martes, 11 de octubre de 2011

Bolivia, Vanguardia en la lucha por la Pachamama

Dick Emanuelsson (especial para ARGENPRESS.info)

Bolivia lidera la lucha para salvar el planeta de un desastre climático. ¿Pero que pasa ahora cuando indígenas, respaldados por sectores poderosos tanto internos como externos, marchan hacia La Paz para tumbar al gobierno que impidió en Copenhague a poderes como Estados Unidos, Alemania, Inglaterra y otros países, enterrar definitivamente el Acuerdo de Kyoto?

La Pacha Mama es agredida. Varias casas en Pampahasi Bajo, uno de los barrios situados en los puntos más altos de La Paz, desplomaron más de cien metros abajo y fueron demolidas con la caída. Otras 65 casas están en riesgo y han sido evacuados sus moradores.

Foto: Lo que quedó del barrio Pampahasi Bajo, en uno de los puntos más altos de La Paz. / Autor: Dick Emanuelsson

Eran las intensas lluvias en el mes de marzo y abril la que transformó ciudades como La Paz en verdaderas trampas mortales. Viven millones ciudadanos en los cerros, en ciudades como Caracas, La Paz, Bogotá o Río de Janeiro. Han construido sus casas frágiles en esos lugares por falta de recursos económico y por que el estado no ha contemplado el derecho a una vivienda digna y segura como merece cualquier ser humano. Y con el cambio climático, pues las tragedias humanas han aumentado dramáticamente. Como explica, por ejemplo, la señora Máxima Arokapitina.

Foto: Máxima Arokapitina, al lado de su casa. / Autor: Dick Emanuelsson

- El sábado pasado nos cayó todo, dice con tristeza en sus ojos y señala hacia la orilla y la quebrada donde había una línea de casas.

Estamos al lado de su casa. La policía ha cercado el barrio por lo menos cuatro cuadras de la quebrada hacia adentro y en esas cuadras se encuentra la casa de Máxima Arokapitina.

- Hemos dicho adiós a nuestra casa, dice y mira hacia el segundo piso de una casa digna y robusta que no ya es la suya. Veinte años de trabajo, sudor y sacrificio convertido en nada, dice con dolor en la voz.

La evacuación es necesaria. Es cuestión de tiempo, si viene más lluvia, pueden caer otras casas. Varias ya están literalmente colgadas en el aire y solo bastaría un simple “empujón” para dar lugar al desmoronamiento. El panorama de La Paz es hermoso, con los Andes como horizonte, nubes blancas se desplazan sobre ese cielo azul y un sol ardiente descarga su fuerza en estos casi 4000 metros sobre el nivel del mar.

Lo que pasó en La Paz en los meses de marzo y abril de este mismo año, son casi sucesos a la Orden del Día en América Latina y el Caribe. Una semana antes salí de Honduras y Centroamérica con casi ocho meses de sequía. El paisaje era desolador; vegetación quemada y en el embalse del agua dulce para la capital, Tegucigalpa, se podía ver el sedimento en el fondo, el embalse casi sin agua y el medio ambiente contaminado para una ciudad de un millón de habitantes. Él o ella que no ha vivido con escasez de agua, no comprende la desesperación humana cuando falta este recurso básico.

En Tegucigalpa y sus más de mil barrios y colonias, con centenares de miles de habitantes hacinados en barrios pobres, sufren esa carencia desde hace décadas. En muchos barrios no hay agua potable, los carro tanques cobran caro por repartir el necesario elemento. En otros casos, como en nuestra casa, por mencionar uno, la presión llega dos veces por semana y durante 75 minutos, más nada.

Mientras Centroamérica sufre de sequía medio año, algunas zonas de países como Argentina, Brasil, Venezuela, Bolivia y Colombia han sido literalmente ahogados por las fuertes lluvias, producto del cambio climático, que golpeó con todo en el 2011

Foto: Una joven nicaragüense, evacuada por las inundaciones. / Autor: Jairo C

Cuando volé por primera vez entre Ecuador-Perú-Bolivia-Chile, se veían los glaciales impresionantes, majestuosos, sobre las aguas enmarcados por la Cordillera de los Andes. Ahora, en esta gira entre Panamá-Ecuador-Perú-Bolivia-Argentina, 31 años después, gran parte de esos glaciales se han derretido, según los científicos. Paradójicamente, ello no impide a los capitalistas del sector minero canadiense y estadounidense, solicitar al gobierno chileno, de dinamitar y volar gran parte de los glaciales para extraer el oro que esconde esa cordillera hermosa y majestuosa y hasta hay acuerdos entre Argentina y Chile para llevar a cabo ese desastre ecológico. El descaro de un sistema económico no tiene límite ni vergüenza, sabiendo que acelera la muerte del planeta. Y lo mismo ocurre en Argentina, donde se firmaron acuerdos fuertes que sólo benefician a las mineras.

