lunes, 10 de enero de 2011

Qué bajo que caíste, Galasso

Jorge Altamira

.

No sorprende que el historiador Norberto Galasso se sume a la campaña macartista desatada por el gobierno nacional y sus cortesanos para criminalizar al Partido Obrero y para combatirlo, como dice uno de sus escribas, “con el Código Penal” - la primera manifestación concreta de la ‘nueva’ política de “seguridad democrática”, para enfrentar la movilización social, que le sopló al oído la estirpe de los Verbitsky a la nueva ministra de Seguridad. En una ‘carta’ que fue difundida en forma instantánea y profusa, en su mayor parte por los ‘blogs’ alcahuetes del oficialismo (que seguramente no harán lo mismo con esta respuesta), Galasso no pronuncia dos frases inevitables en la boca de cualquier luchador: “la patota de Pedraza” y “juicio y castigo a TODOS los culpables”. Al revés: “puede caer sobre vos”, dice Galasso, en referencia a Altamira, “la responsabilidad de lo que ocurra a militantes que son víctimas de enfrentamientos como los que hemos visto”. Se trata, ojo, de una amenaza - claro, desde el campo popular, que no formula al pasar sino que repite: “pensá, nos dice, en los pibes que podés arriesgar”. ¿Este hombre sospecha siquiera el nivel de su bancarrota política y hasta de su bajeza? Estamos en peligro, no por las patotas de Pedraza, Maturano, West Ocampo, Gerardo Martínez, Guillermo Moreno, el ‘caballo’ Suárez, Capaccioli, Otacehé, la policía de Barracas y Avellaneda, la de Soldati, la de Primavera en Formosa, sino por los piquetes ferroviarios, o, para el caso, todos los piquetes de todos los luchadores, y de activistas como Mariano Ferreyra. No hay que purgar al poder político de estas mafias, sino desencadenar una campaña macartista contra el PO. Galasso no llega siquiera a formular una teoría de los dos demonios - para él y los otros cortesanos el demonio es uno solo. Si nosotros somos los responsables del asesinato de nuestro compañero, la patota de Pedraza es un asunto secundario.

Galasso va más lejos todavía: respalda la tesis de los abogados defensores de los asesinos - el “enfrentamiento” - que fue refutada sin atenuantes, tanto por la jueza de primera instancia como luego por los tres jueces de la Cámara del Crimen. ¿No te has dado cuenta, Galasso, del pozo de inmundicia en el que has caído? Galasso cierra de este modo el círculo de la campaña de criminalización que inició, el mismo 20 de octubre, la Presidenta de la Nación, cuando responsabilizó por el crimen a “los que usan palos en las manifestaciones” y “a los estudiantes que forzaron la puerta del Consejo Nacional de Educación”. Después de esto, vinieron las diatribas del tipo “el PO le tiró un muerto al gobierno nacional y popular”, “los troscos son funcionales a Duhalde” - algo de lo que no se acordaron cuando Kirchner fue llevado de la mano a la Presidencia por el responsable político de los asesinatos de Kosteki y Santillán - que de paso le impuso más de medio gabinete, incluida la mayor parte de los actuales ministros, intendentes y punteros. Después del asesinato de Mariano, el kirchnerista Insfrán se cobró la vida de dos campesinos formoseños tobas, y la policía del jefe nombrado por Néstor Kirchner y la Metropolitana la de dos pobladores de Villa Soldati. Ni las policías, ni Insfrán están imputados; al revés, el gobierno apoya la reelección del formoseño y acabó firmando un pacto con Macri para castigar con la privación de derechos sociales la lucha de los pobladores por la vivienda.

Si el asesinato de Mariano Ferreyra obedeció a la necesidad de defender las tercerizaciones -un régimen de superexplotación para beneficiar a los grandes capitales -, la de los tobas fue ‘funcional’ a los intereses de los terratenientes sojeros y la de Soldati a la especulación inmobiliaria en la Ciudad. En lugar de lanzar la alarma acusadora: ¿A dónde vas Cristina? o la advertencia preventiva: ¿A dónde te estás dejando llevar?, Galasso apunta contra ‘el enemigo principal’, que es, según él mismo, la prioridad que debe tener cualquier ataque político - Altamira y el Partido Obrero. Nos ha convertido en el ‘enemigo principal’ - a nosotros, no a Pedraza. Este es el significado sin falacias que tiene su frase introductoria, en la que asegura tener con Altamira” un punto teórico (sic) común: …crear la sociedad solidaria, igualitaria, donde brote y se consolide el Hombre Nuevo”. En realidad, nos quiere aplicar el Código Penal. ¿Qué patraña, no?

Galasso califica a nuestros militantes jóvenes como pibes, no por un acto de cariño sino para despreciar la madurez que han alcanzado y la conciencia que tienen de sus propios actos. En cambio, La Cámpora, que homenajeó a Insfrán en las vísperas del asesinato de los tobas, o la Juventud Sindical de triste memoria, que festejó con CFK en River pocas horas antes del asesinato de Mariano, son para él una juventud maravillosa. La 'carta' de Galasso es una provocación en cada línea y un monumento al caradurismo.
Encubrir a los Pedraza

Galasso no se aparta del encubrimiento de la patota que asesinó a Mariano Ferreyra en ningún momento de su texto. Galasso repite la versión de que “las bandas de derecha” procedieron al saqueo de la estación Constitución, aunque, una a favor de él, se abstiene en este caso de acusarnos a nosotros mismos por esos saqueos, claro que sin denunciar que eso es lo que hizo su ministra Nilda Garré y su compañero de ruta (¿ocasional?) Horacio Verbitsky - ninguno de los cuales apoyó sus infamias en la sede judicial. En cambio, sí lo hizo Juan Pablo Schiavi, secretario de transportes y jefe de del subsecretario Antonio Luna-hombre de Maturano y de Pedraza, quien acusó por los hechos de Constitución a nuestros militantes ferroviarios en el juzgado que dispuso procesarlos por el corte de vías de Avellaneda.

Si es como dice Galasso, ¿por qué no hay ningún imputado por los desmanes de Constitución, cuando el diario La Nación publicó fotos de sus actores y existen los monitores propios de la estación? ¿No pensaste en esto Galasso - al menos en las noches, cuando “el músculo duerme y la ambición descansa”? Pero el encubrimiento de lo ocurrido en Constitución, por parte de la camarilla de la ‘seguridad democrática’, es decir del Código Penal y de los gases vomitivos, obedece a una razón simple: los desmanes fueron armados por la patota de la burocracia ferroviaria, con la intención de revertir la posibilidad de la prisión preventiva para los siete acusados por el asesinato de Mariano, como ya se había expresado antes, pero que a Galasso lo tiene sin cuidado, en los paros! de la Fraternidad para “liberar a los presos” y en ‘asambleas’ armadas por la UF en Temperley con el mismo slogan.

Galasso se mofa, con el mismo estilo antiobrero de la prensa ‘destituyente’ (que ahora copia la oficialista) de un corte de “20 muchachos rebeldes”, para ningunear, como lo hace la derecha, la reivindicación del corte: el cese de los despidos y de las tercerizaciones - que reclaman miles y miles en el ferrocarril. Despidos y tercerizaciones que expresan la explotación acrecentada del capital sobre el trabajo y el despojo de los obreros por la burocracia sindical. ¡Pero qué carajo le puede importar esto a la “izquierda nacional”! Los 250 compañeros que cortaron las vías dejaron al desnudo que el gobierno maravilloso de Galasso no estaba cumpliendo -y sigue sin cumplir- las actas de incorporación a planta permanente de los tercerizados. Pero el gobierno incumple lo firmado porque tiene una asociación política y económica con esa burocracia, que por ello es un enorme factor de poder en el gobierno nac& pop. Galasso repite como un loro el verso de todo el oficialismo de que, ‘naturalmente’, a este gobierno fabuloso “le quedan muchas cuentas pendientes, mucho para hacer” (la contraseña para la reelección). Si fuera así (admitamos tal cosa por un momento), ¿por qué no pone manos a la obra y echa a los Pedraza de la gestión del ferrocarril, los echa de la secretaría de Transporte, expulsa a los capitalistas coimeros de Ugofe y pone al ferrocarril bajo administración estatal directa, con control de delegados obreros electos? Pero esto que el gobierno no hace, ni ha dicho que vaya a hacer, tampoco lo reclaman Galasso y sus compinches de la corte oficial: avalan la continuidad de la patota en uno de los principales núcleos de poder y al frente de uno de los ejemplos de mayor corrupción económica y desfalco de los fondos nacionales. Galasso es un simple encubridor que se disfraza con la muletilla de “la contradicción principal”. Los Pedraza son parte del poder kirchnerista - y no en pequeña medida. Galasso quiere un Hombre Nuevo pero no un ferroviario mejor pago, que trabaje en condiciones menos inhumanas. Galasso: volvé a leer tu ‘carta’ y ponete a llorar. Pero después de todo: ¿la ‘izquierda nacional’ no apoyó toda la vida a la burocracia sindical - incluso en los criminales años 70?
El “enemigo principal”

Todo este desvergonzado embuste, que lo coloca en el campo de los encubridores del asesinato de nuestro compañero Mariano y en el de los enemigos de los obreros ferroviarios, Galasso lo justifica con la tesis del “enemigo principal”; hay que apoyar a CFK (y por sobre todo su reelección) para que no triunfe el ‘enemigo principal’, la derecha. En realidad estamos ante un embuste, porque en ningún momento Galasso caracteriza a CFK como un enemigo de clase, aún ‘secundario’, de los trabajadores, ni tampoco propone, bajo ninguna forma, desarrollar una organización clasista que combata al gobierno - al menos como enemigo de clase ‘secundario’.Después de todo, el objetivo de un socialista que combate al ‘enemigo principal’ no es fortalecer al ‘enemigo secundario’, que! por secundario que sea es un enemigo de clase, sino aprovechar el debilitamiento del frente de clase en su conjunto que implica una derrota del ‘enemigo principal’, para acabar con la dominación de clase en general. En definitiva, en lugar de plantear alguna forma de oposición de clase al gobierno capitalista ‘secundario’, o de correlacionar la lucha contra el enemigo de clase ‘principal’ con la oposición a todo gobierno de clase de la burguesía, Galasso dedica sus esfuerzos a amenazar a nuestros ‘pibes’ con futuros ‘pedrazazos’, es decir, a valerse de los Pedraza como muro de defensa del gobierno kirchnerista. Como ocurre en política con los francotiradores, Galasso se pone al servicio de todas las provocaciones. Precisamente, es una provocación, que Galasso no denuncia ni podría denunciar, el fallo que procesó a nuestros compañeros ferroviarios por “extorsión”, con motivo del corte de vías de Avellaneda, porque convierte a esa condición a cualquier demanda reivindicativa que se apoya en medidas de acción directa efectiva. CFK ha logrado su propósito inicial de criminalizar (código penal) a nuestro partido. Un juez que califica de ‘extorsión’ a una demanda dirigida a una persona ideal, no física, como el Ministerio de Trabajo, no pudo haber actuado de este modo sin que mediara una exigencia del poder político.

