miércoles, 23 de noviembre de 2011

El Salvador: Pretenden evitar nuevas modalidades de empleo

Oscar López (COLATINO)

La flexibilización laboral es un nuevo modelo regulador para el manejo de los derechos laborales en el interior de las empresas y organizaciones privadas. La aplicación del mismo requiere de un proceso de desregulación del mercado laboral que usa de referente la libertad de contratación y el contrato individual de trabajo.

Con los tipos de contratación antes mencionados se pretenden flexibilizar los antiguos mecanismos logrados por los sindicatos en el siglo XX, esperando con ello mantener el crecimiento de todo el sector privado.

Ante esto organizaciones de mujeres de la región Centroamericana se han reunido para discutir las repercusiones de implementarse la flexibilización laboral.

En la reunión las mujeres también analizarán las consecuencias de que en el país y en la región se implementen nuevos instrumentos como los asocios público-privados.

Según Martha Zaldaña, representante salvadoreña de la “Campaña Regional contra la Flexibilidad Laboral”, con el nuevo modelo laboral, las empresas privadas pretenden reducir los costos de producción, pero al hacerlo también perjudican a los trabajadores al generar condiciones precarias de empleo.

En el país, empresarios del sector textil presentaron una propuesta que consistía en incrementar la jornada laboral diaria a 12 horas, los patrones afirmaban que de esta manera las empleadas dispondrían de más tiempo para estudiar o dedicarlo a su familia.

Al respecto, Zaldaña comentó que con esta práctica se perjudicaba a las empleadas, ya que por día los empresarios no pagarían un promedio de $17 en concepto de horas extras.

La representante salvadoreña también comentó que debido a la creciente “tercerización” (concesión de servicios a terceros), se pretende presentar un anteproyecto de ley para que las empresas subcontratadas estén obligadas a garantizar las prestaciones sociales a sus empleados.

Según afirman las representantes de los países de la región, evitar este tipo de modalidades de empleo es importante, ya que las mujeres son las más afectadas con la implementación de este tipo de medidas.

“Por esquemas culturales las mujeres somos las más afectadas con estas modalidades”, argumentó Zaldaña, quién además explicó que algunos empresarios abusan de los compromisos familiares de las féminas para imponerles precarias condiciones de trabajo.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.