lunes, 12 de diciembre de 2011

Prevén suprimir empleos en sector nuclear francés

PL

El consorcio de la energía nuclear francés Areva analiza hoy un programa de reducción de gastos donde se contempla la supresión de miles de empleos en sus instalaciones locales y las filiales en otros países.

Aunque a finales de noviembre el gobierno negó un eventual recorte de puestos de trabajo en este sector, el consejo directivo del grupo no descarta esta variable para rebajar sus costos.

Una decisión que podría tomarse esta semana es la congelación de nuevas contrataciones de personal para suplir las bajas naturales por jubilaciones o renuncias a partir de enero próximo.

Ello significaría dejar de cubrir entre mil y mil 200 puestos cada año hasta 2016, lo cual implicaría una fuerte contracción del personal, que en la actualidad es de 28 mil empleados sólo en Francia.

Ya se anunció que en las filiales de Areva en el extranjero se cerrarán miles de empleos en 2012.

Uno de los pretextos de este proyecto es resarcir las pérdidas causadas en el mercado energético nuclear por la catástrofe en la planta japonesa de Fukushina.

El consorcio también enfrentó serias dificultades en la construcción de una planta atómica en Finlandia, cuyo costo será muy superior a lo estimado originalmente.

El estado francés es propietario del 83 por ciento del capital de Areva, que este año registrará pérdidas netas de unos dos mil millones de euros.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.