viernes, 21 de octubre de 2011

Nicaragua y Costa Rica: ¿Discordia por un humedal?

María Julia Mayoral (PL)

Nicaragua descarta la necesidad de "estar tocando tambores de guerra" por el conflicto fronterizo con su vecina Costa Rica, pero nada indica hoy que haya voluntades compartidas para buscar soluciones mediante el diálogo y el entendimiento.

Actualmente la cara más visible del litigio está asociada al humedal de Harbour Head; sin embargo para las autoridades de esta nación centroamericana los alegatos del estado colindante contienen vicios y nulidades para ocultar la verdad.

En alusión al tema, el pasado 8 de octubre el presidente Daniel Ortega señaló: "Quiero decirles a los hermanos costarricenses que somos pueblos hermanos, pueblos vecinos, que no hay razón alguna para estar tocando tambores de guerra".

Consultado por la prensa, hace apenas tres días el jefe del Ejército, Julio César Avilés, confirmó en esta capital que además de incursionar ilegalmente en el espacio aéreo nicaragüense, Costa Rica insiste en generar confrontaciones diplomáticas.

Según explicó, elementos de ese país trataron de que jóvenes nicaragüenses, dedicados a tareas medioambientales en Harbour Head, cruzaran a territorio tico para capturarlos y levantar acusaciones sobre penetración ilegal.

Informes de inteligencia relevan planes de atraer a los chavales hacia el otro lado de la frontera y capturarlos, o en su defecto, violar territorio nicaragüense, apresarlos y luego introducirlos a la fuerza en suelo tico, señaló el General de Ejército.

"Esto es grave porque estaríamos ante una provocación más", estimó el alto oficial.

"Los muchachos han desarrollado una labor muy digna. Creo que todos los nicaragüenses nos debemos sentir representados por ellos, porque han estado allá en una zona donde el único interés de ellos es tratar de contribuir a la preservación del medio ambiente", comentó.

Las reiteradas violaciones al espacio aéreo nicaragüense desde territorio tico, apreció, forman parte de una estrategia de provocación para continuar profundizando la controversia limítrofe.

Documentos históricos confirman que el área de Harbour Head, ubicada en el delta del Río San Juan, pertenece íntegramente a Nicaragua.

Estudios realizados entre 1897 y 1900 como los Laudos Alexander y Cleveland, y los tratados Jerez-Cañas evidencian que la zona en disputa es parte de la tierra nicaragüense, recordó el experto Mario Rafael Casanova.

El conflicto bilateral comenzó el 21 de octubre de 2010 cuando el gobierno de San José acusó a Managua de violaciones a su territorio y daños al medio ambiente por el dragado del San Juan.

Distintos instrumentos legales, incluido el fallo de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya en 2009, reconocen a Nicaragua la soberanía sobre el Río San Juan, mientras que a Costa Rica, solo el derecho a la navegación con fines comerciales.

Cuando comenzó el establecimiento de los límites, hace aproximadamente 150 años, se fijó el territorio costarricense a partir de la orilla derecha del río.

Sin embargo, la pérdida de caudal durante tiempo prolongado provocó un corrimiento del cauce en su desembocadura hacia el interior del espacio nicaragüense y Costa Rica pretende que su territorio crezca en la misma medida, esa franja en litis es Harbour Head.

A juicio del mandatario Ortega, las disputas bajo ningún punto de vista deben resolverse por la fuerza, sino a través del diálogo y las leyes internacionales.

De conformidad con el veredicto de la CIJ, Nicaragua ejecuta el dragado del Río San Juan a fin de recuperar su navegabilidad durante todo el año y procurar acceso al océano Atlántico.

Ortega también reiteró la propuesta a las autoridades costarricenses para trabajar de manera conjunta en la restauración del humedal, en coordinación con especialistas de otros países latinoamericanos.

Por el momento, jóvenes sandinistas realizan movilizaciones periódicas para ejecutar allí labores de reforestación encaminadas a recuperar el ecosistema.

Sin embargo, el canciller de Costa Rica, Enrique Castillo, expuso recientemente que su gobierno considera al de Nicaragua como un enemigo, en alusión al diferendo en curso, sobre la cual deberá pronunciarse la CIJ.

Para el experto en derecho internacional doctor Mauricio Herdocia, las declaraciones del ministro Castillo están muy alejadas del esfuerzo de entendimiento, "porque ambos países han depositado su fe en la Corte Internacional de Justicia".

"El caso de la soberanía sobre el sector oeste de la laguna de Harbour Head, está precisamente en manos del tribunal mundial", y la CIJ emitió una medida cautelar sobre las condiciones en que deben desarrollarse las relaciones en esa zona, indicó el estudioso.

A raíz de las declaraciones de Castillo a fines de septiembre último, el presidente de la Asamblea Nacional de Nicaragua, René Núñez, lamentó el hecho y lo calificó de provocador e irresponsable.

En opinión del coordinador de la bancada del Frente Sandinista de Liberación Nacional, Edwin Castro, el señalamiento del diplomático "desdice del comportamiento del pueblo tico, que es un pueblo cívico".

Integrantes del Movimiento Ambientalista Guardabarranco comenzaron a movilizarse hacia Harbour Head luego de que funcionarios de Costa Rica y de la Comisión Mundial de Humedales invadieran ese espacio de terreno en violación de lo orientado por la CIJ el pasado 8 de marzo.

La Corte orientó abstenerse de tener presencia en el lugar mientras esté pendiente una sentencia definitiva sobre el caso.

Frente a la denuncia tica de que el dragado del San Juan provoca serios daños medioambientales, conocedores del tema, como el presidente de SOS Ambiental, Camilo Lara, aseguran lo contrario.

El ambientalista valoró que el dragado del cauce tendrá un impacto positivo, "porque una vez que el caño El Puerto alimente la laguna Harbour Head habrá una salida al mar que aportará nutrientes a la biodiversidad marítima".

Agrupaciones especializadas dan cuenta de afectaciones transitorias por los trabajos en el río, pero posibles de eliminar mediante el correcto manejo del humedal y su sistemático cuido.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.