El más ‘célebre’ modo de uso de la tesis de la contradicción principal, la ofreció el partido comunista en 1976 cuando llamó a apoyar a la dictadura militar, con la consideración de que el ‘enemigo principal’ eran los Suárez Mason y Menéndez, caracterizados como pinochetistas, frente a Videla. Es el mismo método que aplica Galasso: fuera del análisis concreto de una situación concreta, siempre hay algún villano al que se puede imputar la condición de ‘enemigo principal’ y, por esta vía, absolver de culpas al enemigo que le sigue en jerarquía. En el ejemplo clásico de la revolución rusa, nadie puede cuestionar que el ‘enemigo principal’, durante 250 días seguidos menos dos, fue el gobierno kirchnerista ruso de Kerensky. Pero durante dos días, cuando el intento de un golpe militar de Kerensky fue usurpado por un golpe militar efectivo de la derecha monárquica de Kornilov contra Kerensky, los bolcheviques en esos dos días convirtieron a Kornilov en el enemigo principal, sin apoyar al kirchnerista Kerensky. La derrota de Kornilov preparó el derrocamiento de Kerensky. Lo mismo hicimos nosotros con Isabel. Durante dos años, combatimos al gobierno peronista que creó las tres A, produjo el navarrazo en Córdoba, liquidó a la izquierda peronista y asaltó la UOM y la ciudad de Villa Constitución - mientras el resto del arco político armaba un bloque, primero de los 8 y luego de los 9, para defender la ‘institucionalización’ contra un golpe militar. A partir de julio de 1975, con el nombramiento de Videla, produjimos un cambio de orientación, y levantamos la consigna “abajo el golpe, mientras que los que antes advertían contra el golpe, ahora lo desechaban debido a la asunción de un ‘general democrático’. Pero mientras nosotros, Política Obrera, convertíamos al golpe militar en el ‘enemigo principal’, el gobierno de Isabel hacía lo contrario: atacaba como su ‘enemigo principal’ a los luchadores, y abría aún más, por esta vía, el camino para la victoria del golpe militar.

La ‘izquierda nacional’ dio todo su apoyo político al gobierno de Isabel y con ello a la política de capitulación frente a los golpistas. En el caso del gobierno de Illia fue incluso peor, porque el peronismo y la ‘izquierda nacional’ apoyaron el golpe de Onganía, sea en directo o con el llamado a ‘desensillar hasta que aclare’. La "izquierda nacional" y Ramos llegaron a pedirle una definición "nacional" a la dictadura (“De la crisis argentina a un frente patriótico”, folleto de octubre 1978) y caracterizaron más tarde como "militares patrióticos al estilo de Perón" a Seineldín y Rico - éste milita hoy en las filas K. La ‘izquierda nacional’, que también apoyó al entreguista Frondizi y que sólo se opuso de palabra a la Libertadora, no tiene autoridad para darle lecciones al Partido Obrero.

Galasso aprovecha la ignorancia de su público para reivindicar un apoyo de la ‘izquierda nacional’ al 17 de octubre, lo cual es cierto para el periódico Frente Obrero, pero donde no estaba Abelardo Ramos, el cual en su revista Octubre lo caracterizó, por el contrario, como una lucha interburguesa (“un forcejeo por el gobierno dentro de las clases poseedoras de nuestro país…dentro del cual actuó dividido el proletariado”) (revista Octubre N° 1, noviembre de 1945). Abelardo Ramos no terminó al lado de Menem por casualidad; a Menem también lo votó Galasso en 1989 - siempre con el argumento del ‘enemigo principal’, el UCR Raúl Angeloz, y de la inmadurez de la lucha de clases para luchar por el desarrollo de una oposición de clase socialista. Los campeones de ocupar uno de los campos en disputa, rechazan hacer eso cuando se trata de la lucha de los Mariano Ferreyra contra los Pedraza - y se ponen por encima del muro hablando de un “enfrentamiento”.

Galasso sabe que, al menos en los 60, el más conocido divulgador del tema de las contradicciones, fue Mao Tsetung. Los divulgadores de Mao se encargaron de divulgar, a su vez, la especie del enemigo principal, cuya versión es de origen más antiguo, pues fue el eufemismo del stalinismo para justificar los frentes populares contra ‘la derecha’. Pero en ese opúsculo vulgar, Mao toma sus precauciones; dice por ejemplo que, en ciertas ocasiones, la contradicción secundaria podía transformarse en la principal. Sabía de lo que hablaba: en dos décadas de “guerra prolongada”, el ejército rojo de Mao había pasado 15 años en una guerra civil contra su ‘enemigo secundario’ - el nacionalista Kuomintang de ChiangKaisek; los otros cinco contra el militarismo japonés, aunque combinado con choques reiterados con sus rivales kirchneristas de China. Visto el resultado final - la victoria de la revolución china - se debe concluir que sin la guerra civil contra los nac& pop del Kuomintang las masas chinas hubieran terminado en la derrota. Mao desarrolló esta orientación en el peor momento de “la lucha de clases’ (como le gusta a Galasso), cuando tuvo que recorrer diez mil kilómetros a pie para escapar de sus perseguidores kirchneristas, o sea, los representantes de la burguesía nacional de China.

Puede ser que el gobierno de CFK esté ocupando el segundo lugar en la tabla de posiciones de los ‘enemigos’ de los explotados - con Macri o de De Narváez disputando el primero y segundo puesto con Duhalde. Pero a diferencia de éstos es el gobierno, es decir, el gerente de los negocios capitalistas y el encargado de proteger las relaciones de explotación existentes. Esto lo transforma de secundario en principal; un obrero no puede reclamar al pelirrojo o a Carrió, y sólo en un espacio limitado a Mauricio. El que no lucha contra el gobierno de turno no lucha contra el poder; orientar a las masas contra la oposición parlamentaria no les rendiría nada, por eso tampoco les interesa. Solamente en una crisis de poder se plantea la necesidad de distinguir a los campos que se disputan su resultado; en este c! aso, solamente en éste, hay que distinguir al enemigo, del enemigo de nuestro enemigo, y enfilar las baterías contra el primero - sin apoyar políticamente al segundo. La ‘izquierda nacional’, por el contrario, se ha integrado a uno de los campos burgueses de un modo estratégico, hasta la última gota de la cicuta - por eso acompañó a Perón, los bolivianos Paz Estensoro y Siles Suazo, los peruanos Haya de la Torre y Alan García, Frondizi, Isabel, hasta la completa capitulación de éstos ante el imperialismo. Siguiendo la metáfora de la niña de 20 años que Galasso quiere enamorar aunque a los 60 ella pueda quedarse sin dientes, los ejemplos advierten que mucho antes de desdentarse la damisela nacional y popular se convertirá en prostituta.
El kirchnerismo

El gobierno kirchnerista es el síndico de la quiebra de 2002: vino a pagar las deudas del menemismo y de la dictadura. O sea, a rescatar el capitalismo, no a transformar las relaciones sociales capitalistas que llevaron a la quiebra. No es menos cipayo sino más, el gobierno que paga la deuda usuraria, que aquél que la contrajo. Los K la renegociaron a partir de los niveles usureros que alcanzó en 2000/1, incluidos sus intereses. Fue el eje de la reestructuración capitalista del país, en los términos que lo dejó Duhalde-Lavagna. Mantuvo con fórceps (subsidios) el régimen de privatizaciones y todas las formas de trabajo precario y en negro. La Bolsa llegó al tope; se expandió la frontera territorial y financiera de la explotación latifundista de la soja. Galasso saluda la reestatización de! las AFJP, pero sin la advertencia que hicimos nosotros - que sería usada para pagar a la usura internacional. La Anses es ahora una AFJP estatal, pues se rige por un sistema de capitalización, no de reparto, y el dinero se invierte en la compra de títulos de la deuda pública. Kirchner hizo lo que ningún capitalista hubiera imaginado en sus menores sueños: pagar la deuda externa al extremo de reducir su parte flotante, del 200% al 18% del PBI, mediante el recurso de enchufársela a la Anses, al Pami, a la AFIP y al Banco Central.

Se ha ejecutado la mayor confiscación económica del pueblo de toda la historia: el próximo default se lleva puesto, no a los acreedores extranjeros, que de todos modos siempre son rescatados, sino a los jubilados y a la moneda nacional. Gracias a esto, empieza ahora un nuevo ciclo de endeudamiento, que ha arrancado por las provincias y por el sector privado. Los capitales extranjeros invaden la Bolsa y los títulos públicos; esto significa, políticamente, que este es su gobierno - sin atarse las manos para cualquiera que ofrezca ir más lejos. Ningún capitalista quiere destituir a un gobierno al que le compra la deuda. Agreguemos a esto la ley antiterrorista que los K hicieron votar al Congreso a pedido de Bush, que proscribe a cualquier organización que se solidarice en forma efectiva con las luchas nacionales de otros pueblos; o el alineamiento co! n el sionismo frente a Irán - y vemos que Galasso está alineado con los peores intereses del imperialismo. Ah!, la ley de medios, volcada a los intereses de los pulpos de la telefonía y al alcahueterismo oficial de los que encubren a Pedraza; o la asignación por hijo, promovida por el Banco Mundial, que consolida un régimen de exclusión social por referencia al derecho al trabajo, y que pagan los jubilados de la Anses - y hasta por último algunas concesiones sociales o legales, sin las cuales un gobierno del gran capital no podría gobernar ni por un instante en un sistema democrático-electoral. El gobierno actual es el de los mayores pulpos mineros y petroleros y de los banqueros - los que más han lucrado con la valorización de la deuda pública; del gran capital financiero sojero-exportador; de las privatizadas; y del juego. ¿Por qué diablos un partido socialista no! debiera combatirlo?

A Galasso le parece desacertado caracterizar el conflicto por las retenciones de soja como interburgués - quiere decir con esto que hacemos abstracción de cuál posición era más conveniente para el desarrollo nacional. Pues, precisamente, nuestra posición fue: ninguna. A la defensa de la tasa de ganancia agraria de los sojeros, de un lado, se opuso la defensa del pago de la deuda externa, del otro. El fracaso del gobierno en este conflicto, lo llevó a recapturar los fondos de las AFJP para evitar el default y pagar la deuda. Luego hizo lo mismo con las reservas del Banco Central; no existe una posición progresiva entre la renta agraria y la renta financiera.