Es con estos antecedentes que Bolivia bajo el mando del presidente Evo Morales, ha entrado en el escenario mundial como un hombre en la vanguardia por la lucha para salvar el planeta de un desastre climático. Cada día es más citado en los diferentes textos, libros o revistas de los movimientos por el medio ambiente.

En la Conferencia de Copenhague, en el mes de diciembre de 2009, Bolivia y el campo del ALBA, impidieron un intento consciente de asesinar al planeta por un grupo de estados encabezados por Estados Unidos. No contento de haber impedido a estos salvajes sectores, desde esa fecha ha convocado y ha organizado varias conferencias y eventos internacionales en Bolivia sobre cómo impedir que nos muera el planeta y con ello la humanidad. Ha mostrado a los jefes de los grandes y poderosos estados que no es accesible pretender hacerlo cambiar de postura por manipulación, compra o por amenazas. Porque, como gritaba el mismo Evo con su puño hacia el cielo azul el 22 de abril de 2010, en Cochabamba, ante 5.000 participantes de asociaciones ecologistas, políticas y antiglobalistas, llegados de todo el mundo, se trata de “¡Pachamama o muerte!”


Nadie, ni siquiera los violadores del Acuerdo de Kyoto, dicen estar a favor del cambio climático. Los agroindustriales, la industria pesada y contaminante que generalmente también controlan los medios, hacen un shows mediáticos y presentan propuestas en donde pretenden mostrar que su actividad no tiene nada que ver con el cambio climático. Pero les da pavor si el estado quiere regular sus operaciones. Hablan todo sobre el “desarrollo sustentable” pero cuando gobiernos quieren regular ese desarrollo patean como caballos para evitarlo.

Evo Morales sostiene que el sistema capitalista es el bandido. No puede haber “desarrollo sustentable” y al mismo tiempo una cacería de más utilidades sin reglas. Es el propio carácter o naturaleza del capitalismo.

En la declaración final de la Cumbre en Cochabamba, los cinco mil participantes se unieron en declarar que:

“El sistema capitalista nos ha impuesto una lógica de competencia, progreso y crecimiento ilimitado. Este régimen de producción y consumo busca la ganancia sin límites, separando al ser humano de la naturaleza, estableciendo una lógica de dominación sobre ésta, convirtiendo todo en mercancía: el agua, la tierra, el genoma humano, las culturas ancestrales, la biodiversidad, la justicia, la ética, los derechos de los pueblos, la muerte y la vida misma. Bajo el capitalismo, la Madre Tierra se convierte en fuente sólo de materias primas y los seres humanos en medios de producción y consumidores, en personas que valen por lo que tienen y no por lo que son.”

En una carta de Evo Morales, dirigida a los jefes de los estados industriales y poderosos, el presidente indígena sostiene que el capitalismo es el esencial ejecutor del desastre del cambio climático, la destrucción de los bosques y hasta la Pacha Mama. Sin embargo estos poderosos no toman cartas en el asunto, sino que intentan extender el capitalismo por la Vía de la Economía Verde, una vía que comparten muchas ONG´s por no topar con sus donantes; los estados capitalistas y las empresas transnacionales.

¿Porqué son Bolivia y los pueblos originarios los que encabezan la lucha por salvar el planeta de una catástrofe ambiental? se pregunta mucha gente. ¿No tienen tareas suficientes para la propia supervivencia física?


En la II Cumbre Continental de los Pueblos y Naciones Indígenas (julio de 2004) expresaron con contundencia: “Nuestros antepasados, nuestros abuelos nos enseñaron a amar y a venerar a nuestra fecunda Pachamama, a vivir en armonía y en libertad con las especies naturales y espirituales que coexisten en su seno. (…) Rechazamos todo plan de prospección o de explotación de minerales y de hidrocarburos”.

