martes, 7 de junio de 2011

Palestinos repudian el ataque de extremistas israelíes a una mezquita en la ocupada Cisjordania

PL

Autoridades palestinas repudiaron hoy el ataque de colonos israelíes radicales contra una mezquita en la ocupada Cisjordania, y los disparos de soldados sionistas contra una manifestación pacífica en Gaza, que se saldó con un herido.

El alcalde de la aldea de Al-Mughayyir, Faraj Al-Nassan, señaló que extremistas judíos incendiaron un neumático dentro de la mezquita en un aparente intento de quemar todo el inmueble, acción atajada por feligreses cuando asistían a las plegarias musulmanas matutinas.

La mezquita fue incendiada de madrugada y en sus paredes podían leerse graffitis con mensajes y consignas racistas contra los árabes, aseguraron testigos y miembros del consejo de la referida aldea cercana a esta ciudad de Ramalah, sede del gobierno palestino.

Una de las frases pintadas decía "Alei Ayin", que es el nombre de un asentamiento judío improvisado (no autorizado por el gobierno de Tel Aviv) demolido por la policía israelí la semana pasada, lo que desató fieros enfrentamientos y promesas de venganza.

El presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmoud Abbas, condenó la acción y pidió a la gobernadora de Ramalah, Laila Ghannam, proceder a la inmediata reparación del inmueble religioso al que los colonos habían llevado docenas de neumáticos usados para quemarlos.

A su vez, el ministro palestino para Asuntos Religiosos, Mahmoud Al-Habbash, también reprobó el incendio que -dijo- "indica la magnitud de la agresión que desatan los colonos sobre sitios santos (islámicos).

Al-Habbash afirmó que los atacantes, a los que tildó de vándalos, "planean destruir sitios sagrados y crear nuevos hechos sobre el terreno para judaizar (sic) la tierra".

Policías e israelíes residentes en los asentamientos de la Ribera Occidental han agredido reiteradamente recintos religiosos islámicos en los territorios palestinos, y en noviembre de 2010 buldózer militares demolieron una mezquita en el área de Khirbet Yarza.

Asimismo, un joven palestino sufrió heridas en la cabeza y el cuello cuando efectivos sionistas abrieron fuego este martes contra una manifestación pacífica en la localidad de Beit Hanoun, cerca del paso fronterizo de Erez, en el norte de Gaza.

Los disparos los hicieron contra activistas locales y extranjeros que marcharon cerca de la zona de exclusión aledaña a la cerca limítrofe para criticar la ocupación de los territorios palestinos.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.