lunes, 1 de agosto de 2011

Argentina: Un informe privado advirtió sobre el alto empleo informal en el campo

NA - TUCUMAN NOTICIAS

El sector rural registra una "masiva informalidad" laboral que mantiene a tres de cada cuatro trabajadores "en negro" en una población total de 3,4 millones de personas.

Así lo indicó un estudio realizado por el Instituto para el Desarrollo Social Argentino (IDESA), el cual puso en duda la eficacia de la creación de un régimen previsional especial para la actividad rural que se trata en el Congreso.

El pleno de la Cámara alta aprobó la semana pasada en el recinto un proyecto de ley que establece, entre otras cosas, que "los trabajadores rurales y aquellos que realicen tareas agropecuarias en la agroindustria gocen de un régimen previsional diferencial".

El sistema establece que los trabajadores puedan acceder a la jubilación ordinaria cuando alcancen los 57 años de edad, sin distinción de sexo, en tanto acrediten 25 años de servicios con aportes computables a uno o más regímenes del sistema de reciprocidad previsional.

Asimismo, se obliga a las empresas más grandes, como las exportadoras, a abonar 3% más de contribuciones patronales.

Según el Censo 2010, la población total de Argentina se estima en 40,1 millones de habitantes de los cuales 3,4 millones de personas habitan zonas rurales.

Estimando una tasa de participación laboral en el orden del 40%, los trabajadores rurales serían aproximadamente 1,3 millones de personas.

La cantidad de trabajadores asalariados registrados en el sector rural asciende a 335 mil personas, o sea, sólo 25% del total de trabajadores rurales.

Sobre la base de esta información de fuentes oficiales se deduce que los trabajadores rurales que acceden a la cobertura de la seguridad social y serían los beneficiarios directos del régimen especial, "constituyen una minoría", dijo IDESA.

De cada cuatro trabajadores, tres van a quedar excluidos porque trabajan "en negro" u, ocasionalmente, son cuentapropistas con aportes intermitentes.

Según datos de la AFIP, los 335 mil trabajadores "en blanco" reciben una remuneración promedio de $2.500 mensuales, un nivel que casi duplica la que percibe un trabajador "en negro" urbano y seguramente también es más alta que los ingresos que reciben la mayoría de los trabajadores informales rurales.

"El proyecto de ley intenta atender la realidad de que su eficacia es muy baja debido a la masiva informalidad en el sector rural", opinó IDESA.

Para ello, establece una "moratoria previsional permanente", similar a la denominada "jubilación de amas de casa".

A través de este dispositivo se propone eximir de la obligación de realizar aportes para acceder a la jubilación especial a las personas que declaren haber realizados trabajos rurales "en negro".

"La idea implica asumir con resignación la masiva informalidad laboral y agrega un nuevo nicho para la corrupción y el negocio de los gestores", denunció el Instituto.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.