martes, 7 de junio de 2011

El embajador ruso ante la OTAN califica a los europeos de observadores pasivos en el plan estadounidense de defensa antimisil

RIA NOVOSTI

El embajador ruso ante la OTAN, Dmitri Rogozin, calificó hoy a los europeos de “observadores pasivos” en el plan estadounidense de defensa antimisil (DAM) e insistió en que sea Washington, y no la Alianza, quien proporcione a Moscú garantías legales de que ese proyecto no apunta contra Rusia.

“Los europeos son más bien extras que observan pasivamente cómo Estados Unidos va desplegando en su territorio infraestructuras militares, supuestamente, para protegerlos contra ‘monstruosos y temibles’ misiles iraníes”, señaló Rogozin.

Recordó que el escudo DAM en Europa “es un sistema puramente estadounidense” y que Washington “ya empieza a instalar esos equipos en Rumania” que acogerá en su territorio una base militar de Estados Unidos.

El embajador ruso comentó así la reciente declaración del secretario general de la OTAN, Anders Vogh Rasmussen, de que sería problemático acordar con los 28 miembros de la Alianza las garantías legales de que el futuro sistema DAM en Europa no apunta contra Rusia.

Rogozin insistió en que las garantías legales vengan del “autor intelectual y material” del proyecto, Estados Unidos, puesto que “Europa sólo acoge sin rechistar una maquinaria bélica que no es suya”.

“Europa es un garaje, así que no nos interesa su opinión sino la del conductor que estaciona allí su coche”, concluyó.

Estados Unidos pretende emplazar gradualmente en Europa, a partir de 2015, algunos elementos terrestres de su escudo antimisil. Rusia impugna este plan alegando que pone en peligro sus fuerzas de disuasión nuclear.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.