Y ese punto les preocupa a las empresas transnacionales y aquellos estados que no quieren saber de regulaciones o del Protocolo de Kyoto. Porque la lucha por un planeta sin el desastre del medio ambiente, va mano en mano del control popular de los recursos naturales, sostiene Morales, la única garantía para la supervivencia de la humanidad. Reformas agrarias, nacionalización del agua, petróleo, gas y minerales son el único camino, dice el presidente Morales y reta, sin temor, a los grandes poderes en el mundo.

Fue por ese programa político que Morales ganó la presidencia en diciembre de 2005. Cuando juró, el 21 de enero de 2006, el que había sido el muchacho de Cochabamba que le gustaba jugar fútbol, agradeció a la Pacha Mama por la victoria electoral. El 1 de mayo de ese mismo año, nacionalizó y tomó control del petróleo y el gas y comenzó el censo sobre la tenencia y propiedad de la tierra. Comenzó una moderada distribución de tierra a los campesinos sin tierra. Paralelamente inició la elaboración de una nueva Constitución donde los pueblos originarios tienen bastante derechos y un cierto control tanto de la tierra como los recursos naturales.

La declaración de Cochabamba puntualiza que sólo hay dos caminos:

“La humanidad está frente a una gran disyuntiva: continuar por el camino del capitalismo, la depredación y la muerte, o emprender el camino de la armonía con la naturaleza y el respeto a la vida”.

O. . .

“Requerimos forjar un nuevo sistema que restablezca la armonía con la naturaleza y entre los seres humanos. Sólo puede haber equilibrio con la naturaleza si hay equidad entre los seres humanos. Planteamos a los pueblos del mundo la recuperación, revalorización y fortalecimiento de los conocimientos, sabidurías y prácticas ancestrales de los Pueblos Indígenas, afirmados en la vivencia y propuesta de “Vivir Bien”, reconociendo a la Madre Tierra como un ser vivo, con el cual tenemos una relación indivisible, interdependiente, complementaria y espiritual”.

En septiembre de 2008 las fuerzas progresistas en Latinoamérica se reforzaron con la nueva Constitución de Ecuador que ya era un hecho después la victoria electoral de Rafael Correa. En esta se constata que la Pachamama, donde la vida nace y se reproduce, tiene que ser respetada sin demoras. Sin duda las voces de los diferentes pueblos indígenas comenzaron a recuperar sus derechos pisoteados por los diferentes gobiernos corruptos y vendepatrias de turno, que gobernaron hasta ese momento histórico.

Foto: Nila Heredia. / Autor: Dick Emanuelsson

La médica Nila Heredia pertenecía en 1970 a la guerrilla urbana que había formado el Che antes de su muerte en octubre de 1967. El esposo de Nila desapareció como miles de otros revolucionarios en la Operación Cóndor. Pero esta joven mujer siguió en la pista del “Guerrillero Heroico” sin vacilación.

Hoy es ministra de Salud y Deporte en el gobierno de Evo Morales. Esta, como todos los bolivianos, preocupada por el cambio climático porque puede impedir todos los planes y programas ambiciosos de salud de su gobierno. Y no importa si se encuentran en suelo boliviano centenares de médicos cubanos desde el 2006, la situación tal como está puede empeorar el estado de salud para millones de bolivianos, dice cuando nos recibe en su despacho.

- El desastre que tuvimos en Japón en la planta de energía nuclear, esta mostrando la magnitud del problema. Las grandes potencias ha desarrollado también una capacidad lograr que los efectos negativos los sufra el mundo no desarrollado. El mundo industrial en su comodidad, no solo envía su desecho y chatarra al mundo subdesarrollado sino todo su modo de vida. Descarga las consecuencias trágicas del cambio climático encima de nuestros países. Pero los efectos de la situación dramática finalmente les afectarán también, dice Nila que antes de ser ministra, pertenecía la Comisión de Derechos Humanos en Bolivia.

