jueves, 23 de junio de 2011

Obama retirará 33.000 soldados de Estados Unidos del territorio de Afganistán para verano de 2012

RIA NOVOSTI

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, anunció anoche el plan de reducir el contingente militar en Afganistán en 10.000 efectivos en lo que queda del presente año y en otros 23.000 efectivos para verano de 2012.

“A partir del mes que viene y hasta fines de este año podremos retirar de Afganistán 10.000 militares, y hacia verano próximo un total de 33.000 militares habrán regresado a casa”, manifestó Obama en una alocución a la nación. El repliegue continuará a medida que los afganos se vayan haciendo cargo de las tareas de seguridad en su país, aseguró.

Obama resaltó que, al emprender esa retirada, cumple la promesa hecha a finales de 2009, y que en cuestión de un año se revertirá el aumento de tropas iniciado en 2010.

“Este proceso de transición concluirá para 2014 y el pueblo afgano estará a cargo de su propia seguridad”, señaló.

Un alto cargo de la Administración estadounidense dijo que Obama ya comunicó esa decisión a varios líderes extranjeros, entre ellos, el presidente afgano Hamid Karzai, su homólogo pakistaní Asif Ali Zardari, el primer ministro británico David Cameron, el mandatario francés Nicolas Sarkozy, la canciller federal de Alemania Angela Merkel y el secretario general de la OTAN Anders Vogh Rasmussen.

El grado de amenaza que emana de Afganistán, según el funcionario de la Casa Blanca, ha disminuido considerablemente en los últimos años y, aunque todavía falta estabilidad, no hay indicios de que grupos terroristas vean el territorio afgano como una plataforma para organizar atentados a gran escala contra Estados Unidos. Pakistán, en este sentido, representa una amenaza mucho mayor pero los terroristas también han sufrido allí grandes pérdidas, ante todo, con la eliminación del líder de Al Qaeda, Osama Bin Laden.

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Robert Gates, quien va a abandonar el puesto a finales de este mes, manifestó su respaldo al calendario de la retirada propuesto por Obama. Destacó que la decisión del presidente ofrece a los jefes militares “los recursos, el tiempo y, quizás, lo más importante, la flexibilidad suficientes” para completar con éxito la operación.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.