miércoles, 23 de noviembre de 2011

El nuevo gobierno español deberá recortar gasto público

XINHUA

El próximo presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, del conservador Partido Popular (PP), tendrá que tomar como primera medida el recorte drástico del gasto público para cumplir los objetivos del déficit, de acuerdo con analistas citados hoy por medios locales.

El Consejo Europeo de Relaciones Exteriores (ECFR por sus siglas en inglés) considera imprescindible un ajuste de esta magnitud para alcanzar el déficit del 6 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) prometido para este año y el del 4,4 por ciento para 2012.

Al mismo tiempo, el ECFR establece que España incumplirá el objetivo de 2011 por dos o más puntos si no lleva a cabo los respectivos ajustes.

Por otra parte, agencias de calificación, como Fitch y S&P, exigen reformas "radicales y ambiciosas" y el banco británico HSBC reclama "más claridad" sobre los planes de consolidación fiscal.

No obstante, si Mariano Rajoy se ha comprometido a no renunciar al objetivo de déficit "bajo ninguna circunstancia", afrontará una fuerte tarea para devolver "la salud a la economía y las finanzas públicas españolas", según el banco holandés ING.

En otro orden de cosas, el Tesoro Público colocó hoy 2.980 millones de euros (4.023 mdd) en letras a tres y seis meses en la que ha sido su primera emisión tras las elecciones generales del domingo, que dieron el triunfo al PP.

La subasta ha logrado captar el máximo rango previsto, que era de entre 2.000 y 3.000 millones de euros, sin embargo, el Tesoro se ha visto obligado a pagar una rentabilidad superior al 5 por ciento para tener el crédito de los mercados.

La presión sobre España obedece, según los analistas, a la urgencia de que el nuevo Gobierno concrete cuanto antes las medidas que va a aplicar y también a la vaguedad de la respuesta de las instituciones europeas para hacer frente a la crisis de la deuda soberana de la zona del euro.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.