jueves, 14 de abril de 2011

México. Discriminación: El 27 por ciento de la población apoya castigo a quienes aborten

Gladis Torres Ruiz (CIMAC)

Al igual que hace cinco años, los resultados de la Encuesta Nacional sobre Discriminación 2010 (Enadis) dejaron al descubierto que prevalece la condena social contra la libertad y autonomía de las mexicanas para decidir sobre sus cuerpos.

El 27 por ciento de la población dijo estar de acuerdo en que a una mujer se le castigue por haber abortado, y el 8.6 por ciento de las encuestadas afirmaron que piden permiso a su pareja para tomar anticonceptivos.

La Enadis 2010, realizada por el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) y el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), que se presentó ayer, precisa que cuatro de cada 10 mujeres pide permiso o avisa para utilizar anticonceptivos.

De ellas, el 14.4 por ciento corresponde a nivel socioeconómico muy bajo; 8.7 por ciento, bajo; 10.3, medio, y 2.4 por ciento, alto; lo que refleja que a medida que aumenta el ingreso económico también crece la tendencia a no pedir permiso para el uso de anticonceptivos.

La primera Encuesta Nacional sobre Discriminación en México se realizó en 2005 entre la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) y el Conapred, y sus resultados –si bien las preguntas fueron diferentes– dejan de manifiesto que se mantienen las actitudes discriminatorias contra las mujeres.

Desempleo y violencia, las constantes

La investigación de 2010 arroja que dos de cada 10 personas consideran que el principal problema de las mexicanas es la falta de empleo, seguido por los problemas relacionados con la inseguridad, abuso, acoso, maltrato y violencia.

Así, en las ciudades de México, Querétaro y Toluca los problemas relacionados con el empleo son los que en mayor medida perciben las mujeres, mientras que en urbes como Monterrey, Ciudad Juárez y Tijuana, los problemas más graves se relacionan con la delincuencia e inseguridad.

En materia de violencia, 3.1 por ciento de las y los encuestados considera que se “justifica mucho” pegarle a una mujer; mientras que el 66.3 por ciento de mujeres y 58.9 por ciento de hombres encuestados opina que se les golpea “mucho” a las mexicanas.

En este tema, la Enadis 2005 mostró que el 96 por ciento de los encuestados calificó como “injustificable” que un hombre le pegue a una mujer.

De acuerdo con los resultados de ese año, uno de cada cuatro encuestados dijo estar de acuerdo en que muchas mujeres son violadas porque provocan a los hombres, y uno de cada cinco consideró que “es natural” que a las mujeres se les prohíban más cosas que a los hombres.

En lo referente al trabajo doméstico, la Enadis 2010 revela que las mujeres de 12 años y más dedican el 84 por ciento de su tiempo al trabajo en su hogar; mientras que el 42 por ciento de las mujeres que trabajan sólo recibe un ingreso de hasta dos salarios mínimos.

En tanto que las mujeres que se dedican al trabajo del hogar señalan que entre los principales problemas que enfrentan están los bajos sueldos, los abusos, maltratos, humillaciones y discriminación. Éste último flagelo ocurre en mayor porcentaje en las zonas metropolitanas de Toluca, Puebla, Tlaxcala y Querétaro.

De las personas que realizan trabajo del hogar en México, ocho de cada 10 no cuentan con seguro médico; seis de cada 10 no tiene vacaciones; y casi la mitad no recibe aguinaldo.

Las entrevistas realizadas del 14 de octubre al 23 de noviembre de 2010 en 13 mil 751 hogares, y que arrojaron información referente a 52 mil 95 personas, también indican que en México el 40 por ciento de las mujeres pide permiso a sus esposos para salir sola en la noche.

En coincidencia, la Enadis 2005 reflejó que para nueve de cada 10 mujeres encuestadas en México sí hay discriminación contra las mujeres, y que en los dos espacios donde se ejerce en mayor medida son el trabajo y la familia.

En cuanto al sufragio, la Enadis 2010 señala que 7.7 por ciento de las mujeres señaló que pide permiso a su esposo o compañero para votar y 18.6 por ciento avisa por quién lo hará. Los ámbitos en los que se muestran las consecuencias de la discriminación son múltiples. En materia educativa también se reveló que 24 por ciento de las mujeres entre 15 y 19 años no estudia ni trabaja.

A pesar de estos resultados, llama la atención que el 33.2 por ciento de las y los encuestados afirma que en México se respetan los derechos de las mujeres.

“Práctica sistemática”

Los datos relativos a la desigualdad de género reflejados en la encuesta, afirma el Conapred, muestran las prácticas discriminatorias sistemáticas que han sido reproducidas a lo largo de muchos años en nuestro país.

De acuerdo con el Consejo, prevalece “una visión de dominio masculino en el que las mujeres deben cumplir funciones específicas y limitadas, con consecuencias serias para que puedan realizar el ejercicio pleno de sus derechos”.

“La discriminación en contra de las mujeres es una realidad que tiene consecuencias concretas y reales en la vida de millones de personas cuyos derechos están formalmente protegidos por un extenso aparato normativo nacional e internacional”, añade el Conapred.

En el documento se asegura que la discriminación en contra de las mujeres es poderosa porque se asume y se justifica como lo que “debe ser”, y agrega que con la Enadis se muestran elementos para cuestionar el estado de las cosas y revertir una condición de discriminación que no es justificable.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.