A Galasso lo atormenta, sin embargo, la reelección. ¿Che, Altamira, querés que ganen los Duhalde-Macri? “No te enojés si te lo dicen”, agrega, con ese histrionismo recogido de los bajos fondos. Es el penúltimo bastión argumental de los Galasso. Pero si CFK pierde no será por los recursos que exhiben sus ‘destituyentes’ ni por el Partido Obrero - sino porque es ‘funcional’ a los Pedraza, a los banqueros, a los pulpos mineros, etc., y a la desorganización económica que resulta de jugarse por esos intereses. Pero ¿qué sería la reelección de Cristina, Galasso? Sería la reelección del protector de los terratenientes bonaerenses, Scioli; de los Gioja, los Insfrán, de los representantes del gran capital automotriz y de la enseñanza religiosa, como los Schiaretti o hasta la ‘rentrée’ de Reutemann. Estos derechistas sin recuperación, se convertirían en los sucesores de CFK. Nadie que no haya caído en una profunda bancarrota política puede plantear una línea como la de Galasso.
El Partido Obrero

El último argumento de Galasso es que “la lucha de clases” (Galasso insiste en esta expresión cuanto más aboga por la colaboración de clases) no ofrece ninguna oportunidad a la izquierda; hay que conformarse con lo que hay. Los kirchneristas no van más lejos, porque la ‘lucha de clases’ no da; la culpa no la tiene ninguna fuerza política, sino la abstracción ‘lucha de clases’. Pero si este es el caso, ¿qué le están ofreciendo a esa ‘juventud maravillosa’ que acaban de descubrir los colegas de Galasso, de Carta Abierta? Resignación, acomodamiento, cooptación, corruptela y cinismo político. Galasso tuvo la muy mala suerte de vender su carne podrida contra Altamira y el PO cuando las masas bolivianas se estaban alzando contra el gobierno kirchnerista de Bolivia, que acaba de adoptar el programa de la derecha y recibir su apoyo político. Pero este alzamiento, como otros tantos en Europa y en Asia, son la expresión de la tendencia de los explotados frente a la bancarrota mundial del capitalismo, que se desarrolla a la vista de todos, provocando una degradación social sin precedentes. En estas condiciones históricas, que necesariamente comportan una transición entre situaciones no revolucionarias y revolucionarias, nuestro partido desarrolla una organización obrera y socialista, que sería imposible sin el desenmascaramiento del ahora sí definitivamente desdentado nacionalismo burgués. ¿Por qué el gobierno ha puesto en marcha todos los recursos del Estado, incluidos los paraestatales de la patota, por un lado, y de los escribas cortesanos, por el otro, contra nuestro partido, el Partido Obrero; por qué nos han convertido en su ENEMIGO PRINCIPAL , si no es, precisamente, porque temen como a la muerte la emancipación política de la clase obrera?

ABAJO EL PACTO CFK-PEDRAZA, fuera la patota de los ferrocarriles y de los sindicatos.

Juicio y castigo a TODOS los culpables del asesinato de nuestro compañero Mariano Ferreyra.

7 de enero de 2011

Nota de Norberto Galasso a Jorge Altamira
¿A dónde vas, Jorge Altamira?
Norberto Galasso
Nunca nos hemos tratado, pero nos conocemos y tenemos un punto teórico común: es necesario crear la sociedad solidaria, igualitaria, donde brote y se consolide el Hombre Nuevo. Eso creo yo y ahí pongo mis modestos esfuerzos: en la liberación nacional y social de una América Latina unida. Vos decís que también luchás por ese objetivo. Entonces, me creo con el derecho a preguntarte: ¿Adónde vas, Altamira? ¿Adónde? ¿A qué conduce tu política?.
Disculpame, pero yo no creo que en lo profundo de vos mismo puedas suponer que la interrupción del kirchnerismo en el gobierno va a llevar al P.O. a la Casa Rosada, ni tampoco que le va a provocar un gran crecimiento político.
No. No creo que estés tan al margen del desarrollo de la lucha de clases ni que, en nombre del marxismo, saques conclusiones que sólo es posible admitir en un adolescente generoso y utópico -de esos que, en pequeño número, te siguen- y que cree que se puede asaltar el cielo así como así, mañana mismo, con la revolución perfecta, completita, sin contradicción, ni imperfección alguna. No. A los pibes los entiendo - a “tus pibes”- y eso me duele porque así seguramente pensaba el pibe Ferreyra. Porque a los 18 o los 22 años es posible querer salir de las desgracias, del desaliento, de la injusticia, luchando contra todos al mismo tiempo y de una vez, a todo o nada. Lo lamento por los pibes porque ellos ponen el cuerpo y la derecha no anda con vueltas. Pero, a vos no te lo puedo entender.
Vos viste lo que pasó con el corte de vías el otro día: 20 muchachos rebeldes, en nombre de 60 compañeros tercerizados, provocaron la bronca de miles de usuarios del ferrocarril en Plaza Constitución y esa bronca fue usada por grupos duhaldistas y macristas, por las barras bravas de Barrionuevo, por los comandos de Ritondo, por las bandas de Duhalde. No es como dice tu compañero Ramal que “sería delirante suponer que el P.O. cortaba en Avellaneda y también el P.O. actuaba” en Plaza Constitución. Si algo hay delirante es precisamente lo de Ramal, porque nadie seriamente ha dicho eso. Lo ocurrido es que, en los hechos, esos muchachitos idealistas que cortaron las vías quedaron aliados, en un mismo operativo de pinzas que vos no previste pero se dio en los hechos, con las bandas de derecha. Entonces, cuando dicen “el P.O. aliado al duhaldismo” no te enojés: en la teoría no es así; en los hechos, sí. Es decir, en la política concreta, el macrista Ritondo es aliado tuyo, y también Cecilia Pando y Posse y Redrado y Puerta y Barrionuevo y Toma. Vos y tus compañeros atacan al gobierno porque lo que no ha hecho, por lo que falta; ellos lo quieren voltear por lo que ha hecho y lo que ha hecho es suficiente para que no lo soporten. Pero en conjunto vos y ellos creen que es conveniente interrumpir el avance del kirhcnerismo, es decir, la reelección de Cristina.
Claro, ellos, la derecha, están en lo suyo, no soportan la Ley de Medios, no soportan el recupero de los aportes jubilatorios por el Estado, ni el Unasur, ni tampoco la Asignación Universal por hijo, ni ponerle coto al FMI. Ellos están molestos por el protagonismo popular, por “los oscuramente pigmentados” (como decía el conservador Reinaldo Pastor) y entonces dicen ahora, haciéndole ‘el bocho’ a los vecinos más reaccionarios: “Somos xenófobos y ¿qué?: los bolivianos y paraguayos nos ocupan las escuelas y los hospitales”. Pero vos no podes coincidir con eso. Ya sé que no coincidís en la teoría, pero en los hechos, sí. En la teoría vos sabés de la gesta altoperuana contra los realistas y seguramente sabés del “Moto Méndez” y “el indio Camargo”y Juana Azurduy” y tenés afecto por bolivianos y paraguayos (¡Cómo no tenerlo por Solano López, .compañero de lucha contra el mitrismo oligárquico financiado por el Imperio Británico) pero, sin embargo, vos tocás en la misma orquesta de los xenófobos. Es en la misma orquesta, mi viejo, aunque no estés orquestado en conspiraciones de café. En los hechos, sí.
Por eso te repito: ¿Adónde vas, Altamira?. Porque vos debieras saber, lo sabés, supongo, que en política es fundamental conocer al enemigo principal (manual elemental de todo socialista en serio). Y no podés confundir al gobierno -con todas las asignaturas pendientes que vos quieras- con la alianza Duhalde, Macri, Pando y todos los que ya conocemos. No. Eso no te lo voy a entender nunca, ni a justificar.
Por otra parte, vos te formaste en una concepción de la política que otorgaba importancia fundamental, al conocimiento de la correlación de fuerzas. Hay que preguntarse, en cada momento de la lucha, cuál es la correlación de fuerzas. Esto lo aprendiste, como yo, hace muchos años, en los manualitos del socialismo, es el ABC, el primero inferior, como se decía en nuestros tiempos. Y entonces, ¿cuáles son las opciones en juego?. No me explico como no entendés las fuerzas en juego y la opción consiguiente: la vuelta al 2001 o a 1942, según algunos, es decir, el retroceso profundo con respecto a los avances del kirchnerismo, con todas las limitaciones en que probablemente vos y yo coincidamos o la prosecución y profundización de lo que se está haciendo desde el gobierno. ¡Y no podés decirme a mí que aprendiste en los textos clásicos que estas son luchas interburguesas y que es lo mismo Cristina en el gobierno que la Pando o Duhalde? No, vos sabés que no podés decirme eso, porque eso te invalidaría para actuar concretamente en las luchas políticas que se están dando hoy y aquí.
Vos viviste muchas cosas, Altamira, como las viví yo. ¿O perdiste la memoria? Y las que no viviste, te informaste por una abundante literatura política.¿Qué hizo la izquierda abstracta , toda la izquierda, desde anarquistas, socialistas, comunistas hasta trotskistas, en el 30?. Todos contra Yrigoyen. Y vino Uriburu, y después él mismo se encargó de torturar y fusilar, incluso a algunos de estos izquierdistas teóricos que habían sido funcionales a esa derecha fascista. ¿Era lo mismo Uriburu que Yrigoyen? Evidentemente, no. ¿Había que hacerse irigoyenista, en ese principio de la decadencia del radicalismo? Tampoco. ¿Correspondía colocarse al margen de esa lucha porque eran luchas interburguesas? Menos aún. La única política correcta era la que enseñan los clásicos: al lado del yrigoyenismo, con independencia, junto a la clase media que hacía su experiencia de poder y evidenciaba sus limitaciones. Porque no fue por las limitaciones sino por los aciertos que torturaron y asesinaron radicales en 1931 y había que estar ahí, contra la dictadura y al mismo tiempo junto a “la resistencia radical” denunciando al alvearismo entreguista. Claro que después el radicalismo terminó en De la Rúa y todo lo que conocemos, pero eso no significa que hubiese que atacarlo en su mejor momento, cuando tenían a la mayoría popular apoyándolo. Vos lo sabés bien, porque eso se llama “dialéctica” que en lenguaje de barrio quiere decir: no hay que dejar de enamorar a una mina de 20 años pensando que dentro de 60 años estará arrugada y desdentada. O de otra manera: la degradación del menemismo no justifica a quienes estuvieron con Braden y contra Perón, en el 45.
No puedo creer que no me entiendas, porque entonces sería vano este escrito, inútil totalmente. Y no me digas, tampoco “en esa época, nosotros éramos muy chiquitos y nos hacíamos pipí en la cama”, porque te contestaré como Jauretche, lo peor es que siguen meando en la cama también ahora. Porque también en el 45 y en el 55 sucedió lo mismo, salvo la posición de “Frente Obrero” y sus seguidores de la Izquierda Nacional, que salvaron el honor del socialismo revolucionario junto a los trabajadores peronistas. De lo que ocurrió después que cayó Perón, ¿te acordás?, sin duda, ¿Qué vino? ¿El socialismo, acaso? Sí, quizás el de “Norteamérico” Ghioldi justificando los fusilamientos del 56 porque “la letra con sangre entra”. No eran lo mismo Perón y el Alte Rojas, lo sabe cualquier laburante sin haber leído jamás a don Carlos ni a Vladimiro Ilich. Lo sabe porque está en la realidad de la lucha de clases, aunque no sepa lo que es la lucha de clases que la mayor parte de la izquierda predica en los fermentarios y talleres de formación con las ventanas cerradas a lo que ocurre en la calle.
¿Puede ser que no me entiendas? Y no te confundas, te lo digo otra vez. Yo no te digo que te hagas kirchnerista. Te digo solamente que no se es izquierda cuando se califica a todos los demás de ser lo mismo, burgueses, echando fuegos de artificio que ilusiona a los adolescentes. Se es izquierda en la acción política concreta y aquí, en América Latina, con años de dependencia y expoliación, cuando aparecen gobiernos con vocación popular-quizás vos digas burgueses disfrazados de populismo- yo no pido que abandones tu organización y te incorpores, a ellos, sino que te pongas al lado. No al lado de la derecha y en contra de ese gobierno. Te lo dijo Lenin, Altamira: “golpear juntos, marchar separados”.
“Junto” con las mayorías populares, aunque las direcciones políticas no sean todo lo que vos quisieras. Y “separados”, es decir, manteniendo la independencia ideológica, política y organizativa, pero jamás serle funcional a la derecha. No, mi viejo.
Porque entonces vas entrando en un juego en que puede caer sobre vos la responsabilidad de lo que ocurra a militantes que son víctimas de enfrentamientos como los que hemos visto, heridos o muertos para que en definitiva no se haga la revolución, sino para que la derecha llegue al poder y persiga a los pocos que te queden.
Hace pocos días lo dijo Rafael Correa, con respecto a su intento de darle una salida popular al Ecuador, protestando porque una “izquierda”, a la que llamó “boba”, se complace en atacarlo haciéndolo el juego a la derecha. Lo mismo dice Hugo Chávez respecto a furibundos ex guerrilleros que se le oponen haciéndole el juego a los dueños de la televisión y los grandes grupos económicos de Venezuela. ¿No bastan acaso las fotos del lanzamiento de la candidatura de Duhalde, con el macrista Ritondo y la procesita Pando, obras maestras del terror?. Son ellos los que acechan, los que quieren volver, quieren otros treinta mil desaparecidos, de los cuales caerán también muchos de los tuyos. Y no podés hacerle el juego. No podés crear condiciones para que los diarios digan “ EL P.O. en Avellaneda y el duhaldismo y el macrismo, en la Plaza Constitución, operaron contra el gobierno y provocaron incidentes”. No, mi viejo, no podés. Sería un error gravísimo y en política, ya lo sabés, un grave error es peor que un crimen.
Porque en estos países los movimientos nacionales y populares jugaron un papel importante, aunque hayan sido inorgánicos, tumultuosos, “oro y barro”, “abismos y cumbres”, como decía Jauretche, pero en el balance final expresaron avances populares, tanto Yrigoyen como Perón.
A veces, los periodistas dicen que en la Argentina no hay izquierda real. Y claro, si grupos semejantes al tuyo confundieron a Biolcati con Mao Tse Tung y a Llambías con Trotsky y se colocaron alrededor de “la mesa de enlace agropecuario” enfrentando al gobierno junto a las señoras “bien” del Barrio Norte y los grandes sojeros. En esa ocasión, vos estuviste mejor que ellos, pero no bien. No apoyaste a los ganaderos, pero dijiste que eran luchas interbuguresas. Pero, entonces, decime, ¿toda la historia argentina son luchas interburguesas que no deben importarle a los trabajadores?. Yrigoyen derrocado por los conservadores, Perón enfrentado a Braden y luego derrocado y desterrado, Moreno envenenado y San Martín enfrentado a Rivadavia Y Sarmiento festejando el degüello del Chacho Peñaloza,. Una historia de luchas, sangre y muerte . ¡Y si eso no es lucha de clases, ¿las clases dónde están? ¿Todos son lo mismo, burguesas y todas los enfrentamientos, bombardeos, fusilamientos, etc, son luchas interburguesas?. Si pensamos eso, mejor será que nos dediquemos a la pintura abstracta o a aprender a tocar el violín que con eso no jodemos a nadie. Y esperemos que algún día, allá lejos, cuando aparezca otro cordobazo, pero con una vanguardia iluminada, ortodoxamente formada en nuestras academias de socialismo revolucionario, volvamos quizás a la política, pero podría ocurrir entonces que los trabajadores ya hayan forjado sus dirigentes, algunos socialdemócratas, otras burocratizados, otros “fierreros” que se yo, pero que no reconozcan a quienes durante toda la historia argentina no incidieron para nada y sacaron el 1% de los votos por sostener que millones de argentinos imbéciles se peleaban por diferencias “burguesas” y no por el socialismo.
Sabemos, desde la Izquierda Nacional, que no es fácil ese “golpear juntos” y marchar separados. Inclusive hago autocrítica cuando Ramos se presentó con candidatura propia el 11 de marzo del 73 porque sostenía que era lo mismo Cámpora que los radicales y los candidatos del gobierno militar. Fue un grave error, y ni que hablar del apoyo a Menem, por eso muchos izquierdistas nacionales se colocan a distancia de la historia de Ramos. Pero esta corriente ha sostenido, en general, la única posición correcta, de acompañar a todos los movimientos nacionales de América Latina desde una perspectiva independiente y colocarse claramente frente al enemigo común que, como se sabe, es el imperialismo y los traidores nativos.
Desde esa perspectiva coincidimos en la valoración del peronismo con Cooke, Hernández Arregui, Puigross, Walsh y tantos otros, pero insistiendo que era más correcto jugar por afuera y no intentar forjar la izquierda desde adentro. Pero lo que no dudábamos, en la relación con ellos, fue que los trabajadores estaban haciendo su experiencia y debía acompañárselos y enfrentar al enemigo principal.
Ahora la polémica sigue con motivo de las posiciones del P.O. Y te lo repito: ni oposición implacable al movimiento nacional, como la tuya, ni seguidismo. Pero la tuya puede ser más peligrosa. Porque la derecha sabe hoy que pierde en primera vuelta y va a provocar conflictos durante todo el 2011. Y ustedes no pueden estar ahí, ni cerquita, ¿entendés?.
Haceme caso, Altamira, pensalo a la noche, en el silencio de la medianoche, pensá en los pibes que podés arriesgar y hacerlos jugar de modo funcional a la derecha, porque no hay que hacerle asco a poner el cuerpo pero solo cuando políticamente tiene sentido el peligro que se corre. Mártires porque sí no benefician a nadie sino que enlutan y suman desgracias a las que ya hemos sufrido. Pensá en la derecha que acecha, pensá que pasaría si se hunde este gobierno.
Vos y yo ya estamos más cerca del arpa que de la guitarra y entonces, seguí el consejo de Julián Centeya: En “el finirla, está la salvada”. Ahí uno se puede redimir de viejos pecados. Todavía estás a tiempo y entonces, te lo digo de nuevo, no se trata de hacerte kirchnerista, sino de colocarte críticamente pero acompañando al pueblo en su experiencia nacional, popular. Y te lo digo en nombre de los Estados Unidos Socialistas de América Latina sobre los que profetizó Trotsky en 1940, por aquello que, como sabés, lo llevó a apoyar las nacionalizaciones petroleras de Lázaro Cárdenas y que en el fondo, era su teoría de la revolución permanente y aquello otro del frente único antiimperialista que junto con Lenin presentaron en 1922 a los congresos de la III Internacional. Frente único antiimperialista con obreros, muchos obreros, y también con estudiantes de la pequeña burguesía y otros oprimidos, pero en estrecha vinculación con el nivel de conciencia política de la mayoría, en ese momento histórico ¿no es cierto que te acordás?.
Te lo digo yo, que soy, como decía Scalabrini y salvando las distancias, “uno cualquiera que sabe que es uno cualquiera”. No sea cosa que esta conversación la tengamos que continuar en el 2012, los dos en cana o en el exilio y preparate porque, en ese caso, entonces te lo voy a reprochar todos los días, implacablemente, como esa gota de la canilla que persiste y molesta empecinadamente en la madrugada, te lo voy a repetir una y mil veces haciéndote corresponsable de la desgracia argentina si aquellos que vos sabés volvieran, aprovechando los errores de una izquierda que todavía no se enteró que El Che puteaba desde Guatemala contra “esos mierdas de aviadores” que bombardearon a su propio pueblo aquel trágico 16 de junio de 1955.
Solo puedo agregarte que hay momentos en la vida de los hombres que lo mejor que pueden ofrecer a su pueblo es una profunda autocrítica y un replanteo de posiciones erróneas. Ahí se juega su profunda adhesión al mundo nuevo que predican y por el cual dicen que están luchando.
Pensalo. Un saludo.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Cuba: Reflexiones del compañero Fidel. Un acto atroz

