miércoles, 11 de mayo de 2011

Los salafitas llegarán al poder en Siria si cae el régimen del presidente Asad

RIA NOVOSTI

Los salafitas (islamistas fundamentalistas) llegarán al poder en Siria si cae el régimen del actual presidente Bashar al Asad, declaró hoy su primo Rami Makhlouf citado por la edición digital "Al Bawaba".

"Los salafitas llegarán al poder si cae el régimen del presidente Asad y significaría el inicio de una guerra en Siria y en otros países también", dijo Makhlouf en una entrevista a medios de prensa occidentales.

Las autoridades sirias acusan a grupos armados salafitas, que reciben apoyo desde el exterior, de haber provocado revueltas populares a mediados de marzo en el país.

Según comentó el Ministerio del Interior de Siria, los salafitas instan a una "insurrección armada para crear un emirato salafita". Ante esta situación, Makhlouf pide a Occidente abstenerse de presionar sobremanera a los dirigentes sirios.

Rami Makhlouf, que se desempeña como consejero del presidente Bashar al Asad, es un importante empresario y propietario de la mayor compañía de telecomunicaciones siria, "Syriatel". Las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos contra Siria en 2008 se extienden asimismo a Rami Makhlouf.

Entretanto, la Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Catherine Ashton, declaró hoy "estar dispuesta a ejercer la mayor presión política posible" sobre Siria, donde no cesan los enfrentamientos entre los manifestantes y las fuerzas del orden.

"Estoy dispuesta a ejercer la mayor presión política posible sobre Siria", expresó Ashton al intervenir en la sesión plenaria del Parlamento Europeo en Estrasburgo.

La UE exhorta a las autoridades sirias a poner fin a la violencia y llevar a cabo una reformar política para restablecer la paz y seguridad en el país.

Las revueltas populares en Siria estallaron a mediados de marzo después de que la policía detuvo en la ciudad de Deraa a varios escolares por escribir consignas antigubernamentales en los muros.

Centenares de personas salieron a las calles para demandar la liberación de los escolares. Poco después, las protestas se extendieron a otras regiones.

Los enfrentamientos entre la policía y los manifestantes, que exigen la renuncia de Bashar al Asad, causaron ya más de 500 víctimas en los últimos dos meses, según afirma la oposición.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.