Se refiere a los 355 000 seres humanos que muere anualmente en el mundo sólo como consecuencia del cambio climático. En la carta de Evo Morales a los pueblos originarios mencionó que cada día desaparecen bosques equivalentes a 36.000 canchas de fútbol, cada año desaparece 13 millones de hectáreas y con este ritmo los bosques serán desaparecidos en el próximo cambio de siglo.

- Los cambios no pueden ser cosméticos sino estructurales, agrega Nila. Porque mientras tenemos un desarrollo galopante respaldado por todo tipo de tecnología descontrolada, y mientras los estados del mundo en la Conferencia de Cancún (diciembre de 2010) se niegan a comprometerse para disminuir los gases de emisión de CO2, dice una preocupada ministra.

Como ironía de esta vida, la Conferencia de Cancún decidió crear un fondo de 100 mil millones de dólares para proteger el medio ambiente que será administrado por el Banco Mundial, bajo la batuta del estado que se niega con todos sus recursos a suscribir cualquier acuerdo que regule o interfiera en el llamado “Libre Mercado”, ese mercado intocable para Estados Unidos. Banco Mundial que ha sido la vanguardia para implementar el modelo neoliberal que ha sido en cierta medida el detonante y causante de la aceleración del desastre del cambio climático, ahora será el Guía y Jefe en el reparto de los recursos económicos en el mundo para combatir el empeoramiento del medio ambiente.


El modelo y la estructura económica sin duda están en camino a su propia autodestrucción. Por eso el gobierno de Bolivia, apoyado por el ALBA, sigue luchando con todos los medios de que dispone, para crear conciencia en el mundo sobre el estado dramático en que se encuentra el planeta. Y hablamos con experiencia porque tenemos en este momento miles de compatriotas que viven en carpas, víctimas de las agresiones que produjeron este cambio climático. La Pachamama esta furiosa. O tal vez esté triste.

- Pena que los gobiernos, en su mayoría, no escuchen sus lamentos…

Foto: David Inka. / Autor: Dick Emanuelsson

Pero también hay bolivianos que son críticos a la política de Evo Morales. David Inka trabajó varios años en el ministerio de Medio Ambiente y Agua y dice que no hay una línea política clara por parte del estado, que funcionarios en nivel medio no entregan sus reportes al presidente sobre los problemas reales en Bolivia.

- La consigna es “Pachamama o Muerte”, pero no hay un desarrollo hacia el movimiento social. Bolivia es hoy reconocida en el plano internacional, pero en el plano nacional existen una serie de contradicciones, sostiene Inka.

También critica lo que él llama el doble mensaje oficial, por que a fin y a cabo los bolivianos se levantarán de nuevo en una insurrección si no sus condiciones sociales y materiales se mejoran. En un discurso el 20 de abril de 2010, el canciller David Choquehuanca decía:

“Lo más importante son los ríos, el aire, las montañas, las estrellas, las hormigas, las mariposas (…) El hombre viene último”.

Una semana más tarde, el gobierno boliviano aceptaba la proposición del grupo Bolloré de explotar las reservas de litio de Bolivia (las más importantes del mundo), porque el industrial francés prometió trabajar “en armonía con la Pachamama” (1).

El hecho ilustra el gran dilema que tiene un gobierno progresista, porque de todas maneras, las alternativas muchas veces son pocas y el gobierno de Evo Morales lo que sí puede hacer es poner las reglas claras para la explotación del suelo de la Pachamama.

Nota:
1) El fantasma del pachamamismo, por Renaud Lambert

Video:
Nila Heredia, ministra de Salud y Deporte de Bolivia, ex guerrillera en la década ´70 en al pista del Che: http://www.vimeo.com/29932036
Audio: http://www.box.net/shared/pay7z7ekfo3bhjdczptj
Entrevista con David Inca, ex funcionario del ministerio de Medio Ambiente y Agua: http://www.vimeo.com/29916746
Audio: http://www.box.net/shared/92eqgd1bxmb7aqnov0ci
Leer más:
Los pueblos no aman las armas pero a veces son obligados de levantarse con ellas
http://dickema24.blogspot.com/2009/11/los-pueblos-no-aman-las-armas-pero.html
¡Que pena, Evo!
http://dickema24.blogspot.com/2009/08/que-pena-evo.html
Un nuevo paso hacia la refundación del país
http://dickema24.blogspot.com/2009/01/un-nuevo-paso-hacia-la-refundacin-del.html

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.