.

.

Una triste noticia se divulgó en la tarde de hoy desde Estados Unidos: la congresista demócrata por Arizona, Gabrielle Giffords, fue víctima de un atentado criminal mientras participaba en un acto político en su distrito electoral de Tucson. Al otro lado de la frontera se encuentra México, el país latinoamericano al que pertenecía ese territorio, cuando en una injusta guerra le fuera arrebatado más de la mitad de su extensión.

Por su árida superficie, muchos de los que emigran de México, Centroamérica y otros países latinoamericanos intentan escapar del hambre, la pobreza y el subdesarrollo a los que han sido conducidos esos pueblos por Estados Unidos. El dinero y las mercancías pueden cruzar libremente la frontera; los seres humanos, no. Sin hablar de las drogas y las armas que en una y otra dirección cruzan esa línea.

Cientos de miles de latinoamericanos, que en aquel país realizan los trabajos más duros y peor pagados, son capturados cada año y devueltos a sus puntos de partida, muchas veces separados de sus familiares más allegados. Ellos esperaban de la nueva administración una rectificación de esa política criminal e inhumana.

De acuerdo a las noticias recién llegadas, 18 personas fueron alcanzadas por las balas, y seis murieron, entre ellas, una niña de 9 años y el juez federal John Roll.

La congresista fue gravemente herida por un disparo en la cabeza. Los médicos luchaban por preservarle la vida.

Está casada con el astronauta de la NASA Mark Kelly. Fue electa por primera vez al Congreso en el 2006, a la edad de 36 años. “Es partidaria de la reforma migratoria, la investigación con células embrionarias y las energías alternativas”, medidas que detesta la extrema derecha.

Había sido reelecta como representante demócrata en las pasadas elecciones.

Preguntado su padre por la prensa si tenía enemigos, respondió: “Todo el Tea Party”.

Se conoce que la ex candidata a la vicepresidencia de Estados Unidos en las elecciones del 2008 y líder del Tea Party, Sarah Palin, publicó en su sitio web como objetivo para los seguidores de su partido, un mapa del distrito congresional de 20 de los representantes que habían apoyado la propuesta de reforma de salud del presidente Obama, y los tenía marcados con la mirilla de un fusil.

El contrincante de la congresista Gabrielle Giffords, era un ex marino que en la campaña electoral apareció con un fusil M-16 en un mensaje, cuyo contenido según se informa era: “Ayuda a sacar a Gabrielle Giffords…Dispara el cargador completo de un M-16 automático con Jesse Kelly.”

En marzo de 2010 la oficina electoral de Gabrielle fue atacada. Ella declaró que cuando la gente hacía eso se tiene que dar cuenta de sus consecuencias; los líderes políticos deben reunirse y decir el límite.

Cualquier persona sensata podría preguntarse si un hecho como este ocurrió en Afganistán o en un distrito electoral en Arizona.

Obama declaró textualmente: “Es una tragedia incalificable, un número de estadounidenses fueron baleados…”.

“Y mientras seguimos investigando, sabemos que algunos han fallecido y que la representante Giffords está gravemente herida…”.

“Aún no tenemos todas las respuestas. Lo que sabemos es que un acto de violencia tan insensato y terrible no tiene cabida en una sociedad libre...”.

