miércoles, 2 de noviembre de 2011

Argentina, Chaco: Procesan con prisión preventiva a “El Loquito”, acusado de tormentos

CHACO DIA POR DIA

Se trata del suboficial Principal retirado Ángel Jorge Ibarra, alias “El Loquito”. La medida la tomó el conjuez Federal, Juan Piñero. También amplió el procesamiento de otros ocho represores, la mayoría condenados en otras causas de lesa humanidad.

El conjuez Federal, Juan Antonio Piñero, procesó con prisión preventiva al suboficial Principal retirado de la policía del Chaco, Ángel Jorge Ibarra, por el delito de tormentos agravados, en el marco de la causa Caballero Residual, donde se investigan violaciones a los Derechos Humanos cometidos en la provincia durante la última dictadura. Además amplió el procesamiento de otros ocho represores, en su mayoría ya condenados, y se dictó la falta de mérito para otros once acusados, que de todos modos seguirán imputados.

En la causa caratulada “Residual Caballero Humberto Lucio y otros S/Tormento agravado en concurso real con privación de la libertad (agravada)-desaparición forzada de personas”, Piñero resolvió el 5 de octubre pasado varias cuestiones vinculadas con la situación procesal de muchos policías y militares retirados que están imputados en el segundo tramo de esta megacausa, que cuenta con la friolera de más de 30.000 fojas.

En primer término se resolvió procesar con prisión preventiva a Ibarra por el delito de tormento agravado físico y psíquico, en concurso real, en dos hechos, con calidad de autor material. A mediados de septiembre de este año Ibarra fue detenido junto a otros dos expolicías, Feliciano Mosqueda y Marcelino Mareco, sobre quienes posteriormente se dictó falta de mérito.

Según las declaraciones de varios exdetenidos, Ibarra era miembro de la guardia de la Brigada de Investigaciones, centro clandestino de detención que funcionaba frente a la plaza central de Resistencia antes y durante la última dictadura. “Ibarra era un guardia que estaba con una pistola, era junto con el Cabo Bota quien les pegaba en los calabozos. Venia con la pistola y les apuntaba en la cabeza y les decía que era Boca Negra, esta situación se dio en mi segunda estadía en la Brigada”, declaró el fallecido detenido político, Gregorio Quintana. Los también expresos políticos, Carlos Aguirre y Julio Aranda, lo sindican como un torturador con el apodo de “El Loquito”.

Ampliación

Piñero también amplió el procesamiento de los expolicías Enzo Breard, José Rodríguez Valiente, Gabino Manader, Humberto Lucio Caballero, José Marín (alias Cabo Sotelo) y Ramón Esteban Meza y del exmilitar, Luis Alberto Patetta. Todos fueron condenados en la primer juicio por la causa Caballero a 25 años de prisión por el delito de tormentos agravados. Sólo Patetta fue acumula otra pena: prisión perpetua por ser ejecutor de la Masacre de Margarita Belén. A todos se les añadió al menos un hecho de tormentos agravados, a la larga nómina de imputaciones que acumulan que van desde la desaparición de personas hasta la aplicación de torturas a detenidos políticos.

El otro expolicía sobre quien se amplió su procesamiento fue Albino Luís Borda. A Borda se le sumó un hecho de tormentos agravados, a los tres que ya pesaban sobre él. A esto hay que añadirle la imputación por la desaparición del matrimonio de Sara Fulvia Ayala y Pedro Morel, y la que se le realizó por el delito de “violación”, también en perjuicio de Ayala.

Piñero además resolvió dictarle la falta de mérito a once acusados, por considerar que con las pruebas actuales no se está en condiciones de procesar ni de sobreseerlos. De todos modos seguirán imputados en la causa. Se trata de Athos René (condenado a perpetua en la Masacre de Margarita Belén), Jorge Carlos Ramírez, Oscar Alberto Cejas, Timoteo López, Víctor Armando Suárez, Pablo Alfonso, Rolando Alfonso, Emilio Zárate, y Saturnino Centurión.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.