jueves, 29 de diciembre de 2011

México: ¿Soberano y democrático con gobiernos sin dignidad y arrastrados ante Estados Unidos?

Pedro Echeverría (especial para ARGENPRESS.info)

1. Estados Unidos ha multiplicado sus sobrevuelos en México con aviones no tripulados para obtener -según dice- información de grupos criminales. Desde febrero pasado realizó muchos vuelos para localizar a uno de sus testigos protegidos y dar a las autoridades mexicanas la ubicación del presunto autor del asesinato de un elemento de la Agencia de Migración y Aduanas (ICE) Es un secreto a voces porque se habla de ellos, pero se busca que no se extienda mucho para no provocar protestas. Pero -aunque sabemos que Felipe Calderón es el directo responsable de la solicitud de intervención a las agencias yanquis, ningún alto funcionario quiere reconocerlo de manera abierta: ni la Presidencia, ni las secretarías de Marina, Defensa Nacional, Gobernación, Seguridad Pública federal y de Relaciones Exteriores, ni la Procuraduría General de la República (PGR) ¿Para qué tanto secreto si sabemos que el gobierno mexicano es esclavo de los Estados Unidos?

2. Y no se crea que los aviones sin piloto son solo un juego de niños o, cuando mucho aparatos de inspección o vigilancia; son aviones de guerra por eso Estados Unidos ha aumentado de manera amplia su producción. Con Obama se han extendido las bases clandestinas en al menos seis países para operarlos con efectividad. Suelen ser preferidos para acciones muy peligrosas. En México hace ya meses que se vigila con ellos a las ciudades de Juárez, Culiacán y Tijuana. No debe olvidarse que Israel lanzó esos aviones en 2006 masivamente contra los movimientos guerrilleros de Hamás y Hezbolá que representaron las posiciones más radicales entre los palestinos. Estados Unidos usó esos aviones en misiones en Paquistán, Irak y Afganistán. ¿Permitiremos que esos aeroplanos sin piloto bombardeen nuestros campos y sigan asesinando a decenas de miles de mexicanos en nombre de la lucha contra la “delincuencia organizada”?

3. La realidad es que los funcionarios panistas son cínicos, muy atrasados y no tienen vergüenza. (Los priístas -no tan burros- adornaban más sus acciones con discursos) Hoy podemos mirar al presidente, a la secretaria de Relaciones, al secretario de Gobernación, dando piruetas para esconderse, para no declarar y tratando de silenciar que ha sido su gobierno -ante su enorme incapacidad para gobernar frente a la llamada “delincuencia organizada”- quien ha suplicado una mayor intervención yanqui en México. Sufrimos hoy una gran intervención “pacífica” en toda la frontera norte y en más de 15 ciudades capitales del país; miles de yanquis están en la embajada y los consulados, así como agentes de la CIA y FBI metidos en las instituciones de gobierno; pero el problema es que no solo no hemos organizado guerrillas para expulsarlos, ni siquiera marchas o manifestaciones de protesta. Es sólo para ver qué tan jodidos estamos en México.

4. Desde 1982 desapareció el pequeñísimo margen de soberanía que tuvieron los gobiernos mexicanos que apoyaron a los republicanos españoles, mantuvieron relaciones con Cuba, así como se solidarizaron con los refugiados argentinos, chilenos, salvadoreños, nicaragüenses, que luchaban contra sus dictaduras militares y buscaban transformaciones en sus países. Desde aquel año se comenzó a imponer en la economía y la política el neoliberalismo y la privatización que fue “devolviendo a la empresa privada y a los capitalistas extranjeros lo que el Estado les había quitado”. El PRI impulsó a gobiernos del PAN y éste se entregó a los del PRI. El Gobierno de Reagan (1981-89) fue el gran arquitecto de la total sumisión de los gobiernos mexicanos a los siguientes cuatro gobernantes: Bush I, Clinton, Bush II y Obama. La bandera del “nacionalismo revolucionario” del PRI desapareció para entregarse más a la derecha.

5. Pero además no solamente son sobrevuelos no tripulados en territorio mexicano; se suma la Patrulla Fronteriza estadunidense (CBP) informó ayer martes que recibió el sexto avión no tripulado (drone) para vigilar la zona fronteriza con México. Operará desde la base aérea de Sierra Vista, en Arizona, para “brindar una vigilancia aérea fundamental al personal de seguridad de la CBP en el terreno a lo largo de la frontera suroccidental”. La CBP ha realizado más de 12 mil horas de vuelo de sus aviones no tripulados, los cuales han ayudado a incautar más de 21 toneladas de droga y detener a unos 7 mil 500 sospechosos de actividades ilegales. Mientras Estados Unidos “ayuda a México a luchar contra el narcotráfico” aprovecha también la coyuntura para vender enormes cantidades de armas. Por eso en América Latina los países lejanos no tienen muy claro si es una ventaja ser frontera con Estados Unidos o es una calamidad. Parece que más lo segundo.

6. Ser “patio trasero de los Estados Unidos” no es una simple frase sino una realidad. Es estar -como México- abierto a ser el tiradero de deshechos de basura materia contaminada y de seres humanos que han sido convertidos en basura; es exponer al país al saqueo de sus riquezas naturales y a la penetración ideológica de una cultura conquistadora; es exponerse al saqueo de riquezas naturales mientras penetran mercancías que muchas veces son de deshecho; significa un siglo de sufrir endeudamiento, gigantescos pagos de intereses y falta de soberanía en la distribución presupuestal; libre penetración de armas, agentes policíacos, de inteligencia y del ejército que amenazan y someten a la población; en contar con monopolios informativos totalmente controlados por agencias norteamericanas; es tener gobiernos títeres que sólo esperan órdenes del imperio. En fin no es nada cómodo dormir con el enemigo a lado porque lo que busca es quedarse con todo el espacio.

7. La realidad es que ahora los aviones no tripulados serán una buena prueba para ver si los narcotraficantes o “delincuentes organizados” tienen las armas modernas necesarias para bajar un avión y la suficiente puntería para hacerlos caer del cielo. No olvidar que las investigaciones acerca de la caída de los aviones y helicópteros de dos secretarios de Gobernación (Mouriño y Blake) y un subsecretario de la misma dependencia (Huerta) por el mismo rumbo, hasta estos días no han sido bien clarificadas y los argumentos del gobierno tampoco han sido convincentes. De lo que sí debemos estar seguros es que la llamada Iniciativa Mérida firmada por Bush II y Calderón -a pesar de lo que se diga- le están aportando armas, aviones, dinero, asesores y mucha seguridad al gobierno fascista de Calderón y no tengo duda que esa misma “Iniciativa” le va a servir de mil maravillas al PAN en la sucesión gubernamental.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.