jueves, 23 de junio de 2011

El G20 busca un consenso en París en la cruzada contra la hambruna

Fausto Triana (PL)

El difícil equilibrio de la diplomacia vuelve hoy a examen en el Grupo de los 20 (G20), en busca de mejores condiciones para afrontar la batalla contra el hambre, una meta en líneas generales deseable para todos.

Sin embargo, la fórmula del consenso transita por la cuerda floja en la ministerial de Agricultura del G20, que anoche comenzó con una cena en el Palacio del Elíseo y el discurso del presidente francés, Nicolás Sarkozy.

Numerosas ONGs y asociaciones campesinas que estuvieron por la Ciudad Luz en estos días descalificaron el papel de la concertación de los países de mayores economías en el orbe y exigieron respuestas sin dilaciones.

A priori, de acuerdo con analistas consultados, la balanza se inclina a aceptar las propuestas de Francia en calidad de presidente de turno del grupo, sobre todo en el ajuste de la regulación de los mercados de materias primas.

Sarkozy volvió a señalar con dedo acusador a los especuladores como responsables de la inflación de los precios de los alimentos y por tal motivo se pronuncia por el control de los mercados, aunque de manera ordenada y sin sobresaltos.

En sus palabras la víspera, el jefe de Estado galo advirtió que la subida de los precios de las materias primas "puede hundir a poblaciones enteras en el hambre y la pobreza, y provocará disturbios".

Se pronunció por un protagonismo cada vez más relevante de la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) y solicitó al G20 a actuar con la misma determinación que cuando lo hizo en la crisis financiera.

"Lo que fuimos capaces de hacer para los mercados financieros, tenemos que hacerlo para los agrícolas", remarcó.

París parece decidido a lograr avances significativos que transiten por ajustes en los meses subsiguientes hasta lograr la aprobación definitiva en la Cumbre del G20 de Cannes, en el mes de noviembre.

"Prefiero hacerme responsable de un fracaso en lugar de un acuerdo desganado, o un acuerdo sólo para mantener las apariencias", adelantó el ministro francés de Agricultura, Bruno Le Maire, quien encabeza la reunión este jueves.

En la cita, que adoptará sus decisiones hoy en el Centro de Conferencias Ministeriales de París, participan los titulares de Argentina, México y Brasil, junto a sus homólogos de Estados Unidos, Italia, China, Gran Bretaña y Alemania.

Igualmente, Japón, Suráfrica, India, Australia, Rusia, Turquía, Indonesia, Corea del Sur, Arabia Saudita, Canadá y Francia, además de la Unión Europea de conjunto.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.