“Pido a todos los estadounidenses unirse a mí y a Michelle para tener a la congresista Giffords, las víctimas de esta tragedia y sus familias presentes, en nuestras oraciones.”

Es relativamente dramática y bastante triste su apelación. Hasta los que no compartimos en absoluto sus ideas políticas o filosóficas, deseamos sinceramente que no mueran niños, jueces, congresistas, ni ciudadano alguno de Estados Unidos de forma tan absurda e injustificable.

Es triste recordar que en el mundo están perdiendo la vida cada año muchos millones de personas, como consecuencia de guerras absurdas, pobreza, hambrunas crecientes y deterioro al medio ambiente, promovida por las naciones más ricas y desarrolladas del planeta.

Nos gustaría que Obama y el Congreso de Estados Unidos compartieran con los demás pueblos esas preocupaciones.

Fidel Castro Ruz

Enero 8 de 2011
9 y 11 p.m.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Atentados en Tucson e Islamabad. Romanticismo político y fascismo real

Juan Francisco Coloane (especial para ARGENPRESS.info)

Los atentados que cobraron la vida del gobernador de Punjab, la potente provincia del norte de Pakistán, Salman Taseer, un progresista secular y la del juez de Arizona John Roll, y que tiene en condición muy crítica a la representante Gabrielle Gifford, una demócrata de centro partidaria del programa de reforma a la salud, arrastran el sello del odio ideológico.

Al tener claro la representante Gifford que tarde o temprano sufriría un atentado, después de ocurrido el hecho surge una pregunta indispensable: ¿El objetivo del atentado era G. Gifford en sí misma, o es otro paso en la estrategia mayor de acorralar violentamente las reformas del gobierno de Barack Obama? El caso del gobernador Taseer es similar. Había sido amenazado de muerte por promover un levantamiento a la pena de muerte de los que blasfeman al islamismo, claramente en una señal contra la reforma para construir un Pakistán secular y moderno. En Pakistán ha sido un golpe tremendo porque el gobernador de Punjab tiene un peso político específico mayor y figuraba como posible jefe de estado.

En Estados Unidos ha sido un golpe igualmente serio porque expresa un descenso hacia el fascismo en algunos estados y dentro de estos estados en algunos distritos. Ha sido adverso para los republicanos que no han podido prevenir el lenguaje violento contra el estado federal, de algunos miembros de sus vocerías que no dejan de expresar por los medios, xenofobia y racismo. Después de todo el debate suscitado, si en una próxima encuesta los republicanos aparecen con un número igual o mayor de preferencias del público al que tenían antes del atentado en Tucson, es plausible plantear que Estados Unidos no se librará tan fácilmente de este tipo de violencia extrema y de enemigo interno.

Una condena general se levanta en Estados Unidos cuestionando una retórica en algunos medios como FOXNEWS que ha sido propulsora de la violencia. Sandra O`Connor la ex –miembro de la corte suprema señaló que lo de Tucson le parecía algo propio de Afganistán. No está claro a qué apuntaba la conservadora juez O`Connor. Si al particular período bajo la presidencia de Obama, o a la polarización política llevada al extremo patrocinada desde la anterior presidencia de George W. Bush.

Mientras la política navega en el romanticismo de las ideas y la sospechosa racionalidad, la cuestión del poder real se debate en el límite de vida o muerte. El hilo conductor del extremismo ideológico que origina estos atentados es el mismo que cobró las vidas de tantos políticos y luchadores por los derechos civiles. Corresponde a profesionales del odio. El extremista odia con exuberancia y se transforman en buenos sostenedores del odio debido a que concentran su fuerza en el odio, particularmente por odiar determinada idea o visión del mundo.

En Pakistán es el odio a lo secular que da dividendos políticos y económicos si se considera que el extremismo islámico está en el cruce con el narcotráfico. En EEUU es el odio al Estado Federal, que no es más que un odio a una forma de administrar el país, odio que se viene alimentando desde los albores de la nación americana y que ha sido difícil contrarrestar. Como que ciertos conspicuos ciudadanos en Estados Unidos, algunos alimentados por voces retrógradas, de tanto en tanto volvieran al no tan remoto pasado y se enfrascaran en una condición de insularidad y anarquía que van de la mano. En este caso una anarquía de extrema derecha enojada con el mundo institucional.

Frente al impacto de dos atentados casi simultáneos en dos zonas del mundo tan opuestas como Islamabad-Punjab en Pakistán y Tucson- Arizona en Estados Unidos, el cruce de variables políticas del presente y del pasado no es redundante y el caso de T. Mc Veigh salta de inmediato a la luz.

El 19 de abril se 1995, en pleno período de Bill Clinton en la presidencia, a las 9:02 de la mañana, una bomba destruía en la Ciudad de Oklahoma al edificio del Gobierno Federal Alfred P. Murrah, dejando un reguero de 65 adultos y 13 niños muertos y más de 100 desaparecidos en los escombros.

El principal acusado fue Timothy Mc Veigh, aunque la investigación se dirigió a una amplia red de extrema derecha con una profunda convicción ideológica contra el estado y cualquier tipo de participación de éste en la vida pública. “Estado Satánico”, decía uno de los panfletos encontrados en el grupo.

Las víctimas de este particular enfoque han sido la Primera Ministra Benazir Butho en el propio Pakistán, el depuesto presidente Mujibur Rahman de Bangladesh, muerto en un golpe similar al de Chile 1973. En India, bajo una coincidencia macabra, fueron asesinados tres líderes de apellido Gandhi; Mahatma, e Indira y su hijo Rajiv sin relación de parentesco con el anterior. En Estados Unidos dos Kennedy, Martin Luther King, sin olvidar a Abraham Lincoln. El repertorio del asesino ideológico es un elenco estelar con nombres como Olef Palme en Suecia, Aldo Moro en Italia, además de los muertos en extrañas circunstancias o asesinados como Omar Torrijos, Carlos Prats González, Eduardo Frei Montalva, José Tohá, Lin Piao, Patrice Lumumba, Samora Machel, entre muchos otros.

Asesinar por una idea es el peor asesinato según Gary Wills en su comentario al libro clásico de la guerra fría “Scoundrel Time” (Lillian Hellman.1978). Así se describía al corazón de esa guerra que continúa como el instrumento del pragmatismo más extremo y que favorece a las posiciones polarizadas. La crisis actual del capitalismo nos revela una vez más la devastación del romanticismo político, mientras el fascismo real emerge con todo el peso de su simbología amparada en la destrucción.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

El inconsciente colectivo de la historia: La matanza de Arizona

Jorge Majfud

Aunque a pocas horas de la tragedia de Arizona no se sabe bien quién es Jared Lee Loughner, se puede adivinar que es otro lunático que se inscribe dentro de una tradición, aunque minoritaria, de lo que podríamos llamar “anarquistas de derecha”.

La prensa conservadora se ha encargado de destacar que uno de los libros preferidos de Loughner era El manifiesto comunista, de Karl Marx. No creo que esto importe mucho. El pasado de un lunático pudo haber sido el pasado de una persona normal.

Lo que importa son los factores que condujeron a los hechos. Loughner no le disparó a ningún radical de derecha. No porque fuesen escasos. Le disparó Gabrielle Giffords, la senadora demócrata que se había opuesto a la controvertida ley “antiinmigrante” de Arizona y había votado en favor de la “reforma socialista” de la salud, impulsada por el presidente Obama. Tal vez el hecho de que además sea la primera senadora judía por Arizona no sea un dato relevante, aunque en estos casos es difícil no tenerlos al menos en cuenta.

Por otra parte, la senadora ya había sido identificada por Sara Palin como uno de los “blancos a tirar”. En un mapa de Estados Unidos, la ex gobernadora de Alaska señaló al menos veinte objetivos con una mirilla telescópica y en su cuenta de Twitter aconsejó a sus seguidores: “Don't Retreat -- Instead RELOAD!" (“No retrocedan. Por el contrario, recarguen”). La iconografía y el lenguaje verbal hacen una fuerte referencia a las armas que tanto ama Palin y con las cuales gusta posar. Es de suponer que cuando uno dibuja y habla obsesivamente sobre algo es porque está pensando en algo parecido.

La misma senadora Giffords, refiriéndose a estas publicaciones, había reconocido, meses antes: “estamos en la mira del revólver de Sarah Palin”.

Por supuesto, Sara Palin encribió en su cuenta Twitter las previsibles condolencias por el lamentable suceso en Arizona.

Históricamente, la derecha norteamericana se define, de forma explícita, por su odio a todo lo que tenga que ver con el gobierno, aunque con alguna frecuencia se sirve de él, no para extender los planes sociales sino los poderes del ejército. Probablemente Lee Loughner es otro lunático obsesionado con la gramática inglesa, el mesianismo religioso y el deseo de controlar a otras personas al tiempo que levantan sus armas contra el control del Estado y en nombre de la libertad individual.

El recelo hacia el poder omnipresente del Estado estaba en la concepción de los fundadores de Estados Unidos. Era parte de un experimento radical, iluminista, democrático, que hacía realidad las ideas utópicas más revolucionarias de la Europa del siglo XVII. Pero ya se advierte más de un siglo antes de 1776, en 1620, por ejemplo, con la llegada anárquica del mítico Mayflower, con una posterior colonización que no se subordinaba a la monarquía británica como se subordinaba la colonización española.

Siempre he sospechado que la cultura del automóvil en Estados Unidos tiene su explicación en esos momentos fundacionales, siglos atrás.

También, podemos conjeturar, la obsesión por las armas de las sectas conservadoras. En su origen el derecho a portar armas y a organizar milicias era un derecho constitucional contra el posible despotismo del nuevo estado americano. Poco a poco se convirtió simplemente en una obsesión deportiva, unas veces, y abiertamente criminal, otras. En este último caso, no es casualidad que las víctimas han sido representantes de los sucesivos gobiernos americanos, famosas o casi anónimas para la historia.

Ello explica, a mi forma de ver, por qué una sociedad donde la violencia civil es muy baja en comparación a otros países, periódicamente reincide con actos de magnicidio como los del sábado 9.

Algunos críticos han acentuado su foco en el tono violento que está tomando la política norteamericana. (Abría que aclarar que se deben estar refiriendo a la política interna). En todo caso no deja de ser extremadamente significativo el hecho de que la más inocente de todas las víctimas, la niña que murió en el tiroteo, había nacido el 11 de setiembre de 2001.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Eva Golinger: "El atentado demuestra la decadencia de la sociedad estadounidense"

Jean-Guy Allard

“El atentado demuestra la decadencia de la sociedad estadounidense y hasta que punto llegará la extrema derecha para imponer su agenda”, reaccionó la abogada venezolana-estadounidense Eva Golinger, al enterarse del atentado de Arizona contra la representante demócrata estadounidense Gabrielle Giffords ocurrido en Tucson, Arizona.

“Gabrielle Giffords fue víctima varias veces de acoso y vandalismo por parte de militantes del Tea Party y el Partido Republicano porque ella apoyó la Ley de Salud de Obama en 2010. La lideresa del ultra-conservador y reaccionario Tea Party, Sarah Palin, publicó un mapa con una lista de 17 congresistas demócratas "blancos" de su gente, entre ellos, Giffords”, explica Eva Golinger.

