miércoles, 2 de noviembre de 2011

Argentina, Córdoba: Repudian despidos en la empresa de call center Multivoice

Daniel Klocker (PRENSARED)

Con un escrache y volanteada frente a la sede de la empresa (avenida Colón 789), la Unión de Operadores de Call Center (UNOCC-CTA) repudió las arbitrarias cesantías de dos trabajadores. Denuncian pésimas condiciones de trabajo y reclaman mejoras salariales.

La Unión de Operadores de Call Center (UNOCC-CTA) realizó un escrache frente a la empresa Multivoice ubicada en avenida Colón 789 para repudiar los arbitrarios despidos de los compañeros Emanuel Farcy y Samantha Ferro, respectivamente.

Representantes de la UnOCC manifestaron a Prensared que la empresa está llevando adelante una sistemática persecución de los trabajadores con la aplicación de un terrorismo laboral contra quienes se oponen al modelo de explotación.

En el caso del despido de Emanuel Farcy, la empresa acusó al compañero de “no compartir la filosofía de la empresa”, un eufemismo barato para decir que no quieren que sus trabajadores se organicen sindicalmente para reclamar por sus derechos, aseguran desde la UNOCC.

Por otra parte, la organización entiende que estos despidos se inscriben dentro de una estrategia que implica pagar sueldos miserables y no cumplir con las elementales condiciones de trabajo que afectan gravemente la salud de los compañeros.

Emanuel Farcy trabajó en Multivoice un año y medio y fue despedido hace tres semanas “sin causa”, según afirmó a Prensared el coordinador de la cuenta H3G, Lucas Figueroa, aunque off the record confesó que el compañero "no reunía el perfil que pretende la empresa", y en el caso de Samantha (Ferro), aseguró que hubo una “pérdida de confianza”.

Las confesiones del coordinador son elocuentes de la política que llevan adelante las empresas de call center: quieren empleados sumisos, que no levanten la voz y que dejen su salud por un básico de 1.700 pesos, que con adicionales y plus, pueden llegar a conformar -con suerte- un salario de bolsillo de 2.800 pesos.

“El sueldo es miserable, y ni te digo en las condiciones deplorables en que trabajan los compañeros y la empresa lo único que hace es despedir gente cuando comienzan a reclamar como me pasó a mí”, denunció Farcy.

El compañero aseguró a Prensared que “este tipo de acciones, con el apoyo de la UNOCC y de la CTA-Córdoba, son importantes porque puede generar mayor participación y fundamentalmente visibilizar el problema para ponerle freno a la impunidad de empresarios inescrupulosos”.

En el escrache, que se prolongó por espacio de dos horas y consistió en el corte de media calzada y volanteada, participó el secretario General de la CTA-Córdoba Capital, Gudio Dreizik e integrantes de la Comisión Directiva de la UNOCC.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.