jueves, 13 de octubre de 2011

Estados Unidos- Irán: Vientos de Guerra

Lic. Carlos Pereyra Mele

Los medios de comunicación masivos instalan hoy en la población mundial un supuesto plan de Irán para asesinar al Embajador Saudita e Israelí en Estados Unidos (1), de inmediato se puso en marcha una escalada informativa que ya incluye a atentados en Argentina, etc., para asesinar a funcionarios norteamericanos y sauditas. El FBI y la DEA “informan” que desbarataron la organización que pensaban utilizar hombres del cartel mexicano de los Zetas para realizar los atentados en suelo norteamericano.

Esta información es de suma gravedad ya que los dos organismos de seguridad de Estados Unidos -como lo venimos leyendo en informaciones periodísticas originadas en el país del norte- están fuertemente cuestionados por sus “errores” con los carteles mexicanos y sus relaciones peligrosas, no precisamente para combatirlos sino todo lo contrario. Sólo basta leer los informes del legislativo norteamericano o de otros organismos policiales estatales sobre la operación “rápido y furioso” (2), que permitieron la entrega de armamento sofisticado a los carteles mexicanos. Pero más preocupante es la reiteración de la manipulación mediática ya conocida que originó los conflictos de Irak, Afganistán y recientemente Libia (también basados en informes de los servicios de seguridad estadounidense que aseguraban la tenencia de armas de destrucción masiva que jamás fueron encontradas en el caso Iraquí, que responsabilizó a los Talibanes del 11S falsamente y mas recientemente con las denuncias de los ataques masivos de las tropas del ejercito Libio a sus ciudadanos), pero que en definitiva fueron el “causa bellis” necesario para las intervenciones militares que están en pleno desarrollo. Por estas horas Irán rechaza las acusaciones del complot (3).

Este descubrimiento muy “oportuno” del FBI y de la DEA viene muy bien para descomprimir la grave crisis que afecta a Estados Unidos y a sus aliados europeos, la cual se esta escapando de sus cauces (indignados, desocupación, ajustes en salud, educación, servicios, Municipalidades y Estados quebrados que a logrado galvanizarse en protestas masivas de sus clases medias y mas educadas, contra el “sistema” que incorpora la novedad de sectores de veteranos de las ultimas intervenciones apoyando a los manifestantes- acontecimientos que no se veían desde la guerra del Vietnam en los 70- ello es un caldo de conflicto social difícil de administrar). La confusión y el desaliento que existe entre la dirigencia norteamericana por no lograr estabilizar y sacar al País de la crisis, que no encuentra nuevas alternativas a la mismas, solo en más ajustes, la pone en una posición de suma debilidad ante su sociedad y nada mejor para garantizar la “unidad nacional” americana, que buscar un enemigo externo para lograr ese objetivo y que la crisis y sus consecuencias sociales y económica pasen a un segundo plano, y poder continuar con el viejo plan de remodelar el Medio Oriente favorablemente a sus intereses estratégicos y para ello es necesario una escalada sobre la Republica de Irán, con una escala previa en Siria.

Esta escalada seguramente incluirá todos los aspectos que maneja la superpotencia, visibles e invisibles: los diplomáticos, los económicos, sociales y militares y esto nos puede poner a la puerta de un nuevo gran conflicto, no sólo regional sino mundial (para la satisfacción del complejo industrial tecnológico militar de USA), que además contara con la parafernalia mediática que repetirá y nos atosigara con un discurso único distorsionador de la verdad, que le ha dado muy buenos resultados. Pero, atención, aquí estamos en el ámbito de jugadores mayores y no de simples países tercermundistas como Irak, Afganistán o Libia, sino que seguramente intervendrán las potencias emergentes como China y Rusia, y la situación puede derivar en un conflicto mayor de resultado incierto para los propios planificadores de la escalada.

Argentina esta vez, está inmersa en el conflicto (recordemos: AMIA-Embajada de Israel) y por ello debe tener una política exterior que impida la escalada, pues las consecuencias podrían ser gravísimas para nuestros intereses nacionales. Esperemos que prime la razón y no el aventurerismo belicista, y los Vientos de Guerra se disipen.

Notas:
1) http://www.ntn24.com/noticias/fbi-y-dea-frustran-atentado-contra-embajadas-de-arabia-saudi-e-israel-025043
2) http://noticias.aollatino.com/2011/10/08/jefes-policiales-critican-operacion-rapido-y-furioso/
3) http://www.hispantv.com/detail.aspx?id=167224

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.