“Palin dijo que habría que "enfocar" y "disparar" para sacarlos del poder. Antes de las elecciones legislativas en EEUU en noviembre pasado, el oponente republicano de Giffords publicó un anunció dónde llamaba a un evento para "Buscar la victoria en noviembre y ayudar remover a Gabrielle Giffords del poder, disparando un automático M16 con Jesse Kelly".

No obstante, Giffords ganó la reelección a su tercer mandato como congresista. “Giffords no es izquierdista, sino de centro. Irónicamente, como la mayoría de su estado, Giffords apoyó fuertemente la revindicación de los derechos de los residentes de Arizona de "cargar armas largas y armas automáticas" en público”.

Concluye la investigadora: “Se ve que será un año difícil para Obama y los demócratas. Los Republicanos están locos por el poder”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Hugo Chávez y la Universidad, ¿conocen la polémica Caso Lombardo, de 1933, sobre la UNAM?

Pedro Echeverría (especial para ARGENPRESS.info)

1. El dirigente del Partido Socialista Unificado de Venezuela (PSUV) Rodrigo Cabezas llamó al debate en la sociedad de la nueva Ley de Universidades, iniciativa que atiza las diferencias entre el Gobierno y la oposición. Los criterios de las partes involucradas pudieran llevar al consenso en torno a un texto transformador de la educación superior. No debemos temer al debate porque de los mismos saldrán puntos comunes, señaló Cabezas.

La Asamblea Nacional aprobó a finales de 2010 la Ley de Universidades, sin embargo el presidente Hugo Chávez la vetó para convocar a un debate nacional encaminado a discutirla de una manera amplia. Para los socialistas la norma tiene que defender la inclusión y transparencia en la ejecución de los presupuestos, sin renunciar a la autonomía universitaria plasmada en la Constitución. La oposición, por su parte, no ve con buenos ojos una iniciativa que lesiona los intereses económicos y democratiza la enseñanza en las casas de altos estudios.

2. Viendo lo importante de ese debate que se libra, incluso en las calles de Caracas, recordé que en México en los años sesenta –en 1968 en particular- su hizo famosa la polémica Antonio Caso-Vicente Lombardo Toledano de 1933, acerca de la autonomía universitaria y la relación que debería existir entre los gobiernos y la educación superior. Esta confrontación entre muy altos intelectuales de la época en un momento en que se fortalecían las ideas socialistas y la burguesía se defendía con todas sus garras, fue muy importante. Caso fue conocido como un filósofo idealista y Lombardo como un político que defendía la filosofía marxista. La realidad es que ambas participaciones -para respaldar resolutivos de sus respectivas mesas de trabajo- fueron de una enorme riqueza para aquel 1933 del México convulsionado que buscaba salir de la profunda crisis económica mundial (1929-32) y buscaba –desde el gobierno- un camino nacionalista radical.

3. De entrada, en los resolutivos de la mesa 1, presidida por Lombardo, se planteó: “Las universidades y los institutos de tipo universitario contribuirán por medio de la orientación, de sus cátedras y los servicios de sus profesores y establecimientos de investigación en el terreno estrictamente científico a la sustitución del régimen capitalista a un sistema que socialice los instrumentos y los medios de producción económica. En esa mesa se concluyó acerca de la identidad de los fenómenos del universo, que la enseñanza de la filosofía debe estar basada en la naturaleza, que la historia debe enseñarse como la evolución de las instituciones, dando preferencia al hecho económico y que la ética debe ser una valoración de la vida. Obviamente el resolutivo fue rico en argumentos y fue Lombardo quien se encargó de presentarlos de manera amplia ante el pleno de delegados. Pero la contundente respuesta no se hizo esperar porque Antonio Caso estaba listo a responder.

4. Antonio Caso era reconocido como una de las figuras máximas de la filosofía mexicana contemporánea. Fue uno de los fundadores del “Ateneo de la Juventud”, así como fue también rector de la Universidad Nacional de México (1920-1923) En su respuesta a Lombardo señaló: La Universidad de México es una comunidad cultural de investigación y enseñanza; jamás preconizará oficialmente, como persona moral, credo alguno filosófica, social, artístico, científico. Cada catedrático expondrá inviolablemente y libre, sin más limitaciones que las leyes consignan, su opinión personal social, filosófica, científica, artística o religiosa… sin preconizar una teoría económica circunscrita, porque las teorías son transitorias por su esencia. Y el bien de los hombres es un valor eterno que la comunidad de individuos a de tender a conseguir. En ese tenor Caso respondió uno por uno los planteamientos de Lombardo, quien entonces era directos de la Nacional Preparatoria de la UNAM.

5. Sin embargo, la respuesta a Caso, del entonces socialista Lombardo –fundador en 1936 y primer secretario general de la CTM, del PP (luego PPS) –conocido socialdemócrata, de centroizquierda y hasta oportunista- fue contundente: Estamos de acuerdo en que la esencia de toda comunidad es la subordinación de los intereses individuales a los intereses de grupo, en que la cultura es la creación de valores; pero no estamos de acuerdo en que los valores culturales tengan el mismo valor, en que el valor religioso tenga la misma importancia que el valor lógico e intelectual. La cultura no ha sido la misma en todas las épocas porque la cultura no es una finalidad. La cultura es un simple instrumento del hombre no es por consiguiente una finalidad en sí. La cultura en sí y por sí no existe, así como tampoco existen la humanidad o el bien abstracto. Así continuó Lombardo su larga intervención para demostrar la posición idealista de Caso.

6. Yo digo que este documento debe ser consultado, si no lo han hecho, por los estudiantes, legisladores y gobierno venezolano para que se den una idea de la discusión que entonces se llevó alrededor de la educación en la UNAM después de las luchas de 1929 que lograron la autonomía. Si bien durante todo el sexenio de Lázaro Cárdenas (1934-40) aquella polémica Caso-Lombardo y otras batallas llevaron a la UNAM a una mayor independencia, también empujaron a la fundación en 1937 del Instituto Politécnico Nacional –institución creada por el gobierno para ponerla al servicio de los trabajadores y los campesinos- para reafirmar la tendencia socializante del gobierno. La UNAM hoy es la más importante institución de docencia e investigación en México y posiblemente de América Latina, pero su aburguesamiento –paralelo al alto grado capitalismo del país- es indiscutible. Pero tampoco el IPN ha podido escapar de esa realidad en la que México apenas titula a un dos por ciento de profesionistas.

7. Nuestras luchas por la educación gratuita, laica y popular tienen que subir de nivel y radicalizarse. No podremos acabar en México con la educación privada burguesa de las clases ricas porque el 95 por ciento de los dirigentes empresariales y gubernamentales tienen su origen en ellas. Hoy sus hijitos cuentan con todo el apoyo del Estado con el argumento de que son mejores. En México se ha buscado dejar por los suelos a la educación pública retirando presupuestos, deteriorando las escuelas, desprestigiando a sus profesores, rechazando a millones de sus estudiantes que pertenecen a las clases explotadas y miserables y despreciando a sus egresados cuando solicitan empleo. Pero los izquierdistas radicales, los luchadores sociales consecuentes, sabemos que más temprano que tarde las cosas van a cambiar en beneficio de los explotados y la educación popular. Por eso también pensamos que Venezuela, Bolivia, Ecuador, Brasil se van a recomponer movilizando a la población como único camino.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Las/os desprivilegiadas/os: Las leyes y su letra muerta

Ester Kandel (especial para ARGENPRESS.info)

Las denuncias de trabajo infantil se asemejan bastante a las de principio del siglo XX, pero las de niñas madres aparecen en la esfera pública con mayor frecuencia, en la actualidad. La falta de aplicación del instrumento legal: Programa Nacional de Educación Sexual Integral, sancionado el 4 de octubre de 2006, lo convierte en letra muerta.

Los debates y disputas alrededor de esta ley se dieron desde el tratamiento del proyecto, con la iglesia católica y con los sectores más conservadores. El hilo conductor de esta controversia ha sido la resistencia al conocimiento, para que las mujeres puedan decidir sobre su propio cuerpo.

Las consignas aprobadas por el movimiento de mujeres defienden:

• Educación sexual para decidir

• Anticonceptivos para no abortar

• Aborto legal, seguro y gratuito para no morir

La educación sexual permite conocer, decidir y prevenir situaciones como la publicada recientemente, sobre la niña sanjuanina de 13 años, que al iniciar el viaje de egresados con el grupo de la escuela primaria, debió ser internada en un hospital por haber sufrido un aborto.

Este caso se agrega a las estadísticas oficiales que indicaban en septiembre de 2010: “115 mil adolescentes se convierten en mamá en la Argentina; una cada 5 minutos. Esta mamás son chicas que tienen menos de 19 años y sus bebés representan el 15,40% del total de los recién nacidos en todo el país.”

Desde hace varios años nos formulamos preguntas acerca de la discordancia entre los discursos sobre los derechos humanos y los hechos; entre la fórmula por lograr la igualdad de oportunidades de varones y mujeres y estos hechos.
¿Quiénes son los responsables?

Existe una cadena de responsabilidades en la implementación de una ley, pero no se puede soslayar la responsabilidad política de las autoridades nacionales, provinciales y municipales. La responsabilidad consiste en tomar todas las medidas para que esta ardua tarea sea exitosa, entre ellas convocar públicamente a los protagonistas, para que jueguen un rol activo.

A la convocatoria a expresar deseos por un mejor año, para el que ahora se inicia, agregamos la necesidad de abordar los problemas de la mayoría de la población infantil.

El ministro de educación, Alberto Sileoni, sostiene:

Tenemos tres obsesiones: la prevención del VIH y otras infecciones de transmisión sexual, la reducción del embarazo entre menores de 18 años y la eliminación del abuso intrafamiliar.

Parafraseando al ministro. ¡qué las obsesiones se cumplan!

La convocatoria tiene que apelar a trabajar con el espíritu de abordar los innumerables conflictos con:

• la preparación del personal docente;

• la convocatoria a los adultos responsables de niñas/niños y adolescentes para hacerlos partícipes;

• abordar los prejuicios y preconceptos sobre el tema

Estas pautas están contempladas entre las tareas que se desprenden del Programa Nacional de Educación Sexual Integral, para poder cumplir con lo establecido en el artículo 1º de la Ley 26.150 :

Todos los educandos tienen derecho a recibir educación sexual integral en los establecimientos educativos públicos, de gestión estatal y privada de las jurisdicciones nacional, provincial, de la ciudad autónoma de Buenos Aires y municipal. A los efectos de esta ley, entiéndase como educación sexual integral la que articula aspectos biológicos, psicológicos, sociales, afectivos y éticos.

La vasta experiencia del movimiento de mujeres sobre el tema, las discusiones en los Encuentros Nacionales de Mujeres, puede ser un aporte a esta insoslayable tarea que hay que encarar.

Es imprescindible que en 2011 se comience a cumplir con la ley de educación sexual.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

¡No al corralito!

