domingo, 6 de noviembre de 2011

Argentina: Por la salud del paciente

INTI

El Centro de Física y Metrología, junto con el Centro de Tecnologías para la Salud y la Discapacidad, desarrolló dos procedimientos para la calibración de un simulador de diferentes parámetros médicos y de un equipo que constata el correcto funcionamiento de desfibriladores cardíacos.

Los equipos que monitorean las señales del cuerpo humano, tales como un electrocardiógrafo, cumplen funciones muy importantes a la hora de emitir un diagnóstico acerca de las patologías que puede estar sufriendo una persona. Por ejemplo, la señal contenida en un electrocardiograma contiene información acerca de arritmias (taquicardia sinusal, bradicardia sinusal, bloqueo aurículo-ventricular, latido ectópico, fibrilación ventricular, infarto) y patologías morfológicas cardíacas(patologías asociadas al entorno cardíaco, agrandamiento auricular, hipertrofia ventricular).

Por lo tanto, ante una falla en el electrocardiógrafo, los médicos podrían realizar una mala atención sobre el paciente. Aquí es importante aclarar que este tipo de equipos es considerado de riesgo medio porque un desperfecto en este aparato ocasionaría un diagnóstico equivocado, pero no implicaría la muerte del paciente en forma directa.

En el caso de los equipos considerados de alto riesgo, como por ejemplo los desfibriladores, la situación se vuelve crítica puesto que si dicho equipo no funcionara correctamente, podría ocasionar la muerte del paciente de manera directa. En este marco, y teniendo en cuenta que todos los establecimientos de salud cuentan con al menos uno de estos equipos, el Centro de Física y Metrología, en conjunto con el Centro de Tecnologías para la Salud y la Discapacidad, desarrolló dos procedimientos:

- Calibración de un simulador de paciente multiparamétrico.

- Calibración de un analizador de desfibriladores.

El primero de ellos permite calibrar a los denominados simuladores de paciente (equipos que simulan señales del cuerpo humano, por ejemplo las señales del corazón), y que son utilizados para calibrar a los equipos de monitoreo que se utilizan en los establecimientos de salud a lo largo del país (tales como los electrocardiógrafos). El segundo será utilizado para calibrar analizadores de desfibriladores, es decir, aquellos equipos que evalúan el desempeño de los desfibriladores.

Es importante aclarar que, en ambos casos, el método de calibración propuesto se basa en un sistema de muestreo llevado a cabo con el multímetro HP3458. Este dispositivo de alta exactitud es configurado de acuerdo a las señales a medir que hayan sido seleccionadas en el simulador de pacientes o en el analizador de desfibriladores. Por ejemplo, para medir las señales del ECG se comunica al multímetro con una PC y se utiliza el programa dedicado para la adquisición de datos. En este caso se configura al multímetro en modo de muestreo DCV, puesto que esta forma de muestrear tiene un bajo nivel de ruido (característica importante a la hora de medir señales de baja señal, como en este caso), alta resolución (más de 28 bits) y una frecuencia de muestreo máxima de 100.000 muestras por segundo.

En el caso del analizador de desfibriladores, el muestreo se realiza sobre la salida de un divisor resistivo de alta tensión (cuya relación es de 1000:1 y soporta una tensión de 5 kV).

A partir de la adquisición de esta señal puede calcularse, en primer lugar la potencia y por consiguiente, la energía descargada sobre el analizador y el desfibrilador (ambos conectados en paralelo). De esta forma, se pretende brindarle a los establecimientos de salud, la posibilidad de que tengan a sus analizadores de desfibriladores y simuladores de paciente, calibrados con trazabilidad a patrones nacionales.

El desarrollo de estos procedimientos tiene un impacto social elevado, pues a través de ellos se logra reducir el número de diagnósticos equivocados que podrían ocasionar patologías sobre los pacientes.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.