jueves, 26 de mayo de 2011

Agresión a Libia es crimen internacional, denuncia Cuba en MNOAL

PL

Cuba calificó hoy aquí de crimen internacional y acto de agresión manifiesto los abusos cometidos por Estados Unidos y la OTAN contra Libia, en la aplicación de la resolución 1973 del Consejo de Seguridad de la ONU.

En su discurso ante la XVI Conferencia Ministerial del Movimiento de Países No Alineados (MNOAL), que tiene lugar en esta isla, el viceministro cubano de Relaciones Exteriores Abelardo Moreno afirmó que lo que hoy sucede en Libia nos atañe a todos.

"Pero, qué sucede hoy en Libia? ¿No podría suceder lo mismo en otras naciones miembros de nuestro Movimiento? ¿Acaso no es evidente la capacidad cada vez más efectiva de los Estados Unidos y la OTAN para imponer acciones en las Naciones Unidas a todos los niveles, contrarias a las razones que dieron origen a dicha organización?, preguntó el diplomático.

De acuerdo con el viceministro, el concepto estratégico de la OTAN, actualizado el 19 de noviembre de 2010 en la cumbre de Lisboa, no solo redefine unilateralmente lo que considera "riesgos" para los países del bloque, sino también postula que el acceso a la energía constituye un objetivo estratégico a lograr.

Ese documento de la organización, citó, señala que las crisis y los conflictos fuera de las fronteras de la OTAN pueden suponer una amenaza directa para la seguridad del territorio y las poblaciones de la Alianza. Por este motivo la OTAN va a implicarse donde sea posible y cuando fuera necesario.

"Todo está claro, no requiere comentario alguno", enfatizó Moreno, tras lo cual subrayó que el pueblo cubano ha hecho mucho por la vida y comparte la preocupación y el dolor por la muerte de personas en cualquier lugar y circunstancias, pero no puede aceptar el uso de todos los medios al alcance para la supuesta protección de civiles.

Todos sabemos -dijo- que es el camino a la agresión militar y al asesinato de personas inocentes, para servir a intereses específicos de un país o grupo de países.

"No podemos aceptar la hipocresía de los que invaden para proteger civiles, mientras llaman daños colaterales al millón de muertos que han provocado en años recientes", añadió.

El diplomático alertó sobre la manera en que se imponen conceptos como soberanía limitada, intervención humanitaria, guerra preventiva o responsabilidad de proteger, que son contrarios, en su esencia misma, a los principios más sagrados del MNOAL y de las Naciones Unidas.

Tales conceptos, indicó Moreno, "están concebidos como vehículos para violar la soberanía, apoderarse de los recursos y mutilar la independencia de nosotros, los países pobres, nunca poderosos".

El viceministro también señaló que el logro del desarme nuclear y del desarme general y completo bajo un estricto y eficaz control internacional, son también propósitos inalcanzados por el MNOAL.

"La existencia de las armas nucleares, junto al cambio climático, constituyen el principal y más urgente peligro para la supervivencia de la especie humana", añadió, tras lo cual argumentó que solo el empleo de una parte ínfima del enorme arsenal atómico mundial provocaría el invierno nuclear que aniquilaría casi todas las formas de vida en el planeta.

Luchar por un mundo libre de armas nucleares, aunque parezca inalcanzable, es la única garantía de que éstas no sean utilizadas, precisó en referencia a un mensaje del líder de la Revolución Cubana, Fidel Castro, denominado "En una guerra nuclear el daño colateral sería la vida de la humanidad".

Al abordar la actuación del MNOAL en sus 50 años de vida, el vicecanciller cubano dijo que el foro ha sobrepasado los intentos de dividirlo y los desafíos de su propia existencia, y enfrentado con éxito la unipolaridad que se le pretendió imponer.

"Hemos decidido asumir los nuevos retos de esta época difícil, y sabemos que nuestra tarea esencial, después de casi concluida la desconolización, está aún por hacerse.

Moreno contrastó como los países del MNOAL son una comunidad de tres mil 600 millones de personas y tienen todos los recursos naturales, sin embargo su Producto Interno Bruto es sólo el 11,9 por ciento del mundial y recibe únicamente el 20 por ciento de la riqueza.

"Tenemos independencia, pero no soberanía sobre nuestros inmensos recursos", apuntó.

El viceministro recordó cuando hace casi 40 años el MNOAL lanzó la iniciativa del Nuevo Orden Económico Internacional, sin embargo la brecha entre países ricos y pobres crece, la deuda externa varias veces pagada se multiplica e impide a muchos países del Sur crecer y desarrollarse.

"Con menos de la mitad de los recursos que hoy se dedican a las armas, se podría eliminar la pobreza extrema que padecen mil 400 millones de personas, salvar a 11 millones de niños que mueren cada año por causa del hambre y de enfermedades prevenibles o enseñar a leer y escribir a los 759 millones de adultos analfabetos", precisó.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.