Julio Gambina - Víctor Mendibil

El cambio de año se nos presenta con indicadores económicos para el optimismo. Esos índices se sustentan en el crecimiento elevado del producto durante el año finalizado, aún en tiempo de continuada crisis mundial. Todos los análisis descuentan que esa perspectiva se mantendrá para el 2011. En ese marco, en este cálido verano, la mayoría de los medios de comunicación se dedican principalmente a informar sobre la farándula y su agenda de verano, aunque también analizan la coyuntura de competencia electoral (renovación presidencial) en base a los datos provistos por las consultoras.

La economía y la política parecen funcionar muy bien. Todos descuentan el triunfo del oficialismo y la estabilidad del orden económico. La discusión es quien gobierna mejor el capitalismo en la Argentina. Todo indica que estaríamos en un momento de estabilidad, con previsibilidad económica y política.

Sin embargo, con indignación, nos interrogamos si esa es la normalidad de miles de jubilados que debieron hacer colas interminables para percibir parcialmente sus haberes por “falta de billetes”. Un tema que sigue siendo vejatorio para empleados estatales, docentes, judiciales provinciales y nacionales, que aún no cobran sus sueldos y para miles de usuarios de distintas redes de cajeros automáticos qué igualmente deambulan por las calles de la ciudad de Buenos Aires y del interior de nuestro país, intentando recuperar su dinero por la imprevisión de las autoridades monetarias y políticas (Banco Central/ Ministerio de Economía) que no aseguran en tiempo y forma la provisión de billetes para cancelar sueldos y otras obligaciones regulares

El consumo de automotores y turismo bate récord, en clara demostración de la distribución inequitativa de la riqueza, mientras a los sectores de menores recursos se le dificulta el acceso del dinero para el consumo imprescindible. Aquellos sectores bancarizados con elevados márgenes de crédito pueden prescindir del efectivo, mientras resulta imposible para quienes viven de ingresos fijos.

La única explicación es la imposibilidad de las autoridades argentinas para producir los billetes, y la importación de los mismos desde Brasil. A todas luces una improvisación que no resuelve el problema y que castiga, principalmente a los trabajadores.

El capitalismo en la Argentina funciona…, especialmente para los dueños del poder económico, mayoritariamente en manos del capital transnacional. Son curiosamente los dueños de las empresas de energía que no resuelven la distribución de la demanda energética, por falta de inversiones y controles suficientes del Estado. Son también dueños de los principales bancos privados, de un sistema financiero extranjerizado que intenta suplir el déficit de casas matrices con sus ganancias en nuestros países.

Más allá de las disputas políticas que responden a diferencias entre fracciones de las clases dominantes, el problema a resolver para los de abajo, sigue siendo quién detenta el poder. A los de abajo nos complican con el corralito virtual por la ausencia de billetes y ellos disfrutan del gasto suntuario y el crecimiento de sus negocios.

Por eso el desafío es construir alternativa política para cambiar el orden económico y satisfacer las necesidades sociales de la mayoría de nuestro pueblo. Para ello nos comprometemos en el afianzamiento de la CTA como instrumento de lucha y organización de los trabajadores y en la constituyente social para articular un bloque popular que dispute el poder en la Argentina: exigimos, a las más altas autoridades nacionales y provinciales que asuman sus responsabilidades y garanticen en consecuencia nuestro derecho a acceder libremente al dinero correspondiente a nuestros sueldos “acorralados“ en las arcas de quién sabe que multinacional del sistema financiero que tienen cómo principal objetivo local que paguemos, la odiosa, ilegal e inmoral deuda externa.

Julio Gambina es Presidente de la Fisyp.
Víctor Mendibil es Secretario General de la Federación Judicial Argentina.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

¿Quiénes tienen la culpa de tantos casos de trabajo semiesclavo?

Emilio Marín (LA ARENA)

Hubo resonantes denuncias sobre trabajo semiesclavo en campos bonaerenses. Los propietarios son responsables directos pero también tienen que ver una parte de la justicia, el sindicalismo-empresario y los gobernantes.

A fin de año se conoció que la fiscalía de Rubén Gianorio y el ministerio de Trabajo de Buenos Aires habían allanado un campo propiedad de la multinacional Nidera y encontrado 130 personas reducidas a una situación de cuasi esclavitud. Además había adolescentes que se desempeñaban a la par de los adultos, en jornadas que se extendían de sol a sol.

El campo en cuestión está ubicado en cercanías de San Pedro y según se constató en el allanamiento los trabajadores no tenían condiciones mínimas para vivir, pues lo hacían hacinados, sin luz y en algunos casos sin agua potable. Para hacer sus necesidades contaban con pozos cavados por ellos mismos, pues carecían de baños.

La comida le era provista por un almacén de la empresa, donde los víveres cotizaban más caro que en cualquier negocio. El dato recordó las peores injusticias cometidas contra los peones rurales desde tiempos del gaucho y en la primera mitad del siglo XX. Así procedían empresas inglesas y también los patricios argentinos, en los obrajes, los surcos, los ingenios, las estancias, etcétera.

Nidera es una multinacional que está en el lote de las principales cerealeras que operan en Argentina. Junto con Cargill, Bunge, Louis Dreyfuss y otras firmas monopolizan rubros claves del comercio exterior. Y así se quedan con la parte del león de ese comercio que en 2010 tendrá un superávit superior a los 13.000 millones de dólares. La cosecha 2009-2010 fue récord pues llegó a 102 millones de toneladas, con buenos precios.

Esa circunstancia hace aún más abominable la actitud de Nidera, que siendo parte de ese círculo tan privilegiado y multimillonario, trata de ese modo a sus empleados traídos desde Santiago del Estero para desflorar el maíz.

Por supuesto, la multinacional se defendió como trucha fuera del agua. En un comunicado donde hizo su descargo, afirmó que “hemos puesto a disposición de las autoridades los antecedentes y documentación que acreditan el cumplimiento de las condiciones legales de contratación y de trabajo para actividades de desflore en la producción de semillas híbridas de maíz”.

Pero la Fiscalía de San Nicolás y el Ministerio de Justicia rechazaron esos argumentos. Y la AFIP, por su parte, sostuvo que tanto Nidera como otras dos firmas cerealeras allanadas en la provincia de Buenos Aires, Status Ager y Southern Seeds Production, no habían registrado a sus trabajadores. Son otras dos firmas que presumen de ser “líderes” en la producción y exportación de semillas, con buena prensa, ingresos millonarios y abogados prestigiosos. En algunos casos estos letrados se habían desempeñado como jueces o fiscales, como Pablo Lanusse, al servicio de Status Ager.

Los trabajadores percibían en el mejor de los casos 600 pesos por quincena, luego de deslomarse en las condiciones inhumanas ya descriptas.

La ley y la trampa

Hay grados y grados de precarización laboral, pero ya era archisabido, desde el conflicto con los sojeros en 2008, que el sector agrícola ganadero es uno de los peores en cuanto a los bajos salarios, las malas condiciones de empleo y el trabajo no registrado que orilla el 70 por ciento.

De todas maneras el escándalo descubierto el 30 de diciembre pasado supera la cota máxima de esa “habitualidad” usufructuada por las mismas entidades de la Mesa de Enlace que cortaron las rutas del país travistiéndose con los colores de la “Patria”. Dicho sea de paso, este miércoles los popes sojeros tendrán una reunión con el ministro Julián Domínguez al que piensan extorsionar con el precio y condiciones de venta del trigo. Y amenazan con adoptar medidas de fuerza si sus reclamos no son atendidos…

Lo que sucede con los santiagueños más humildes súper explotados en campos de Buenos Aries es parecido a lo que sufren los hermanos bolivianos y algunos argentinos del norte del país en los talleres clandestinos de ropa de marca. La Cooperativa La Alameda de Gustavo Vera ha hecho numerosas denuncias en contra de esas firmas textiles, incluso contra la de Juliana Awada, flamante esposa de Mauricio Macri.

Los medios monopólicos apenas citaron el caso Nidera. En cambio a mitad de semana en el programa 678 de la Televisión Pública se lo debatió y una joven investigadora universitaria planteó que no se trataba de un fenómeno de esclavitud sino de algo propio del capitalismo. Su intención era buena porque efectivamente los pobres laburantes habían firmado un contrato y percibían un magro salario, siendo formalmente libres (aunque para abandonar el establecimiento debían saldar antes sus deudas y contar con dinero para el pasaje de regreso a su provincia, que no tenían).

El debate, como era lógico, puso en tela de juicio el rol de los gremios del sector, como la Uatre de Gerónimo “Momo” Venegas. Hubo coincidencia en condenar la desatención total de este gremio para con los trabajadores y en marcar el compromiso político de Venegas con la Sociedad Rural y el duhaldismo.

A Julio Piumato, miembro de la CGT e invitado al programa, no le gustó la mención de Nora Veiras a que Venegas había sido hasta el año pasado parte del Consejo Directivo de la CGT.

Sin embargo parece un valor entendido que si las cerealeras han lucrado de ese modo casi esclavista es porque varios gremialistas han abandonado completamente la tarea sindical que les correspondía.

Piumato planteó, en defensa del primer peronismo, que con el “Estatuto del Peón” no existían estas desgraciadas situaciones de hoy. Por cierto que esa legislación fue un gran avance y debe ser reconocida. Pero es de una gran ingenuidad, o algo peor, creer que con una ley las injusticias de la oligarquía terrateniente y ganadera desaparecieron como por arte de magia. Salvando las distancias, es como darle la razón a Nidera y su comunicado donde aseguró que su personal estaba registrado, que tenía ART y cobertura de obra social. En nuestro país demasiadas veces se hizo la ley y continuaron las trampas.

Dejar de mirar para otro lado

Las responsabilidades de las empresas involucradas en estos escandalosos casos de súper explotación son indelegables, están comprobadas fehacientemente y hay investigaciones judiciales en curso. Es de esperar que estas vulneraciones de la ley laboral y evasión fiscal no queden en aguas de borraja. Por de pronto hubo una jueza que consideró innecesario allanar el campo de Nidera. La aparición en Ramallo del ex fiscal federal Lanusse como abogado de Status Ager abre interrogantes sobre si esa causa se va a profundizar.

Los primeros 130 santiagueños han sido repatriados a su provincia, pero si allí no consiguen un trabajo digno es posible que vuelvan a caer en tentáculos tan o más siniestros que los de Nidera. ¿El gobernador radical K, Gerardo Zamora, tan elogiado por el gobierno nacional, se va poner algún día las pilas para que a sus comprovincianos más humildes no los tomen como mano de obra barata y casi esclava?

La mención a Zamora da pie para una reflexión sobre la responsabilidad del gobierno provincial y nacional en el caso de marras.

Daniel Scioli podrá alegar que su ministro de Trabajo, Oscar Cuartango, fue parte de la denuncia y allanamiento del campo en San Pedro. Y es cierto. ¿Pero por qué no actuó antes? ¿Acaso no sabía de esas irregularidades e infracciones laborales por parte de esas multinacionales? El gobernador bonaerense inauguró en 2008 y 2010 la exposición agropecuaria Expo-Agro, de Clarín y La Nación, donde Nidera fue uno de las principales auspiciantes. ¿No hay ninguna autocrítica para hacer en La Plata? Sería interesante un racconto de los préstamos del Bapro porque casi seguramente esas firmas han sido beneficiarias de los mismos.

