miércoles, 11 de mayo de 2011

Panorama económico de Rusia

RIA NOVOSTI

Moscú baja a la cuarta ciudad más cara del mundo en alquiler de oficinas: Moscú bajo de la tercera a la cuarta posición en el ranking de las ciudades más caras del mundo, en términos de tasas de alquiler de oficinas, informó la Agencia Knight Frank.

En Moscú el alquiler de oficinas por metro cuadrado cuesta por año 60,05 libras esterlinas.
El primer lugar, ocupa Londres (distrito West End), el costo de alquiler de oficinas por metro cuadrado al año es de 85 libras esterlinas.
La segunda posición en el ranking de las ciudades más caras del mundo en alquiler de oficinas la ocupa Tokio, donde el alquiler de un metro cuadrado, al año cuesta 83,67 libras esterlinas.
Hong Kong, ocupa el tercer lugar, con un costo de 71,77 libras esterlinas, por metro cuadrado, al año.
En quinto lugar se ubica Paris, el alquiler de una oficina por metro cuadrado al año es de 59,68 libras esterlinas.
El más bajo costo en tasas de alquiler de oficinas, según los datos de la agencia, se encuentra en la ciudad de Lagos, en Nigeria, con un costo de 50,44 libras esterlinas, por metro cuadrado al año.

Accionistas de TNK-BP bloquean alianza estratégica entre BP y Rosneft
La petrolera anglo-rusa TNK-BP y su accionista ruso, grupo AAR, lograron bloquear en los tribunales una alianza estratégica entre BP y la compañía estatal rusa Rosneft, escribe hoy el diario Kommersant.
El Tribunal de Arbitraje de Estocolmo dictaminó el pasado viernes que la transacción no podrá consumarse a menos que Rosneft acepte a TNK-BP como socio en sus proyectos de explotación petrolera en la plataforma continental del Ártico. Ejecutivos de Rosneft afirmaron en varias ocasiones que no es posible.
BP planeaba canjear un 5% de sus títulos por el 9,53% de Rosneft, una alianza estratégica que fue anunciada a mediados de enero pasado e iba a derivar en proyectos conjuntos en la plataforma del Ártico. El grupo AAR protestó contra la transacción alegando que TNK-BP tiene derecho prioritario de implementar proyectos petroleros de sus accionistas en territorio de Rusia y Ucrania. También hay restricciones legales que impiden a BP realizar inversiones estratégicas en otras empresas del sector.
El futuro de la transacción dependerá ahora de que BP logre acordar con Rosneft la incorporación de TNK-BP al proyecto ártico, posibilidad que la prensa local cuestiona. Portavoces de Rosneft rehúsan de momento comentar el veredicto del tribunal pero sus altos ejecutivos descartaron en el pasado la colaboración con TNK-BP en la plataforma del Ártico.
El intercambio de participaciones, tal y como fue diseñado originalmente, ya no es posible. Tampoco hay mucho espacio para fórmulas de compromiso. Varios expertos citados por Kommersant señalan que las partes, con gran dosis de probabilidad, optarán por renunciar del todo a la transacción.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.