martes, 7 de junio de 2011

El Salvador: Condenan a OEA por reincorporar a Honduras al foro hemisférico

Geovani Montalvo - Alma Vilches - Leonor Cárdenas (COLATINO)

Diferentes organizaciones campesinas, indígenas y populares de Honduras están en El Salvador desde el pasado viernes, para condenar a la Organización de los Estados Americanos (OEA) por reincorporar a Honduras al organismo.

Consideran que eso contribuye a la desmemoria, la impunidad y legalización del golpe de Estado perpetrado en junio de 2009. Además, desconocen la legitimidad del actual régimen del Presidente Porfirio Lobo y lo califican como “el continuismo del golpe”.

Una de la actividades programadas por las organizaciones fue la vigilia por la memoria y la justicia que se realizó el sábado frente a Catedral Metropolitana, luego de la instalación del “Campamento Dignidad” en la Plaza de las Américas, bajo el monumento al Salvador del Mundo.

Con las mantas extendidas y las cruces puestas en vertical procedieron a cerrar la calle con una enorme imagen de monseñor Romero, como símbolo de solidaridad con los pobres de Honduras.

El padre “Melo”, sacerdote jesuíta hondureño y director de la comunitaria Radio Progreso presidió la celebración litúrgica y dedicó “el acto a todas las víctimas del golpe de Estado y del actual régimen opresor”.

La mayoría de los rostros iluminados por las velas encendidas eran de gente conocida entre sí, fuera de Honduras parecían más cercanos. Muchos traían entre sus manos velas y fotos de compañeros asesinados, gente que sonríe frente a una cámara, a salvo de la muerte.

“Pascualita”, líder espiritual lenca que también participó en el acto religioso, hizo su reflexión expresando que “la teología de la lucha tomó su lugar entre los presentes”. Hubo cantos y expresión de deseos en voz alta, todos deseos de justicia, de paz, de honestidad, de cambios. Los hombres crucificados se veían al fondo de este acto, atrás de ellos y haciendo valla, les acompañaba una enorme bandera de Honduras con su lampo de nítida luz.

Finalizada la vigilia, el Campamento Dignidad se dirigió ayer temprano a la cripta de Monseñor Romero, símbolo para creyentes y no creyentes de la lucha contra la injusticia de los poderosos, luchador contra la represión institucionalizada, representa una poderosa voz a favor de los pueblos oprimidos, del pueblo salvadoreño y hoy el hondureño.

Posteriormente, el campamento se movilizó a las cercanías de la sede de la 41 Asamblea de la OEA, donde estableció su plantón permanente con actividades múltiples de denuncia, información e intercambio entre sus integrantes, los medios de comunicación y población en general.

El Campamento Dignidad se ha fortalecido con la presencia de más hondureños y hondureñas y delegaciones de El Salvador que se han unido a la movilización. Permanecerán hasta el miércoles, defendiendo la dignidad del pueblo hondureño.

Con la misa dominical celebrada ayer en la Cripta de Catedral Metropolitana, por el sacerdote Oscar Granados, concluyeron las actividades del movimiento hondureño en las cercanías del principal templo católico. El padre Granados, durante la homilía enfatizó en las injusticias que se dan con las personas más vulnerables, y que la lucha por el dominio y el poder lleva a una serie de violaciones a los derechos humanos de las personas, quienes en ocasiones no alzan la voz por temor a represalías de las oligarquías.

A la vez, señaló que Monseñor Romero con su mensaje de esperanza y solidaridad, iluminó el camino a seguir por parte de quienes tienen el poder, ya que las prácticas individualistas convierten al hombre en un ser sin valores que solo piensa en su beneficio.

Retorno de Honduras a la OEA contribuye a más represión

Encadenados de cuello y manos a la bandera de Honduras, representantes de diferentes organizaciones sociales y el Frente Nacional de Resistencia Popular (FNRP), permanecieron por más de 5 horas frente al Monumento Divino Salvador del Mundo, San Salvador, en rechazo a la decisión tomada por la Organización de Estados Americanos (OEA) de aceptar a Honduras nuevamente.

Según los representantes del FNRP, Movimiento Unificado Campesino de Aguan (MUCA) y el Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH) el retorno de Honduras a la OEA, contribuye a más represión contra el pueblo hondureño y abre las puerta a nuevos golpes de Estado en cualquier otro país del continente Centroamericano.

“Esta instancia, lo único que va hacer es legalizar e institucionalizar los golpes de Estado, pese a que hay una grave situación de violación a los derechos humanos de manera sistemática y grave que es una política del régimen continuador del golpe de Estado”, manifestó Bertha Cáceres, dirigente del FNRP.

Cáceres aseguró que la OEA a costa del tema de Honduras quiere relanzarse, subir su perfil y demostrar que tiene funcionalidad. “Para nosotros no sirven para nada, sabemos que hay un pragmatismo político y económico, hay una jugada turbia de los Estados Unidos en eso y la decisión equivocada de los gobiernos Latinoamericanos, excepto Ecuador”, explicó Cáceres.

Para la dirigente del FNRP, el regreso de Manuel Zelaya a Honduras, es de mucha alegría para los hondureños, sin embargo, aseguró que “Mel” nunca debió salir del país y mucho menos regresar a costa de la dignidad del pueblo.

Por su parte, Salvador Zúniga, Coordinador General del Movimiento Lenca de Honduras (COPIN), aseguró que dicho sector impugna totalmente la decisión de reincorporar nuevamente a Honduras en la OEA. “Nuestro país vive la continuación de un golpe de Estado, esto significa para nuestro pueblo represión, desaparecidos, asesinatos, perseguidos, toques de queda, cierra de medios de comunicación y violación a los derechos humanos”, agregó Zuniga. Los nombres de Isis Obel Murillo, Néstor Ovidio Zúniga, Walter Trochez, Carlos Roberto Turcios, Mateo Antonio Leiva, Moisés García, Julio Funez, y de todos los mártires asesinados durante y posterior al golpe de Estado, realizado el 28 de junio 2009, aún permanecen frescos en la mente del pueblo hondureño, reprimido por el ejército golpistas de Roberto Micheletti.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.