Por otro lado, ¿cuántos inspectores rurales tienen Cuartango en Buenos Aires y Carlos Tomada en el orden nacional? ¿Cuál ha sido su trabajo en los dos últimos años en el combate contra esas situaciones de flagrante injusticia?

La AFIP de Ricardo Echegaray hizo un aporte indirecto cuando denunció la evasión de Bunge vía la subsidiaria de Uruguay. Esa debió ser la señal para una ofensiva de diversas áreas del gobierno provincial y nacional husmeando no sólo en los impuestos eludidos sino también a la negritud imperante en las relaciones laborales de esos feudos. Que se sepa el ministro Domínguez no ha estado muy activo en esa temática.

Están rigiendo aún normas heredadas de la dictadura militar como la ley N° 22.248 de trabajo agrario, en la que quiere apoyarse Nidera para justificar lo injustificable. ¿Y el Congreso nacional, tanto el kirchnerismo como las variadas bancadas de la oposición, no se dieron cuenta que había que anular esa ley videlista y legislar a favor de la peonada?

Algo similar ocurre con la precarización imperante en los ferrocarriles, que desembocó en el asesinato de Mariano Ferreyra. La efectivización de los tercerizados sigue estirando los plazos, ahora hasta el 20 de enero.

Sean olvidos imperdonables o complicidades de vieja data, habría que ocuparse de estos temas sociales en 2011. De lo contrario las expresiones de asombro y piedad, cuando haya otra muerte u otro campo con semiesclavos, serían puro cinismo.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Deuda externa: Usura y fraude

Jesús Olmedo (COPENOA)

El monto de la deuda externa Argentina asciende a 117 mil millones de dólares. Esta deuda es una estafa y la usura y el fraude son los que han enturbiado este problema.

Un Sr. declarado ciudadano ilustre, llamado Alejandro Olmos, tuvo una visión muy rápida y certera de esta estafa y presentó una denuncia judicial contra el Ministro Martínez de Hoz, la cual llevó 18 años de investigación, y en el 2000 el Juez Ballestero, dio un fallo histórico, confirmando que luego de años de estudios y controles, la deuda externa no tiene ningún tipo de justificación: ni económica, administrativa ni financiera, y que el monto de la misma es el resultado de la irracionalidad de muchos dirigentes políticos y económicos, en la época del proceso militar.

Esta conclusión se presentó con los detalles de la investigación de 50 peritos de muy alto nivel, en el Congreso, donde nunca hubo quórum para su tratamiento definitivo. Martínez de Hoz, fue sobreseído y demás culpables están libres.

Como epílogo se puede decir que la dictadura militar ha dejado gran parte de esta deuda porque la dictadura militar ha sido un gobierno no legitimo y no reconocido por el pueblo de tal manera que la irresponsabilidad de esos gobiernos no debe caer sobre los argentinos.

Veamos un ejemplo: Los militares compraron 4 submarinos a Europa solo les mandaron 2, pero se cobraron los cuatro. Este ejemplo demuestra como la deuda externa argentina es fraudulenta y así de esta manera se puede documentar otras pruebas que justifican que la deuda argentina ya esta más que pagada al club de Paris.

Esta preocupación ha generado por la Cámara de diputados de la Nación: la creación de una Comisión Especial Investigadora para llegar al final de un proceso que terminará posiblemente en el mes de marzo del 2011 y así presentar una denuncia frente al Tribunal de la Haya.

Llamamos a quienes han sido elegidos para servir al pueblo desde el Congreso de la Nación a cumplir con sus responsabilidades constitucionales en la defensa de los derechos humanos de toda la población, empezando con nuestros niños/as y jubilados/as. Pedimos: presupuesto para el pueblo, auditoría de la deuda y no pago de lo que no debemos.

Todo el pueblo debe movilizarse y apoyar esta iniciativa que nos afecta a todos. ¡Todos contra la deuda externa!

El sacerdote claretiano Jesús Olmedo, reside en la ciudad fronteriza de la Quiaca, provincia de Jujuy, y fue invitado por el congreso de la Nación a participar de un espacio de reflexión y de debate acerca del problema de la deuda Externa Argentina.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina: Comunidad tehuelche-mapuche recupera territorio ancestral en Chubut

Raquel Schrott - Ezequiel Miodownik (BIODIVERSIDADLA)

El 29 de diciembre del último año, la comunidad tehuelche-mapuche Sacamata-Liempichún, del paraje Payaniyeo, en la localidad de Alto Río Senguer, al sudoeste de la provincia de Chubut, ocupó 500 hectáreas del territorio ancestral que reclama. Entrevista a Waldo Liempichún, vocero de la comunidad.

Waldo Liempichún sobre la recuperación territorial en Alto Río Senguer

El 29 de diciembre del último año, la comunidad tehuelche-mapuche Sacamata-Liempichún, del paraje Payaniyeo, en la localidad de Alto Río Senguer, al sudoeste de la provincia de Chubut, ocupó 500 hectáreas del territorio ancestral que reclama. Entrevista a Waldo Liempichún (24), vocero de la comunidad.

P: ¿Cuántas familias componen la comunidad Sacamata-Liempichún?

R: Somos alrededor de cuatro familias numerosas: cada familia tiene de quince a veinte integrantes. En la comunidad estamos trabajando sólo los núcleos familiares.

P: ¿Cómo transcurrió el día 29 de diciembre?

R: Fue un día muy alegre... Hubo mucho sentimiento, muchas emociones juntas. Después de muchísimos años, volvimos a recuperar lo que nuestros antiguos nos dejaron. Fue un día muy especial para nosotros.

P: Ustedes reclaman como propias 10.000 hectáreas. ¿Cuál es la historia detrás de esos lotes?

R: Esas hectáreas se le otorgaron al cacique Juan Sacamata por haber influido en la Campaña del Desierto. Se las otorgaron a nuestro cacique en el año 1925. Después, por una resolución del Estado nacional, nos sacaron los mejores pastizales y las mejores tierras. Luego, tres colonos apelaron a la solidaridad de las familias para pasar un invierno en el campo: se terminaron quedando con animales y se apropiaron de la tierra. Y se les otorgaron títulos. Ellos nos sacaron un porcentaje grande, alrededor de 2000 hectáreas, la mitad de la reserva que nos quedaba, porque ya nos habían sacado 5000 hectáreas. Las restantes las remató el juez de paz con gente viviendo adentro, con todos los bienes. Nos sacaron todo: las lanzas, las banderas de guerra. Nos quedamos sin nada. La gente que quedó tiene que trabajar de peón del nuevo estanciero. Pese a los numerosos reclamos que venimos haciendo desde la década del cuarenta, nunca tuvimos respuesta.

P: Y antes de decidir tomar las tierras, ¿dónde vivía la comunidad?

R: Gran parte de la comunidad se tuvo que ir de la localidad de Alto Río Senguer porque el pueblo mismo no nos da desarrollo. Yo, cada vez que vengo acá, veo caras nuevas, gente nueva... Nunca nos vino el desarrollo. Tanto yo como mis hermanos y mis primos estamos trabajando afuera, pero gran parte de la familia está en Alto Río Senguer.

P: ¿Quiénes ejercen actualmente la propiedad de los terrenos a los que quieren volver?

R: Son tres terratenientes usurpadores de nuestros campos los que hoy estamos enfrentando.

P: ¿Y estas personas guardan alguna relación con los colonos de los que hablabas anteriormente?

R: Sí, tienen relación directa. Ahora se está destapando la olla. Entre todos ellos se cubren. Nos quisieron dejar encerrados en el propio campo poniendo candados. Hay mujeres embarazadas, hay niños, hay personas adultas, ancianos. Hicimos una serie de denuncias, de exposiciones. No sabemos para qué lado tira la policía, para qué lado tira el municipio. Nos están retrasando todos los papeles; no sale nada a flote.

P: ¿Piensan recuperar todo su territorio ancestral?

R: Esa es la idea, reclamar todo. Porque cada piedra que hay ahí es sagrada, está llena de historia, toda nuestra historia. Todo nuestro presente y nuestro futuro está en esas tierras, en las 10.000 hectáreas..

P: ¿Qué entienden por reparación histórica?

R: Reparación histórica por todo esto que nos quitaron, por el etnocidio por parte de los terratenientes. Nos sacaron nuestra lengua, nuestras tradiciones, nuestra diversa cultura, que es muy grande, pero no nos mataron.

Raquel Schrott y Ezequiel Miodownik estudian el desarrollo de conflictos por los bienes naturales en Argentina y el potencial de Internet para la distribución de información dedicada. (http://www.autistici.org/ocrn/).

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...

Argentina, Neuquén: Aumentan denuncias por apremios en la Unidad 9

RIO NEGRO ON LINE

En 2010 hubo 39 investigaciones iniciadas por la fiscalía federal. La situación se agravó desde la muerte de un preso en 2008. Para unos fue crimen; para otros, problema cardíaco.

Cada vez con más frecuencia las personas detenidas en la Unidad 9, la cárcel federal asentada en el centro de Neuquén, denuncian que son víctimas de apremios ilegales por parte del personal penitenciario. La situación se agravó desde la muerte de un interno, ocurrida en 2008, por la cual hay 15 imputados, desde el director de la prisión hasta el médico.

El año pasado se iniciaron "39 causas por delitos contra las personas y la libertad cometidas en el ámbito del Servicio Penitenciario Federal".

Así consta en un informe que el Procurador General de la Nación, Esteban Righi, envió a la Cámara de Diputados de la Nación junto con un pedido de creación de otra fiscalía en Neuquén capital.

Como ya informó "Río Negro", Righi mencionó "el alto grado de litigiosidad imperante en la jurisdicción Neuquén". Y al describir la intensa actividad de la única fiscalía existente hasta ahora citó cifras de las investigaciones iniciadas por diferentes delitos. Los atribuidos al personal penitenciario figuran entre los más altos.

La situación se agravó desde la muerte de un interno, Argentino Peloso Iturri, ocurrida el 8 de abril de 2008.

De acuerdo con los testimonios y pruebas reunidos por la fiscal Cristina Beute, Peloso fue retirado de su celda por un grupo de agentes penitenciarios y golpeado en reiteradas oportunidades, incluso en el servicio médico de la unidad. Murió por un paro cardio-respiratorio.

La clave para el futuro de la causa, desde el punto de vista de la fiscalía, es demostrar que Peloso murió a causa de los golpes recibidos. La estrategia de la defensa se basa en que el fallecimiento del interno se debió a un problema cardíaco.

Quince sospechosos fueron indagados, desde quien era director de la cárcel hasta el médico y el enfermero. Ahora el expediente quedó paralizado hasta que se resuelta un planteo de la defensa, que recusó a la jueza Carolina Pandolfi.

En declaraciones que publicó la agencia Rodolfo Walsh, la fiscal Beute dijo que "los presos se juegan mucho al denunciar porque sabemos que el servicio penitenciario opera como una organización en todo el territorio del país, y cuando un detenido cae en desgracia no tiene lugar donde puede estar resguardado".

Federico Egea, abogado de la Asociación Zainuco y querellante en la causa, dijo a la misma agencia que hay testigos que fueron intimidados. "A los que están detenidos los amenazan o los apremian para que cambien su declaración, y a los que no están detenidos los amenazan de muerte", denunció.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ver texto completo...