miércoles, 23 de noviembre de 2011

Ideólogo del Khmer Rouge intenta negar evidencias de genocidio

PL

Nuon Chea, el ideólogo del régimen genocida Khmer Rouge, intentó hoy presentarse como un protector del pueblo camboyano y negar las evidencias del exterminio que propició.

Al declarar en el juicio internacional contra los lugartenientes de Pol Pot, el llamado Hermano Número Dos negó su responsabilidad en la muerte de casi dos millones de camboyanos entre 1975 y 1979.

El acusado acusó de los problemas de Cambodia a Vietnam, país que tras sufrir varias agresiones fronterizas del Khmer Rouge ocupó el reino vecino en 1979 para derrocar a Pol Pot.

Nuon Chea se pintó como un patriota que se sacrificó para liberar a la Patria del "colonialismo, la agresión y la opresión de ladrones que querían borrar a Cambodia de la faz de la Tierra", declaró.

También negó que existieran campos de exterminio en la Kampuchea democrática, pese a los millones de muertos de hambre, extenuación, tortura o ejecución durante aquel "experimento social".

Este tribunal auspiciado por Naciones Unidas juzga a Nuon Chea, de 85 años, al expresidente Khieu Samphan, 80, y al excanciller Ieng Sary, 86, acusados de crímenes de lesa humanidad y genocidio.

Ieng Thirith, la Primera Dama del Khmer Rouge, se libró de ser juzgada pues supuestamente padece mal de Alzheimer.

El alegato de demencia senil fue presentado por la defensa de la acusada, de 79 años de edad, que en 2007 explotó en corte asegurando que sus acusadores "arderían en el séptimo círculo del infierno".

El fiscal Andrew Cayley explicó que, al igual que el difunto líder, los acusados ostentaban poder absoluto y es imposible que desconocieran los horrores que cometían los polpotianos.

El Khmer Rouge tomó el poder el 17 de abril de 1975, con la toma de Phnom Penh tras cinco años de guerra civil, y las ciudades fueron evacuadas a la fuerza para crear una suerte de utopía agraria.

Los intelectuales y empresarios fueron encarcelados y ejecutados en muchos casos, el Khmer Rouge controlaba incluso el matrimonio, y el país se sumió en el caos socio-económico y la paranoia.

Vietnam sufrió varias agresiones del Khmer Rouge en provincias como An Giang, y ante la creciente amenaza apoyó a la resistencia camboyana.

De la antigua plana mayor del Khmer Rouge solo ha sido condenado hasta ahora Kaing Guek Eav, alias Duch, comandante de la prisión Tuol Sleng, conocida como S-21, donde murieron 15 mil camboyanos.

De apariencia inofensiva, Duch fue condenado a 30 años de cárcel, sentencia que muchas víctimas consideraron benévola, aunque igual el acusado la apeló.

El gobierno de Cambodia aceptó este juicio, pero se ha mostrado contrario a nuevas causas similares, pues prefiere dejar de revolver el pasado.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.