domingo, 16 de octubre de 2011

En plena crisis económica Washington gasta cerca de nueve millones más contra Cuba, con nueve “contratistas”

Jean-Guy Allard (especial para ARGENPRESS.info)

El gobierno de Barack Obama siempre tiene más dinero para intentar “comprarse” la soberanía de Cuba. Esta vez son cerca de nueve millones que se regalaron en septiembre a nueve “contratistas” en su mayoría ya firmemente establecidos en el multimillonario negocio de la “democracia” orientada y subsidiada desde Washington.

Son precisamente 8,656,177 dólares en subsidios que se embolsaran los ganadores de esta macabra lotería con la cual Washington persigue sus objetivos de desestabilización y anexionismo mientras mantiene su bloqueo genocidio.

El Cuba Money Project, sitio web del investigador norteamericano Tracey Eaton indica que ocho son organizaciones supuestamente sin fines de lucro y una empresa de ayuda remunerada al “desarrollo internacional” que se ganaron estos premios cuyo uso se quedará rodeado de un cómodo secreto.

La firma commercial Creative Associates International, experta en conseguir el dinero del contribuyente, recoge dos millones de dólares para su tarea de “contratista” de la subversión.

The International Relief and Development, the International Republican Institute (el famoso IRI) y la Pan American Development Foundation, reciben todos una misma cantidad: exactamente 693 069 dólares, para enseñar a los cubanos lo que tienen que pensar.

El IRI el IRI es financiado también por el Fondo Nacional para la Democracia (NED, por sus siglas en inglés), el mecanismo CIA para financiar “abiertamente” a la clientela de los servicios de inteligencia. A través del IRI, el gobierno norteamericano paga cabecillas contrarrevolucionarios, entre otras cosas otorgando “premios” a las figuras de la “disidencia” que sobrecumplen sus tareas de propaganda en el exterior.

Sospechosamente, otra organización, el Instituto para el Reporte sobre la Guerra y la Paz (the Institute for War & Peace Reporting, o IWPR) un principiante en el tema Cuba, recoge medio millón de dólares.

La empresa fue anteriormente “contratista” en Afganistán, Azerbaidjan y las Filipinas.

Según su sitio web, citado por Tracey Eaton, la firma se dedica entre otras cosas a orientar la “prensa local”, un propósito que señala una operación más de injerencia “noticiosa” de parte de una empresa comercial.

Freedom House, un viejo beneficiario de las bondades federales que incluso crió a Frank Calzon, se traga 422,796 billetes mientras Development Research Center (DRC) agarra otros 376,237.

Queda 213,582 para la seudo ONG aparentemente religiosa Evangelical Christian Humanitarian Outreach (ECHO) que se dedica a difamar a Cuba en temas de religión.

La atribución de estas cantidades importantes de dinero a quienes viven del cuento cubano, ocurre apenas unas semanas después que el estafador Felipe Sixto salga de la cárcel por el robo de medio millón de dólares cuando administraba los fondos así atribuidos al Center for a Free Cuba del ya mencionado agente CIA Frank Calzón.

Sixto cumplió la sentencia de 30 meses de prisión para este robo mientras a su jefe no le paso nada. El crimen ocurrió mientras se encontraba de “cajero” en la USAID, Adolfo Franco, quién entretanto se encontró otras tareas con el Partido Repúblicano.

Esa nueva distribución de millones ocurre cuando Estados Unidos atraviesa una grave crisis económica que pone a muchos de sus ciudadanos en situaciones a menudo críticas sin que puedan contar con un tan generoso apoyo.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.