lunes, 29 de agosto de 2011

Trabas para los derechos sexuales en Argentina

Daniela Pardo (ARTEMISA)

En el último año se destaca la mayor regularidad en la provisión de insumos anticonceptivos por parte del Programa Nacional de Salud Sexual y Procreación Responsable de Nación. Sin embargo, entre los debes, uno de los métodos que mayores trabas registra es la anticoncepción quirúrgica (ligadura de trompas de Falopio). Además falta difusión y conocimiento de la vasectomía como método de anticoncepción quirúrgica masculina. Estos son algunos resultados del monitoreo del programa que realiza un consorcio de ongs y fue presentado el miércoles pasado en el Senado de la Nación.

El tomar conocimiento sobre los derechos de la ciudadanía y a partir de ello exigir su cumplimiento es también una forma de ejercer el deber ciudadano. Con esta premisa como fundamento desde el Conders se trabaja en pos de informar y avanzar en la implementación del Programa Nacional de Salud Sexual y Procreación Responsable, enmarcado en la Ley 25.673.

El Consorcio Nacional de Derechos Reproductivos y Sociales (Conders) está compuesto por diversos grupos y ONGs de mujeres, jóvenes y derechos humanos, que desde 2003 trabajan monitoreando el funcionamiento del programa en distintas provincias del país, y en algunos municipios bonaerenses. El miércoles 24 de agosto en el auditorio del Senado de la Nación presentaron el informe nacional correspondiente al trabajo realizado entre agosto 2009 y agosto 2010. (1)

Para Mabel Bianco, de la Fundación para el estudio e investigación de la Mujer (FEIM), lo principal del informe 'es mostrar qué piensan los y las usuarias' del programa, y a partir de los resultados de este informe se da cuenta de los principales nudos problemáticos en cada jurisdicción monitoreada y a partir de ello llevar a cabo acciones de exigibilidad. 'El monitoreo y la exigibilidad deberían ser un derecho de la ciudadanía, pero es necesario generar canales que vehiculicen ese reclamo ciudadano' afirma Susana Checa del Foro por los Derechos Reproductivos.

Dentro de los principales resultados del monitoreo se destacan algunas mejoras en la implementación, principalmente ligada a la mayor regularidad en la provisión de insumos (relacionado, según el informe a la implementación del Plan Remediar, en el caso de la entrega de métodos anticonceptivos), aunque la mayoría de las veces las y los usuarios deban realizar trámites administrativos para obtenerlos; o el caso de la anticoncepción hormonal de emergencia (la llamada pastilla del día después), frente a la cual también se percibió una falta de conocimiento en algunos profesionales que la consideran abortiva, o 'no la consideran eficiente y por eso no la ofrecen', explica Bianco. Otro caso en el que se registraron criterios confusos o disimiles es en la aplicación del DIU, donde el informe también resalta la necesidad de mayor capacitación y actualización por parte de los profesionales.

Uno de los métodos que mayores trabas registra es la anticoncepción quirúrgica (ligadura de trompas de Falopio), para esta 'se generan trabas que no existen en la ley' indica Bianco. Hay requisitos extra legales en seis de las 18 jurisdicciones monitoreadas, como ser la cantidad de hijos, la autorización del marido o la pareja, o la exigencia de estudios complementarios que no están en la ley. Hay situaciones graves como en la provincia de Entre Ríos donde provocó una muerte materna en marzo de 2010, o un caso actual que relató Carolina Comaleras, representante del Conders en esa provincia, de una mujer de 35 años con 5 abortos espontáneos previos y una cardiopatía severa, con un embarazo de riesgo. Tras un ateneo en el hospital se decide la interrupción del embarazo, la cual fue suspendida, y la mujer fue derivada al Hospital Posadas de Buenos Aires.

'La mujer hace seis años había solicitado una ligadura de trompas, y se le había negado porque el quirófano no estaba en condiciones' explica Comaleras, preocupada por el desenlace de esta historia, y agrega 'la ligadura de trompas no se reconoce como un derecho. Hay una violación sistemática de derechos.'

Otras cuestiones destacadas por el informe es la falta de difusión y conocimiento de la vasectomía como método de anticoncepción quirúrgica masculina, de acuerdo a Mabel Bianco 'los métodos para hombres no figuran'.

Otro ítem destacado está relacionado al trabajo con adolescentes y a su inclusión dentro del marco del programa. Según Diana Cabral, de la Red Nacional de Adolescentes y Jóvenes para la Salud Sexual y Reproductiva hay falencias en algunas provincias o municipios, donde se solicita la autorización de un adulto para que puedan acceder a la consulta o a los métodos anticonceptivos, restricciones que no figuran en la ley. Se destacaron avances sobre la implementación de la educación sexual integral; desde el Ministerio de Educación de la Nación se generan excelentes contenidos, pero con escasa difusión e implementación.

Con respecto al aborto no punible, también es necesario trabajar más y generar estrategias de concientización sobre esta práctica contemplada por la ley. Se desconoce y no se implementa a nivel local la Guía técnica para la atención integral de los abortos no punibles del Ministerio de Salud de la Nación, y desde el Conders reclaman la intervención y el aval del Consejo Federal de Salud (COFESA) sobre este tema.

Por último cerraron el encuentro Paula Ferro Paula Ferro, coordinadora del Programa Nacional de Salud Sexual y Procreación Responsable del Ministerio de Salud y Eleonor Faur del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA). Para Ferro lo importante es recuperar las voces de los y las usuarias, para ver cómo el Estado debe actuar frente a esas demandas, qué cuestiones hay que fortalecer y seguir trabajando, para poder generar un piso de derechos. Por eso destaca que 'la mirada del monitoreo es fundamental para ver dónde y cómo intervenir'; lo ideal es trabajar sobre los casos de vulnerabilidad antes que se transformen en casos testigos.

Para Faur lo fundamental es el diálogo entre la sociedad civil y el Estado, ya que resaltando las falencias se puede enriquecer la política pública, dinamizarla, validarla y fortalecerla. Frente a una sociedad exigente y demandante el Estado se vuelve más activo, indica la representante de UNFPA Argentina.

Es necesario sumar voces, para ampliar la mirada, y de esa manera generar políticas igualitarias y sin discriminación. Pero la exigencia y la presencia de la sociedad civil son fundamentales como motor en la exigibilidad de sus derechos. Para poder exigir un derecho es necesario conocerlo, por eso la importancia del trabajo de Conders y de su difusión.

Nota:
1) http://www.feim.org.ar/pdf/conders2010.pdf

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.