jueves, 23 de junio de 2011

Rusia: La Cancillería tacha de impertinente la injerencia de Estados Unidos la en disputa territorial entre Moscú y Tokio

RIA NOVOSTI

El Ministerio ruso de Asuntos Exteriores calificó hoy de “impertinente” la injerencia de Washington en la disputa territorial que Moscú y Tokio mantienen en torno al archipiélago sur de las Kuriles, en el mar de Ojotsk, a raíz de la Segunda Guerra Mundial.

Una declaración que Estados Unidos y Japón aprobaron al término de las recientes consultas al nivel de ministros de Defensa y Exteriores incluye el punto de que “ambas partes contribuirán a la plena normalización de las relaciones ruso-niponas mediante la solución del problema de los territorios del norte”, sobreentendiéndose por tal la ausencia de un tratado de paz entre Japón y Rusia.

El Ministerio de Exteriores de Rusia reparó en este párrafo y colocó hoy en su sitio web un comentario que califica de “impertinente” una situación en que “se cuestiona de uno u otro modo la soberanía rusa sobre las islas Kuriles, un territorio que Rusia posee de forma legítima de acuerdo con los resultados de la Segunda Guerra Mundial consagrados en la Carta de Naciones Unidas”.

Moscú espera de Washington “una actitud más respetuosa hacia los acuerdos que los países miembros de la coalición contra Hitler lograron con respecto a las islas Kuriles”, señala el comunicado.

El documento resalta que “el tratado de paz es un problema de las relaciones bilaterales entre Moscú y Tokio” y que “los intentos de injerencia externa no contribuyen a crear un ambiente tranquilo para el diálogo sobre un asunto tan complejo y sensible”.

Tokio reivindica cuatro “territorios del norte” (las islas Habomai, Shikotan, Iturup y Kunashir del archipiélago sur de las Kuriles) alegando el Tratado bilateral de comercio y fronteras de 1855. Moscú, por su parte, recuerda que esas islas pasaron a formar parte de la Unión Soviética a raíz de la Segunda Guerra Mundial y son una posesión legítima de Rusia que es sucesora legal de la URSS.

La disputa territorial en torno a las Kuriles se reavivó a finales de 2010, después de que el presidente ruso Dmitri Medvédev visitara por primera vez estos territorios.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.