martes, 24 de mayo de 2011

Panorama económico de México

PL

Apuesta a la explotación petrolera en aguas profundas: Con la incorporación de la plataforma semisumergible "Bicentenario" de sexta generación, contratada por Petróleos Mexicanos (Pemex), México apuesta a la exploración en aguas profundas de su plataforma, donde están la mitad de las reservas de hidrocarburos.

Esa instalación iniciará operaciones con el pozo Talipau-1 del proyecto de inversión Golfo de México Sur, localizado en un "tirante de agua" de 940 metros (distancia entre la superficie y el lecho marino), en la cual se prevé perforar a cinco mil metros de profundidad, dijo la paraestatal en un comunicado.
La empresa mantiene como una de sus estrategias para producir crudo, la explotación de zonas en aguas profundas del Golfo, donde las autoridades estiman que habría cerca de 30 mil millones de barriles de petróleo.
Con la "Bicentenario", que arribó este lunes al puerto de Tuxpan, Pemex podrá perforar hasta tres mil metros de "tirantes de agua".
La plataforma fue construida en los astilleros en Corea del Sur; tiene 110 metros de eslora (largo), 78 de manga (ancho), 138 de altura y una capacidad para 160 personas, y está equipada con ocho propulsores eléctricos, que le permiten trasladarse de manera independiente.
Después que la producción de crudo alcanzó un nivel máximo de 3,4 millones de barriles diarios en 2004, México comenzó una constante declinación hasta el 2010, cuando especialistas de Pemex consideran que hubo "una estabilización", aunque la cifra fue ligeramente inferior al 2009.
En el pasado mes de abril, la corporación mantuvo estable la producción de crudo en un volumen promedio diario de dos millones 573 mil barriles, mientras que el promedio del primer cuatrimestre fue prácticamente igual.
Las exportaciones petroleras generaron una captación de divisas de 15 mil 514 millones de dólares, 42 por ciento más en comparación a los ingresos reportados en igual periodo de 2010, informó Pemex.

A la baja turismo en México
Un 10 por ciento menos de turistas, lo que representa una pérdida de 276 millones de dólares, registró México al cierre del primer trimestre del actual año con respecto a igual período de 2010.
En conferencia de prensa, Alejandro Rojas, titular del sector en esta capital, informó que en el país existe preocupación por la severa crisis que vive el turismo, que muchos analistas achacan a la ola violencia, lo cual ha provocado alertas de no viajar a México en varias naciones.
Por ello, "estamos pidiendo a la Secretaría de Turismo federal que convoque a todos los miembros del sector, para redefinir el rumbo en materia turística", pues también se corre el riesgo de que en lugar de crecer, se pierda el lugar actual en el ranking mundial, indicó Rojas.
Explicó que la llegada total de visitantes, resultado de la suma entre turistas internacionales y excursionistas provenientes de cruceros y fronterizos, pasó de 21 millones 353 mil en el lapso enero-marzo 2010, a 19 millones 293 mil en igual periodo de 2011.
Agregó que en materia de gasto las cifras resultan similares, en tanto de tres mil 655 millones de dólares se bajó a tres mil 326 millones, lo que representa un nueve por ciento menos que el año pasado.
El funcionario destacó que la Confederación Nacional Turística (CNT), sobre la base de los datos proporcionados por el Banco de México, corroboró la difícil situación que muestran las cifras.
Sobre el escenario del turismo doméstico, Rojas comentó que de enero a marzo del actual año se reportaron 784 mil 412 turistas nacionales menos, con la consiguiente merma en el aporte económico, que se traduce en una pérdida aproximada equivalente a 262 millones de dólares en tres meses.
No obstante, acotó que en el caso del Distrito Federal, la tendencia refleja todo lo contrario, ya que se percibió un aumento del 8,2 por ciento, lo que significa 214 mil 121 turistas más hospedados en hoteles, de los cuales 186 mil 904 son nacionales y 27 mil 217 extranjeros.
En dichos resultados, agregó, influyen las inversiones generadas en beneficio del sector, la ejecución de estrategias de promoción a partir de acuerdos adoptados con los inversionistas privados, en tanto las decisiones se toman de conjunto con la Asamblea Legislativa, lo que no ocurre a nivel federal.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.