miércoles, 23 de noviembre de 2011

Situación en Egipto "es una masacre"; 5 muertos

ANSA

Al menos cinco personas, entre ellas un bebé, murieron esta mañana en enfrentamientos cerca del ministerio del Interior en El Cairo y en el Delta del Nilo, mientras que Mohammed El Baradei, candidato a primer ministro, denunció que "está en curso una masacre".

Fuentes del ministerio de Salud dijeron que cuatro personas murieron en El Cairo por intoxicación de gases lacrimógenos.

En la ciudad de Tanta, en el Delta del Nilo, un bebé de nueve meses murió luego de respirar gas lacrimógeno disparado por las fuerzas del orden durante una manifestación.

Las fuentes precisaron que el bebé estaba en brazos de su madre, que estaba caminando cerca de la zona de la prefectura, donde se registraron los incidentes.

De esta forma, al menos 32 personas murieron en los hechos de violencia en el país desde el sábado pasado, informó el ministerio de Salud.

Decenas de manifestantes fueron evacuados hoy, intoxicados por los gases lacrimógenos lanzados por la policía en los enfrentamientos frente al ministerio del Interior, informaron fuentes locales.

El movimiento "6 de abril", uno de los inspiradores de la revolución contraria al gobierno del ex presidente Hosni Mubarak, decidió permanecer en la plaza Tahrir hasta que el Consejo Militar anuncie una fecha precisa para las elecciones presidenciales, previstas para junio de 2012.

Mohammed El Baradei, ex jefe de la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) y candidato a primer ministro, denunció hoy que "gases lacrimógenos con agentes tóxicos y municiones verdaderas son usados contra los civiles en la Plaza Tahrir".

"Está en curso una masacre", escribió El Baradei en un mensaje vía Twitter.

El ex jefe de la AIEA se manifestó dispuesto a aceptar el cargo de primer ministro, luego de la renuncia del gobierno de Essam Sharaf, si las elecciones parlamentarias se llevan a cabo, tal como está previsto, el lunes próximo.

Una fuente militar desmintió el uso de gases tóxicos contra los manifestantes, informó la televisión egipcia.

Por su parte, el Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Navi Pillay, denunció hoy el uso excesivo de la fuerza contra los manifestantes en la Plaza Tahrir de El Cairo, y se pronunció a favor de una rápida investigación "imparcial e independiente".

Pillay exhortó a las autoridades egipcias "a poner fin al uso claramente excesivo de la fuerza contra los manifestantes en la plaza Tahrir y en el resto del país".

"Las acciones de las fuerzas armadas y las fuerzas de seguridad, en lugar de mejorar la seguridad y ayudar a la dificil transición de Egipto hacia la democracia, incendia más la situación", afirmó Pillay.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.