miércoles, 29 de junio de 2011

Dictan las primeras condenas contra policías sublevados en Ecuador

PL

El Tribunal II de Garantías Penales de Pichincha informó que declaró culpable del delito de atentado a la seguridad interna del Estado al exjefe de la Escolta Legislativa, Rolando Tapia, por los hechos del pasado 30 de septiembre.

Igualmente, sancionó como responsables de la sublevación que impidió reunirse al Parlamento ese día a los policías Mario Flores y Patricio Simancas; y a los también policías Marco Tibán, Francisco Noboa Ramos y Carlos Enrique Tasinchana, como cómplices.

Luego de 10 horas de deliberaciones, el presidente del Tribunal Penal, Renato Vásquez, y los magistrados Luis Manosalvas y Javier Andrade, notificaron la resolución al fiscal y a los abogados defensores.

Por tratarse del juicio de un delito contra la seguridad del Estado, la audiencia fue reservada, sin acceso a la prensa y el público.

Tapia y los cinco agentes son acusados de impedir la instalación de la Asamblea Nacional durante la revuelta policial e intento de golpe de Estado, el 30 de septiembre de 2010 y, según el Código Penal, ese delito se condena con una pena de cuatro a ocho años de cárcel.

Reacciones a favor y en contra desató la decisión, pues son los primeros sancionados por el intento golpista que originó ocho muertes de ciudadanos y más de 200 heridos, demora calificada por el Ejecutivo de intento por mantener en la impunidad esos hechos.

Víctor Cevallos, abogado defensor, rechazó el dictamen y argumentó que más que una resolución jurídica es una decisión política. Dijo que aún no se les había comunicado oficialmente la pena y dejó abierta la posibilidad de apelación.

El juez encontró responsables a los seis sindicados de los hechos ocurridos en el Parlamento, en los cuales policías encapuchados cerraron el recinto legislativo y agredieron a legisladores, sobre todo del oficialismo, y a periodistas.

La asambleísta de Alianza PAIS, Rosana Alvarado, opinó que la sentencia evidencia que lo sucedido en la Asamblea el 30 de septiembre era parte de "una conspiración para conseguir un Golpe de Estado".

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.