jueves, 7 de abril de 2011

Francia reducirá inmigración legal

Marlen Borges (PL)

En medio de una campaña emprendida en Francia contra los extranjeros indocumentados cuya cifra de expulsiones está fijada en 28 mil este año, el gobierno se encamina ahora a limitar la inmigración legal.

Este nuevo propósito expuesto por el Ministro del Interior, Claude Gueant, reafirma el endurecimiento de las condiciones de residencia para quienes deseen vivir en este país que ya va por una quinta ley sobre el tema en siete años.

En una entrevista a Le Figaro magazine, el titular dijo claramente que quiere reducir la inmigración laboral (20 mil por año) y por reagrupamiento familiar (15 mil).

Con respecto a las demandas de asilo (10 mil), Gueant señaló que Francia, pese a las restricciones, es más generosa que Alemania y Gran Bretaña y no desestimó cambios en el futuro.

Las declaraciones de Gueant ya suscitaron la cólera de asociaciones y grupos de izquierda quienes reprochan que los extranjeros sean los chivos expiatorios del Ejecutivo para ocultar su fracaso en materia de desempleo y economía en general.

El Partido socialista y la asociación SOS Racismo denunciaron una nueva provocación del ministro, ya acusado de islamofobia por decir días atrás que el crecimiento del número de musulmanes en este país creaba un problema.

También fue criticado por opinar que a fuerza de una inmigración incontrolada los franceses tenían el sentimiento de no estar en su casa, y por su intención de prohibir a todas las personas portar signos religiosos en uso de un servicio público.

La senadora y exministra de medio Ambiente Dominique Voynet dijo que Gueant se ha convertido en un ministro inquietante y patético que con sus pequeñas frases pondera los más bajos instintos de la extrema derecha.

Por su parte, el exprimer ministro socialista Laurent Fabius expresó que la idea es un contrasentido económico y un ataque a los valores humanistas.

Sugirió asimismo un doble juego del presidente de la República, Nicolás Sarkozy, "que mientras rendía homenaje al poeta martiniqueño Aimé Césaire y a la diversidad, daba órdenes a su ministro de ir más lejos en sus ataques contra la inmigración".

Dominique Sopo, presidenta de SOS Racisme, declaró al canal de televisión LCI que las palabras de Guean señalan a extranjeros musulmanes como la causa de todos los problemas en este país, "un discurso de estigmatización", indicó.

Con respecto a la inmigración ilegal, el titular reafirmó que el objetivo para este año es "reconducir a la frontera" a 28 mil personas sin documentos.

Francamente, espero que hagamos más, subrayó.

De acuerdo con los datos más recientes publicados por el Ministerio del Interior, en 2009 Francia emitió 175 mil 416 permisos de larga duración a extranjeros no europeos, lo cual representó una baja de tres por ciento con respecto a 2008.

De enero a agosto de 2010 se concedieron cerca de 122 mil visas de larga estancia, 10 por ciento más que en el mismo periodo del año previo.

Además, unas 10 mil 340 personas obtuvieron el estatus de refugiados.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.