lunes, 1 de agosto de 2011

Renunció científico argentino al comité de monitoreo de Botnia

EL ONCE - INFOALTERNATIVA

Renunció el científico argentino Juan Carlos Colombo, del Comité Binacional que tiene a su cargo el monitoreo ambiental del río Uruguay, la desembocadura del río Gualeguaychú y la planta industrial UPM-Botnia.

El presidente de la Comisión Administradora del Río Uruguay (Caru), delegación Argentina, Hernán Orduna, confirmó la renuncia a El Diario, y aseguró que “se buscará un reemplazante”, pero no quiso revelar los motivos de la dimisión del científico argentino.

Para los integrantes de la Asamblea Ambiental de Gualeguaychú, Colombo como integrante del Comité Científico de Monitoreo, era quien les daba la cuota de confianza respecto a los estudios, situación que con su dimisión quedará en la nebulosa.

El más sorprendido fue el abogado e integrante de la entidad ambientalista, Luis Leissa, quien dijo que desconoce los motivos de la renuncia de Colombo, aunque supuso que pudo haber sido por diferencias de criterio con el resto del equipo.

“Me reuní una vez con Colombo y él decía que era clara la contaminación, así lo presentó ante La Haya y, en su criterio, esa contaminación por ser acumulativa habían aumentado”, dijo el letrado.

Informes

Como título central el diario El País de Montevideo no sólo dio a conocer ayer la renuncia que presentó el 12 de julio Colombo, sino que se indicó que la planta UPM-Botnia sorteó “con éxito” el primer monitoreo científico binacional.

Si bien el diario uruguayo anticipó que la semana próxima se harán públicos los datos, se adelantó que “los resultados de las muestras de efluentes en UPM enviadas a Canadá se ajustan a los parámetros internacionales”.

Orduna aseguró no tener los informes del laboratorio de Canadá. “No tenemos ningún informe sobre los resultados del monitoreo. No hemos recibido ningún informe del Comité Científico, todo lo que hemos recibido, como los planes de monitoreo, están subidos a la página web de la Caru y todos la pueden consultar. No tenemos los informes”, reiteró.

Si bien a Orduna le parece imprudente que los delegados de uno u otro lado hablen del tema por separado, lo cierto es que desde Uruguay se indicó que el comité científico binacional ya tiene en su poder los análisis, por lo que los delegados de la Caru se encuentran en diálogo para determinar la forma en la que se harán públicos los informes.

Y no se descarta incluso, que el martes 2 de agosto, sea el tema de agenda de los mandatarios de Argentina y Uruguay, Cristina Fernández de Kirchner y José Mujica, cuando se encuentren en Buenos Aires. Según el medio uruguayo, “es probable que ambas cancillerías intervengan en la definición del mecanismo de difusión de estos primeros estudios a la planta procesadora de celulosa”.

Asimismo, se dijo que los delegados argentinos y uruguayos tienen previsto sesionar en Paysandú, entre el 15 y 19 de agosto, fecha en que evaluarán el reporte sobre el informe del laboratorio canadiense.

Renuncia

Si bien no trascendió cuáles fueron los motivos por los cuales Colombo presentó su renuncia al Comité, desde el vecino país aseguran que fue por dificultades en el seno del comité científico.

Diferencias que incluso se evidenciaron con su ausencia en las últimas muestras que se tomaron en UPM-Botnia y en la desembocadura del río Gualeguaychú.

-¿Tenían confianza en Colombo?

-Leissa: Sí, porque conocemos los antecedentes de él e incluso los argumentos que presentó ante La Haya y eran contundentes respecto a la contaminación.

Colombo era el hombre que más conocimiento tenía y fue él quien incorporó todos los datos ante La Haya y ahora desaparece del Comité, lo que lamentamos. Incluso Colombo fue quien se ofreció a venir a Gualeguaychú para demostrar el daño que está haciendo Botnia, pero se lo impidieron.

Uruguay reitera que no se piensa en la relocalización de la planta

Gastón Silberman, presidente de la delegación Uruguaya en la Caru, expresó por su parte en el informativo de Visión FM de Fray Bentos, que una relocalización “no está siendo considerada”.

Según reproduce el diario uruguayo, el funcionario aseguró que “no está previsto, ni se maneja, salvo que los resultados dieran algo impensable, pero ahora estamos seguros que no va a ocurrir”, en relación a una posible relocalización de la planta como se exige de este lado del río Uruguay.

El funcionario aclaró que la finalidad del monitoreo no es la relocalización, o tampoco la del comité científico. “Simplemente se llevarán adelante correcciones en el caso que haya que hacerlas”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.