miércoles, 27 de abril de 2011

Feministas de Costa Rica piden a CIDH detener violaciones a los Derechos Humanos

CIMAC

Feministas de Costa Rica alertaron que por segunda vez el Estado solicitará a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ampliar la prórroga para cumplir con la recomendación de revertir la prohibición de la fertilización in vitro, en un hecho que consideran violatorio a los Derechos Humanos de las mujeres.

En una carta dirigida a la CIDH, la Colectiva por el Derecho a Decidir recordó que el 23 de agosto de 2010 el organismo de la OEA estableció que el Estado costarricense violó los derechos a la vida privada, el derecho a fundar una familia y el derecho a la igualdad de las mujeres, con la prohibición de la fertilización in vitro, por lo que emitió sus recomendaciones para revertir el fallo.

En ese momento se otorgó un plazo que concluía a finales de noviembre de 2010 para que el Estado entregara una respuesta satisfactoria ante la CIDH; cuando dicho plazo se aproximaba Costa Rica solicitó una prórroga la cual se otorgó y vence el 31 de mayo.

A pesar de ello, el Consejo de Gobierno en sesión del pasado 29 de febrero, tomó la decisión de solicitar una nueva prórroga a la CIDH ya que no ha cumplido con las recomendaciones al respecto.

Las feministas afirman que con este caso, la Comisión tiene oportunidad de restablecer íntegramente los derechos humanos de las mujeres y familias costarricenses que buscando conformar una familia biológica pero viéndose afectadas y afectados por la infertilidad, han tenido que ver cómo el Estado se entromete arbitrariamente en una decisión íntima e inherente a su condición humana.

Intentos fallidos

La Colectiva informa en su documento que para cumplir con la recomendación, el Poder Ejecutivo de Costa Rica presentó en 2010 ante la Asamblea Legislativa un proyecto de Ley sobre Fecundación in Vitro y Transferencia Embrionaria, el cual contenía una serie de disposiciones que contravienen los derechos fundamentales de las mujeres.

El texto fue corregido, sin embargo persisten numerosos elementos discriminatorios que pondrían en peligro la vida y la integridad personal de las mujeres que se sometieran a esta práctica.

La Colectiva afirma que con la aprobación del proyecto de ley mencionado seguirían sin garantizarse los derechos humanos de las mujeres y las familias de Costa Rica, de acuerdo con los estándares internacionales de la técnica. fijados por la Organización Mundial de la Salud, y el marco de derechos humanos de la CIDH.

Por lo que afirman que si en unos meses se aprueba el proyecto de ley propuesto por el Ejecutivo, y si la Comisión lo acepta como una medida protectora del derecho a la privacidad, la igualdad, y el derecho a fundar una familia de las mujeres costarricenses, se estaría validando una medida que desconoce los derechos que busca proteger.

“Dicha validación generaría un precedente según el cual es aceptable la intrusión desproporcionada del Estado sobre la capacidad reproductiva de las mujeres y su decisión de ser madres”.

“Ampliar nuevamente el plazo al gobierno costarricense no garantizará que el proyecto de ley propuesto por el Ejecutivo se apruebe, y en caso de aprobarse, se estaría dando lugar a una ley que no atiende las observaciones planteadas por la Comisión”, enfatizaron.

Por lo que llamaron a la CIDH a no otorgar al Estado costarricense más plazos para aprobar dicha ley, y en consecuencia proceda a resolver el fondo del caso.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.