jueves, 13 de octubre de 2011

El Salvador: FMLN sustancia del pueblo

Oscar Martínez (especial para ARGENPRESS.info)

El reloj del partido de izquierda Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional -FMLN- puede prolongarse con esencia de pueblo en las elecciones de alcaldes y diputados en el 2012 y para próximas elecciones presidenciales del 2014 o puede retroceder al reloj del partido derechista Alianza Republicana Nacionalista -ARENA-.

Aunque parecieran ser solo verbos el decir y hacer o el prometer y cumplir son claves para que el FMLN siga escribiendo el destino del pueblo salvadoreño desde el gobierno central, alcaldías, Asamblea Legislativa y PARLACEN.

Los problemas creados a partir de las expectativas no satisfechas de la sociedad civil al no tener el mismo cronometro político del gobierno pueden incidir en no cosechar votos en la próxima temporada electoral del 2012.

Esas realidades diversas en donde el FMLN grita a los cuatro vientos húmedos y helados de octubre que el cambio avanza a todo galope es cuestionado por quienes aún no saborean los cambios y aseguran que solo son palabras fáciles de decir y difíciles de cumplir.

Esos desconciertos de las realidades de la gente, significa que el cambio no son evidentes para algunos sectores de la población y existe un pujante movimiento de capas medias y sectores populares que alzan su voz, dice el Vicepresidente de la República de El Salvador, Salvador Sánchez Cerén.

Ese contraste de la sociedad civil y el FMLN en la apreciación de los cambios tiene su nacimiento en las expectativas creadas del electorado en las pasadas elecciones presidenciales del 2009, que hoy exigen urgencia en el cumplimiento de las promesas de los gobernantes del FMLN.

A pesar que el Frente ha explicado que los cambios sustanciales son lentos hay sectores que exigen rapidez en las transformaciones en beneficio de las mayorías.

Las inconformidades de ciertos sectores hacen relevante las declaraciones del Vicepresidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, que afirma que la unidad y cohesión del Frente, no significa anular la crítica del pueblo para seguir como sujeto de cambio para responder a las demandas del pueblo.

El FMLN debe someterse a una formación política e ideológica para sacudir sus conciencias, ejercitar en sus interioridades la crítica y autocrítica, la ética y la moral deben de guiar la práctica de la dirigencia, militancia y funcionarios del FMLN señaló Cerén.

El líder de izquierda, Salvador Sánchez Cerén, llamó a la dirección y militancia del FMLN a despojarse del sectarismo y dogmatismo para aceptar la existencia de otras fuerzas para liderar juntos el proceso y la continuidad del cambio.

Cerén al juramentar a los candidatos para alcaldes y diputados les dijo que no deben olvidar que el FMLN representa al pueblo pobre y excluido, que se fortalece con la lealtad al Partido, a su dirigencia, a su Secretario General y al pueblo salvadoreño.

Las diferencias y malos entendidos entre gobernados y gobernantes deben ser resueltas para garantizar que el primer gobierno de izquierda cumpla y continúe con los cambios, que para unos son muy lentos y superficiales y para otros son cambios iniciados que se profundizarán con una cuota de poder mayor del FMLN en la Asamblea Legislativa y Alcaldías Municipales resultado de las elecciones del 2012.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.