martes, 7 de junio de 2011

Argentina: Investigadores del Conicet en la CNEA fabricaron los paneles solares del satélite Aquarius/SAC-D

Isabel Cittadini (CONICET)

Si bien hay otros satélites argentinos, el 9 de junio próximo se pondrá en órbita el Aquarius/SAC-D, que es el primero que lleva todos sus paneles fabricados en el país por un grupo integrado por científicos del Conicet.

Desde el satélite Aquarius/SAC-D se observará la Tierra para medir la salinidad de mares y océanos y la humedad del suelo a gran escala. Estos datos permitirán elaborar alertas de inundaciones y la aparición y/o dispersión de enfermedades. El satélite llevará, para estos fines, 8 instrumentos que trabajan complementariamente, lo que convierte al satélite en un verdadero observatorio de la Tierra.

La misión satelital Aquarius/SAC-D es un emprendimiento conjunto de la CONAE (Comisión Nacional de Actividades Espaciales) y la NASA, en el cual el Departamento Energía Solar (DES) de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) fue responsable del desarrollo, caracterización e integración de los paneles solares para el satélite.

La puesta en órbita de esta misión, prevista para el 9 de junio, es un hito histórico en la implementación del Plan Nacional Espacial, ya que es el primer satélite construido en Argentina con sus paneles solares totalmente fabricados en el país por el DES de la CNEA.

Paneles solares argentinos

El DES se encuentra trabajando en energía solar desde mediados de los ´70 y, desde 1995, con la firma del Plan Nacional Espacial y sucesivos Contratos de Asistencia Tecnológica con la CONAE, orientó sus principales esfuerzos al desarrollo de celdas y paneles solares para satélites artificiales.

“Este es el primero que lleva la totalidad de sus paneles fabricados en Argentina, lo que significa una gran responsabilidad, ya que son los “encargados” de alimentar de energía eléctrica, no sólo al satélite, sino también a los instrumentos instalados en él”, explica Mónica Martínez Bogado, investigadora del Conicet en el Centro Atómico Constituyentes, de la CNEA para el Departamento Energía.

Durante el proceso se lograron algunos objetivos, quizás más pequeños frente a la envergadura de la misión en su conjunto, pero que desde el punto de vista científico-tecnológico nacional son igual de importantes.

Algunos de los desarrollos realizados por los profesionales y técnicos involucrados en el proyecto son la construcción de un Laboratorio Limpio de Integración de Paneles Solares en el edificio Tandar del Centro Atómico Constituyentes, el desarrollo de nueva tecnología para los procesos de soldadura y pegado de las celdas, la construcción de cámaras para ensayos que simulan las condiciones del espacio y aseguran su correcto funcionamiento, la creación de programas específicos para realizar simulaciones del funcionamiento del sistema de potencia del satélite, sensores gruesos de posición encargados de orientar los paneles hacia el Sol, y la fabricación de un contenedor especialmente diseñado para el transporte de los paneles solares, entre otros.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.