lunes, 12 de diciembre de 2011

Crece en Bolivia más de 200% gasto corriente en seis años

XINHUA

El gasto corriente en Bolivia durante el periodo 2006-2011 creció 213 por ciento, según datos publicados hoy por el estatal instituto Nacional de Estadística (INE).

En 2005 el gasto corriente se ubicó en 22.000 millones de bolivianos (3.160 millones de dólares), monto que se elevó hasta 69.000 millones de bolivianos (9.913 millones de dólares) para 2011.

De acuerdo con el analista económico Alberto Bonadona, el gasto corriente no tiene como contrapartida la creación de un activo, sino que constituye un acto de consumo como sueldos y jornales, bienes y servicios, intereses de deuda y otros.

"Son gastos que se destinan a la contratación de los recursos humanos y a la compra de los bienes y servicios necesarios para el desarrollo de las funciones administrativas y no son productivas para el retorno de ese dinero", afirmó el especialista.

Según datos del Ministerio de Economía, ese presupuesto aumentó 35,9 por ciento en 2007, con respecto a 2006 y 30,3 por ciento en 2008.

En 2009 se redujo 0,4 por ciento y en 2010 subió a 13,3 por ciento para experimentar en 2011 el incremento más alto con 57 por ciento.

De acuerdo con el historial proporcionado por el INE, en los últimos siete años el gasto corriente de bienes y servicios fue el que creció más, seguido por sueldos y salarios, lo cual refleja un aumento de la burocracia estatal debido a la nacionalización de empresas que antes eran del Estado y por la creación de nuevas empresas, principalmente en el sector productivo.

El gasto en bienes y servicios pasó en 2005 de 4.540 millones de bolivianos (658 millones de dólares) a 35.222 millones de bolivianos (5.104 millones de dólares) en 2011 y Sueldos y Salarios de 7.379 millones de bolivianos (1.069 millones de dólares) en 2005 a 17.474 millones de bolivianos (2.532 millones de dólares) en 2011.

Para 2012, los Bienes y Servicios se fijaron en 38.892 millones de bolivianos (5.636 millones de dólares) y sueldos y salarios en 20.766 millones de bolivianos (3.000 millones de dólares).

Según datos de INE, en 2010, el gasto público representó 11 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), mientras que la inversión pública llegó a 15.312 millones de bolivianos (2.220 millones de dólares), 6,6 por ciento del PIB.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) recomendó el mes pasado al gobierno controlar el aumento del gasto primario.

Bajo este criterio, el analista Bonadona coincidió con el FMI en la necesidad de un ajuste en la planta administrativa.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.