miércoles, 29 de junio de 2011

Argentina, Santa Cruz. Polémica en Río Gallegos: Reabren un barrio prostibulario donde fueron rescatadas varias chaqueñas

CHACO DIA POR DIA

La Justicia autorizó al barrio denominado “Casitas de tolerancia” para que vuelva a funcionar, tras dos años de estar clausurado. En el mismo, se habían rescatado a varias chaqueñas, presuntamente victimas de Trata de Personas.

La Cámara Federal Penal de Comodoro Rivadavia autorizó al barrio prostibulario denominado “Casitas de tolerancia” de Río Gallegos, para que vuelva a funcionar tras dos años de estar cerrado debido a una medida judicial. En el mismo se rescataron a varias chaqueñas que presuntamente habían sido llevadas con engaños en el marco del posible delito de Trata de Personas.

De acuerdo al fallo del que tomó conocimiento la Agencia Organización Periodística Independiente (OPI), recientemente dictado por la Cámara Federal, donde se encontraba radicada la causa por el cierre de las denominadas “Casitas de tolerancia” en Río Gallegos, se ordenó la reapertura de los prostíbulos, lo que coloca a los propietarios de los locales nocturnos del barrio santacruceño, en condiciones de reabrir sus puertas ni bien lo dispongan las autoridades municipales, de acuerdo a las Ordenanzas de habilitación correspondientes.

Consultada por OPI, Jovita Vivar, representante legal de un grupo de propietarios de esos locales, señaló que si bien sólo conoce la parte resolutiva del documento judicial, entiende que la determinación de la Cámara se sustenta en la inexistencia del delito. “Es una causa que como ya lo habíamos apuntado no contiene delito, no hay detenidos, ni indagados y tampoco hay querellantes, porque la Fundación Alameda que hizo esta denuncia pública no es querellante en la causa”, dijo la abogada quien reconoció que a partir de ahora estudiarán la adopción de acciones civiles en contra del estado y de la Fundación Alameda.

Los prostíbulos de Río Gallegos suman aproximadamente unos 20 y están distribuidos en dos manzanas. El 5 de junio de 2009 se llevó a cabo un megaoperativo Federal, con participación de Gendarmería y Prefectura Naval, ordenado por el Juzgado Federal de Río Gallegos, en el cual se desplegaron más de 200 efectivos y detuvieron a unas 100 mujeres, en horas de la madrugada.

La orden judicial impartida por la Jueza Elsa Álvarez estuvo fundamentada en una causa caratulada “Averiguación de presuntos delitos de acción pública” y se relacionó con denuncias públicas realizadas por la Fundación Alameda, que en el programa “Documentos Américas” de Facundo Pastor, había realizado una denuncia sobre el tráfico de personas y explotación ilegal de mujeres en los locales nocturnos de esta ciudad, los cuales – de acuerdo a las denuncias de ese momento – no estaban habilitados para funcionar ni declarados como prostíbulos, sino como Cabarets.

Siguen las mafias

Esta resolución judicial no cayó nada bien en la Fundación Alameda (organización que lucha contra la trata de personas y la explotación sexual) ni en una de las juezas que intervino en varios operativos en esa zona, la titular del Juzgado Federal de Sáenz Peña, Zunilda Niremperger. “Con esa resolución, benefician así a la mafia de la trata de mujeres y niñas que nutren la más abyecta explotación sexual en el barrio ‘Las Casitas’ de Río Gallegos”, señala la fundación en su página web.

“Pese a que en la Argentina los prostíbulos, el proxenetismo y todo tipo de explotación sexual por cuenta ajena esta prohibida según una ley nacional y dos convenios internacionales ratificados por el Congreso Nacional, los camaristas hicieron caso omiso a la legislación vigente y dieron luz verde a la reapertura de las casitas el pasado 15 de junio”, criticaron.

“Para lograrlo el presidente de la Cámara Federal, Santiago Bernardo Kiernan, la vicepresidente, Hebe Lilia Corchuelo de Huberman, y el vocal, Javier María Leal de Ibarra, tuvieron respaldo de un sector del poder político nacional y provincial que buscan disimular el proxenetismo bajo la inocente figura de wiskeria o cabaret”, sostiene la organización.

“Ya en mayo se venía anticipando el fallo que firmaron los camaristas. Por esa época en los medios santacruceños ya se anticipaba que ‘Las Casitas’ iban a reabrir y para ello derribarían la sentencia de primera instancia que lo mantuvo por dos años clausurado. Los camaristas en Chubut no sólo desoyeron la ley nacional de Profilaxis y lo investigado por la jueza Ana Cecilia Álvarez, sino que también omitieron lo investigado por otros magistrados del país que han intervenido en los prostíbulos de ‘Las Casitas’ con allanamientos para rescatar a mujeres traficadas y luego esclavizadas”, cuestionaron.

Niremperger

En este sentido, La Alameda recuerda que “hubo una aguda investigación con consecuencias penales en las casitas llevada adelante por la Jueza Niremperger poco antes de la denuncia de la Fundación en junio del 2009”. La magistrada rescató a dos mujeres esclavizadas en el cabaret ‘El Deseo’ de ‘Las Casitas’.

Consultada por RADIO CIUDAD sobre la reapertura de este barrio, la jueza lamentó la decisión judicial. “Ese barrio era abiertamente un lugar de explotación y esclavitud”, sostuvo, y añadió: “Me siento desilusionada, en parte y además impotente ante una situación como tantas otras en las cuales nosotros no podemos tomar ningún tipo de intervención ni hacer nada más que seguir en esta lucha que venimos dando aquellas personas que de algún modo u otro contribuimos a que se esclarezcan los casos de trata de personas”.

“Está claro que hay muchos intereses que están por encima de esta realidad de explotación que se ve todo el tiempo y está claro también que hay una realidad que la misma sociedad no quiere ver y que por eso los poderes públicos también pueden seguir sosteniendo”, dijo Niremperger.

Fuentes: La Alameda, Agencia OPI y RADIO CIUDAD

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.