jueves, 13 de octubre de 2011

Japón: Las pérdidas materiales por el desastre de Fukushima-1 llegan a superar U$S 74 mil millones

RIA NOVOSTI (especial para ARGENPRESS.info)

Los números de pérdidas materiales, provocadas por el accidente en la central nuclear de Fukushima-1, llegan a unos U$S 74 mil millones.

Así lo determinó la Comisión de Energía Nuclear japonesa el jueves en Tokio.

Según las conclusiones de los expertos japoneses, que son basadas en las cifras de los accidentes en Chernobyl y en la estación atómica de Three Mile Island de Estados Unidos, una tabla comparativa, que contiene datos sobre damnificados y evacuados, fue propuesta para verificar la magnitud de la contaminación.

Según los expertos, los costos para desmontar los 4 reactores de la estación de Fukushima, serán de casi U$S 15 mil millones, y en descontaminación de tierras y otras medidas, se irán otros U$S 52 mil millones.

Estas medidas serán financiadas a través de un fondo especial de compensación, creado justo después del accidente y subsidiado por el Estado, instituciones financieras y compañías productoras de energía eléctrica. La suma de gastos no es definitiva, pues pueden ser mayores, debido a los trabajos de descontaminación de suelos.

Estos sufragios de reparación nunca eran tomados en cuenta hasta hoy, para calcular el costo de producción de energía nuclear. Se considera la más barata (menos de 0,1 dólar por kilowatio), es casi 2 veces más barata que la energía producida por otros fuentes tradicionales.

Este error será corregido, a partir de ahora, y así la energía atómica podría perder su estatus, y con él, a muchos adeptos.

Un terremoto de 9 grados de magnitud sacudió el 11 de marzo la costa nordeste de Japón y causó un tsunami con olas de más de 10 metros. El temblor provocó una situación de emergencia en la central nuclear de Fukushima-1, donde los fallos en el sistema de refrigeración originaron explosiones en varios reactores con las subsiguientes fugas de radiación.

Las autoridades evacuaron a la población primero en un radio de 20 kilómetros en torno a la planta y luego ampliaron la zona de evacuación hasta 30 kilómetros. Poco después se reportó sobre la contaminación radiactiva del aire, el agua marina y potable y los alimentos, como la leche, la carne, los hongos, en particular, con isótopos de yodo y cesio, inclusive en las zonas lejanas de la estación.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.