 años de cárcel para el policía Chas (participe secundario en once homicidios y cuatro desapariciones forzadas), por hechos ocurridos en el “marco del genocidio argentino”.

Luego, le tocará el turno a los abogados de la Subsecretaría de Derechos Humanos de Chaco: Sergio Quirós y Silvina Canteros, quienes también pedirían perpetua para los militares y 25 años para el policía.

El próximo turno será para los representantes de la Liga Argentina por los Derechos del Hombre: Duilio Ramírez y Ataliva Dinani, quienes alegarán perpetua para todos los imputados y que la Masacre se tipifique como genocidio. Cerrará, el Ministerio Público Fiscal: Carlos Amad, José Benítez y Jorge Auat, que pedirían perpetua para los militares y entre 20 y 25 años para Chas.

Luego, alegará la defensa: Carlos Pujol y Juan Manuel Costilla (que se quedó sin su coequiper Federico Carniel, que fue nombrado defensor oficial en otra provincia argentina). Más adelante llegarán las réplicas y las dúplicas, para, por fin, la sentencia, que se conocería a fines de mayo.

Climax

Si bien Bosch, en un momento de su alocución perdió el hilo y buscaba la solución en una bolsa rosada que contenía fotos e historias de vida de las víctimas, hizo una síntesis del contexto político en el que sucedió la Masacre de Margarita Belén, relató parte del proceso que desembocó el fusilamiento de presos políticos ocurrido el 13 de diciembre de 1976.

Marcó flagrantes contradicciones, que surgen de testimonios, uno de los casos más increíbles es el de Luis Bosch (que en principio era un NN): “Lo llevaron para ponerlo como uno de los que quería rescatar a los trasladados y lo fusilaron de espalda. Nunca creyeron que un cadáver iba a hablar… Pero, por pericias, se descubrió que tenía dos orificios de entrada de bala en el cráneo, de arriba hacia abajo y de atrás hacia adelante (para hacerlo más gráfico, le apuntó con sus dedos, simulando una pistola, al fiscal ad hoc Carlos Amad, quien se retorció en la silla)”.

Avanzado en su alegato, el querellante narró el instante en que los presos políticos fueron sacados de la U7 (antes del traslado y el fusilamiento); escuchaban con atención Mirta y Mariana Sala, Raúl y Juan Pablo Tierno (familiares del Flaco y de Patricio, dos de las víctimas sacadas de los pabellones de la “gran cárcel del Norte argentino”).

Para retratar y explicar ese momento en la U7, el abogado eligió la Fábula de la Vizcacha (de Jorge Falcone), produciéndose un silencio (casi de muerte). Juan Pablo abrazaba a Mariana, que estaba tomada de la mano de Pilar (que la acompañó desde Buenos Aires hasta Resistencia), mientras Mirta miraba las figuras de su abanico para no quebrarse…

Ante tanto silencio, hasta se escuchó el trago de agua que tomó Bosch para conseguir la saliva que le permitiera continuar, cuando la oportuna voz de la presidenta del Tribunal Oral Federal, Gladis Yunes, llamó a un cuarto intermedio.

Un médico en apuros

En su alegato, el abogado querellante, Mario Bosch, aprovechó para pedir al Tribunal Oral Federal que condene al ex médico de la Policía del Chaco Héctor Grillo, por falso testimonio e incumplimiento de los deberes de funcionario público y que de la tipificación de crimen conexo, se pase al de crimen de lesa humanidad (al volverse imprescriptible, el galeno no podría zafar de la Justicia).

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.