jueves, 20 de octubre de 2011

Engañados culpando al engaño

Alberto Pinzón Sánchez (especial para ARGENPRESS.info)

No se porqué razón y a pesar de saberlo, los especialistas y estudiosos del conflicto (histórico- social-armado) de Colombia, cuando dan opiniones “extremadamente” autorizadas al respecto, olvidan el principio de la Bilateralidad que rige en todo conflicto armado. Tal es el caso de la opinión escrita en la ultima edición de la revista Semana por Vicenç Fisas, Director de la Escuela de Cultura de Paz de la Universidad Autónoma de Barcelona titulado “Por qué cuesta tanto empezar a negociar” http://www.semana.com/opinion/cuesta-tanto-empezar-negociar/165965-3.aspx.

Quien con toda su autoridad mundial intenta explicar “unilateralmente” porqué es tan difícil empezar a negociar en Colombia y citando el libro de José María Sisón, líder político del NDF de Filipinas relacionado políticamente con la guerrilla de ese país (diferente a la particularidad del caso colombiano donde no existe ningún Frente Democrático Nacional) concluye su primer párrafo así: “No hay proceso de paz que aguante el engaño”.
Efectivamente, me gustaría primero citarle al Profesor Fisas, unas cuantas palabras testimoniales extraídas de la valoración Gubernamental sobre el proceso del Cagúan (pactado como negociación en medio de la guerra) escrito por el ex presidente Pastrana en su libro Palabras Bajo el Fuego. Plantea 2005 página 465 y 466:

…”Le dije al comisionado (Camilo Gómez) Esto no aguanta más. Las FARC no se dan cuenta de que están acabando con todas las posibilidades de continuar. Vaya y rompa el proceso. Hábleles con todas las energías del caso y haga que se levanten de la mesas. Que sean ellos los que rompan el proceso porque de ellos es la responsabilidad de lo que está pasando. Usted solamente haga que se levanten de la mesa y no ahorre ningún recurso para que esto suceda…Lo espero esta noche con el rompimiento en la mano…..

…Hacia las 8 de la noche, visiblemente agotado, Camilo regresó a Palacio a rendirme cuentas de su gestión: - Presidente, les dije hasta de qué se iban a morir y esos tipos no se levantaron de la Mesa. No se me quedó nada guardado ¡y ni siquiera se inmutaron¡ Aunque parezca increíble, y aunque estoy seguro de que nadie nunca les ha hablado de esa manera, se quedaron impertérritos, sin alterarse.

La conclusión de esa experiencia era obvia: La guerrilla no estaba dispuesta a romper el proceso. Analizando la situación, decidimos aprovechar esta circunstancia para sacar ventajas en la discusión del cese de fuegos y hostilidades que comenzaría a negociarse en dos días”…(op cit)

Así pues Profesor Fisas, que al engaño hay que agregar la Perfidia gubernamental (penada por el DIH) que conduce necesariamente al punto de la DESCONFIANZA; ese si un gran obstáculo, superior al engaño, en cualquier negociación de un conflicto como el colombiano.

Segundo: Uno de los más importantes logros Estratégicos del proceso de paz del Cagúan, incluso reconocido por las DOS partes, fue la firma al comienzo del proceso de la Agenda Común para una nueva Colombia en 1999, donde quedaron pactadas y refrendadas en 11 puntos concretos las grandes reformas sociales políticas, económicas, ect, necesarias a realizar en la sociedad colombiana, para la superación Futura y definitiva del conflicto (histórico-social-armado) de Colombia.

Pacto Estratégico abandonado pérfidamente por el Estado, pero levantado por la insurgencia como pre-requisito ineludible para avanzar en cualquier proceso de paz; lo que contradice totalmente o mejor radicalmente, la afirmación del Profesor Fisas cuando se responde negativamente su propia pregunta de si están las FARC y el ELN preparados “psicológicamente” para una negociación con éxito que los conduzca a la tan ansiada desmovilización:…. “aunque de momento no tienen elaborado un discurso político que vaya en ese sentido. En otras palabras: la insurgencia no piensa en el mañana, sino en el presente, lo cual puede ser comprensible por la presión militar, pero ello le resta visión estratégica para pensar en temas de paz”…,

Tercero. Tampoco es admisible la afirmación del Profesor Fisas de que…“En Colombia, no habrá proceso de paz hasta que la insurgencia tenga la clarividencia de que ha llegado el momento histórico de apostarle por una negociación sincera, con todas las consecuencias que se derivan de ello”; como son la desmovilización y el paso a lo que él llama la Civilidad.

Porque sencillamente:

1) La insurgencia no tiene la clarividencia de estar impulsando una “negociación” sino una Solución Política del conflicto, tal como quedó firmado en el primer punto de la Agenda Común de 1999.

2) La insurgencia no se ha planteado como Estrategia el “paso a la Civilidad”, sino el cumplimiento de las Reformas de todo tipo pactadas y firmadas entre el Estado y las FARC en la clarividente Agenda Común para construir una Nueva Colombia ya citada.

3) Porque estos diez años de Terror de Estado camuflado como Seguridad Democrática del uribo-santismo, no han pasado en vano para los trabajadores colombianos: Han hecho irrupción a sangre y fuego tres temas trascendentales para el futuro de Colombia como país civilizado. Uno, la lucha contra la Impunidad Oficial y por la Verdad Justicia y Reparación integrales. Otro, la lucha inclaudicable por la Democracia Directa y Avanzada en nuestro país. Finalmente, el creciente involucramiento militar geo-estratégico de los EEUU en la región con el Plan Colombia/andino.

Y sin tener en cuenta esto, no será posible avanzar exitosamente hacia un proceso de paz exitoso en Colombia.

¡No nos engañemos Profesor Fisas, a la Civilidad no se llega echándole la culpa al engaño.

Foto: Colombia - Douglas Frazer jefe Southcommand y Mindefensa colombiano.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.